Local

Zapatero tiene quien le tosa

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, cree que no debe presentarse a la reelección "si tiene dudas". Se une así a otras críticas, más o menos veladas, como la del presidente castellanomanchego, José María Barreda, que le instó a renovar el Gobierno.

el 25 sep 2010 / 19:05 h.

TAGS:

Zapatero y Fernández Vara se abrazan durante la Conferencia Política del PSOE.
El pasado mes de julio el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, celebró su décimo aniversario como líder de los socialistas. La unidad y las victorias electorales han marcado su liderazgo desde su inesperada irrupción en la Primera División de la política. Hoy la crisis y su gestión hacen tambalear las constantes de estos diez años.

 

Con las elecciones autonómicas y municipales a ocho meses vista -22 de mayo de 2011-, Zapatero ha dejado de ser un activo en muchos territorios de España, incluso donde gobiernan los socialistas. Y los principales dirigentes del partido se lo hacen notar.

El último ha sido el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. El líder socialista extremeño afirmó ayer que el jefe del Gobierno no debería optar a la reelección en las próximas elecciones generales "si tiene dudas". En declaraciones a la Cadena SER y recogidas por Efe opinó que Zapatero tendría que volver a presentarse como cabeza de cartel si está seguro de asumir ese reto.

Las palabras de Fernández Vara se enmarcan en el debate sobre la conveniencia o no de que Zapatero opte a un tercer mandato -con las encuestas totalmente en contra-, para el que volvería a rivalizar, previsiblemente, con el líder del PP Mariano Rajoy. El jefe del Ejecutivo, en el poder desde 2004, no ha dado pistas de la decisión que tomará.

"Si él está convencido de que puede y debe continuar, debe hacerlo, y si tiene dudas, a mi juicio, no debería hacerlo", respondió el presidente extremeño a la pregunta de si Zapatero debería repetir en 2012, cuando están previstos los comicios generales. A juicio de Fernández Vara, "para estar en política, tiene que ser porque estés absolutamente convencido". "Esto es una tarea que exige una amplísima dedicación incompatible con las dudas", recogió la agencia Efe.

Además, preguntado si un eventual sustituto de Zapatero debería ser de nuevo cuño o de la vieja guardia, el dirigente extremeño afirmó: "Lo que ha hecho el PSOE en 130 años de historia es reunirse, debatir y acordar lo que diga la mayoría". "Zapatero era el candidato de once personas y al día siguiente de ganar era el candidato de todo el partido", ha apuntado Fernández Vara en alusión a cuando fue elegido líder del partido en el año 2000.

Pero Fernández Vara no es el primero que se atreve a cuestionar a Zapatero. El pionero fue el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda. A principios del mes de febrero Barreda urgió al jefe del Ejecutivo a cambiar el Gobierno después de la Presidencia española de la Unión Europea (UE) y hacerlo, además, con menos ministros. Con estas palabras el político manchego daba munición a la oposición y, en especial, al PP que desde hacía meses exigían (y exigen) un recorte en el número de ministerios. La entrevista de Barreda en Punto Radio causó entonces un importante malestar dentro del seno del PSOE. Ferraz le reprochó que no expresara su opinión en el Comité Federal celebrado unos días antes y utilizara los medios de comunicación. Durante los días posteriores, el presidente manchego no se arrugó y manifestó que todo el mundo debe tener "muy claro" su lealtad con el Gobierno de España, aunque añadió que "la lealtad implica también la sinceridad".

Una frase similar empleó el líder de los socialistas madrileños (PSM), Tomás Gómez, cuando se negó a aceptar la recomendación del presidente del Gobierno de que abandonara su intención de presentarse a las elecciones a la Comunidad de Madrid. Dos meses después, Gómez es hoy aspirante a las primarias con más de 800 avales de ventaja sobre Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad y la candidata de Ferraz.

El ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, aseguró ayer durante su intervención en la Conferencia Política del PSOE de Extremadura, en Mérida, que la "desconfianza" de los ciudadanos hacia Zapatero es "coyuntural", mientras que hacia Rajoy es "crónica". Las encuestas, las mismas que el PSOE utilizó contra Tomás Gómez, apuntan que el desencanto puede ir más allá.

  • 1