Economía

Zapatero se compromete a que la luz se amolde al ritmo del IPC

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lanza varios mensajes tranquilizadores sobre la actual coyuntura económica -que define como "un fuerte ajuste"- y sobre el bolsillo de los consumidores.

el 15 sep 2009 / 05:47 h.

Combate contra el pesimismo. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lanza varios mensajes tranquilizadores sobre la actual coyuntura económica -que define como "un fuerte ajuste"- y sobre el bolsillo de los consumidores. Por lo pronto, la luz subirá, pero no tanto como propone la CNE.

Zapatero anunció ayer que el incremento de las tarifas eléctricas "se acercará más a la subida del IPC [el Índice de Precios de Consumo]" que al 11,3% propuesto por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

En una entrevista en la cadena Ser, el presidente precisó que "sabemos graduar los momentos y tomar las decisiones pensando en los ciudadanos y en los consumidores". Preguntado sobre cuánto se encarecerá la luz, respondió: "subirá razonablemente" y se acercará más al aumento de IPC (actualmente en el 4,7%), y siendo el jefe del Gobierno, "sí lo puedo comprometer".

José Luis Rodríguez Zapatero quiso lanzar un mensaje de tranquilidad y puntualizó que los porcentajes de los que se ha hablado, como el propuesto por la CNE (del 11,3%), "no será la cifra que adopte el Gobierno", aun siendo consciente, dijo, de que el coste de producción, según todos los informes y los expertos de la energía, es más elevado.

Explicó que la desaparición de la tarifa nocturna es una medida adoptada por la Unión Europea y que ha generado "cierta inquietud", pero matizó que lo que se ha hecho en España es ampliar las horas "en función de las rentas", lo que supondrá al final un ahorro para los consumidores.

El recibo de la luz, que se revisa trimestralmente, se encarecerá en julio, después de que el Ejecutivo aplicara el pasado enero una subida del 3,3%.

Por otro lado, el presidente aseguró que no habrá recortes en la subida de las pensiones mínimas, a pesar de la situación de "fuerte desaceleración", ya que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social llegará a los 56.000 millones de euros en julio.

"Que pasaremos un periodo de ajuste fuerte es evidente, pero lo más importante es que no habrá recortes y mantendremos los compromisos sociales".

Zapatero consideró que "este país puede seguir avanzando aun con el viento en contra, porque estamos bien preparados y hay ambición en empresarios y sindicatos". Puntualizó que uno de los principales problemas es la falta de liquidez para financiar las inversiones de las compañías, y añadió que si es necesario tomar nuevas medidas "lo haremos", porque el Gobierno sigue "día a día" y "minuto a minuto" este tema.

Indicó que el objetivo para este año es tener superávit en las cuentas públicas -pese a que el ministro de Economía, Pedro Solbes, lo ha descartado-, ya que "la economía no es una ciencia exacta y nadie tiene una garantía de cuál va a ser el resultado final".

  • 1