Local

Zapatero subirá las pensiones mínimas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que las pensiones mínimas subirán en 2009 hasta en un seis por ciento. El líder socialista señaló que el incremento es "la respuesta del Ejecutivo a la mala situación económica" y remarcó que la Administración dedicará sus esfuerzos a...

el 15 sep 2009 / 11:22 h.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que las pensiones mínimas subirán en 2009 hasta en un seis por ciento. El líder socialista señaló que el incremento es "la respuesta del Ejecutivo a la mala situación económica" y remarcó que la Administración dedicará sus esfuerzos a "apoyar a los ciudadanos" y no a las empresas que sufren una mala situación por haberse embarcado en procesos que no han sido adecuados para la economía española.

En principio,no hay nada que objetar, si hay dinero en la caja, a la filosofía que impregna este anuncio. La crisis económica empieza a notarse en la vida de los españoles. El país cuenta con dos millones y medio de parados, se incrementan las regulaciones de empleo (un 12% con respecto a las mismas fechas del año pasado), los bancos extreman sus precauciones para prestar dinero y el consumo se contrae.

Pocos podrán dudar de la naturaleza social de esta decisión, pues blinda a los mayores del país ante los vaivenes de las convulsiones económicas. Ahora bien, se echó de menos que ayer no acompañara su "respuesta social" con la apuesta por la innovación, la productividad y la competitividad. El contexto en el que habló -una fiesta minera en la localidad leonesa de Riodiezmo- no invitaba a lanzar avisos de este tipo, pero no es menos cierto que habría complementado su apuesta social con el mensaje de que se puede aprovechar la crisis para dirigir España hacia un modelo económico más productivo y menos dependiente de sectores como el de la construcción.

No es una cuestión menor. Zapatero, que llegó a culpar a Estados Unidos de la crisis que atraviesa España, hace bien en aplicar una política social que, por cierto, también crea empleo. Pero no puede olvidar el ejercicio pedagógico de reclamar nuevos caminos que generen riqueza y bienestar para todos, pues el dinero, incluido el de las pensiones, no sale de la nada, sino que lo ponen los contribuyentes de su bolsillo.

  • 1