Local

Zapatero rechaza la multa al juez Tirado y apoya el recurso del fiscal

El presidente del Gobierno mostró su "disconformidad profunda" con los 1.500 euros impuestos de sanción al juez Tirado. José Luis Rodríguez Zapatero comunicó por teléfono al padre de Mari Luz su apoyo al recurso del fiscal y le emplazó a una reunión dentro de dos semanas.

el 15 sep 2009 / 11:38 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno mostró su "disconformidad profunda" con los 1.500 euros impuestos de sanción al juez Tirado. José Luis Rodríguez Zapatero comunicó por teléfono al padre de Mari Luz su apoyo al recurso del fiscal y le emplazó a una reunión dentro de dos semanas. Por su parte, el líder del PP también criticó la sanción.

Un día después de que el ministro de Justicia, Mariano Bermejo, criticase la sanción fijada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al juez Rafael Tirado por no ejecutar la sentencia que condenaba a Santiago del Valle, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mostró su "disconformidad profunda" con la sanción y aseveró que "una inmensa mayoría" de ciudadanos "no entienden" la decisión del Consejo.

Zapatero telefoneó por la tarde al padre de Mari Luz, Juan José Cortés, al que emplazó a una reunión dentro de dos semanas en La Moncloa, para manifestarle su "desacuerdo" y asegurarle que por parte del Gobierno se van "a poner los medios en el respeto de lo que es nuestro sistema legal y Estado de Derecho" y que la Fiscalía recurrirá. De hecho, el propio Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, confirmaba ayer la intención de reclamar la sanción muy grave para el magistrado.

Cortés, que ha convocado una manifestación el sábado en su barrio para mostrar el rechazo a la sanción, agradeció el gesto del presidente y dijo que aprovechará la visita a la Moncloa para entregar en persona los dos millones de firmas recogidas en toda España para pedir penas más duras contra los pederastas. "Me ha prometido que seguirá trabajando y tomando medidas contra la pederastia", indicó Cortés.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, también habló ayer con el padre de Mari Luz, al que le dijo que comparte "su dolor" y ha solicitado a la Fiscalía que haga "el mayor de los esfuerzos para que sus razones sean atendidas en derecho".

Tampoco faltaron ayer las reacciones desde el poder judicial, entre ellas la de los cincos vocales de la comisión disciplinaria que el miércoles votaron la sanción a Tirado. Así dos de los tres vocales del Poder Judicial que votaron a favor de la multa de 1.500 euros, el de la mayoría conservadora Carlos Ríos y el independiente Agustín Azparren, han asegurado que Tirado no actuó con desidia, pues su rendimiento en 2007 fue de más del 100%, un porcentaje de productividad que está "por encima de lo razonable".

Sin embargo, una de las vocales que votó a favor de la sanción muy grave, Montserrat Comas, volvió a reiterar ayer su desacuerdo porque el juez no acordó "ni su ingreso en prisión, ni una orden de busca y captura".

El único apoyo público que recibió ayer el juez Tirado fue del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, que consideró "bastante hipócrita" intentar "hacer responsable por negligencia de la muerte de una niña" al magistrado, cuando su Juzgado sufría "carencias e insuficiencias importantes". Además, aseguró que Tirado se ha convertido en "la víctima propiciatoria a la que hay que sacrificar para que todo el mundo se quede tranquilo" y no se solucione así el problema de fondo que existe en muchos órganos judiciales en España. Por su parte, el magistrado pasó la mañana de ayer celebrando juicios, intentando que la jornada fuera lo más normal posible, pese al acoso mediático en la puerta de los juzgados. En su despacho recibió bastantes visitas de compañeros y letrados, que le mostraron su apoyo.

  • 1