Local

Zapatero ve al PSOE ganador: "España es país de sorpresas"

El presidente presume también de militar en un partido con democracia interna.

el 10 abr 2011 / 20:36 h.

TAGS:

Rodríguez Zapatero, ayer con Tomás Gómez.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, auguró ayer una victoria socialista en las elecciones del próximo 22 de mayo, aunque las encuestas arrojen a día de hoy malos resultados para los socialistas. Parafraseando al expresidente de la Segunda República Manuel Azaña, auguró que "España es un país de sorpresas".


Rodríguez Zapatero acudió a un mitin electoral con el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, el primer acto que ambos coprotagonizan desde que éste se convirtió en candidato ganándole unas primarias a la aspirante preferida por Zapatero, Trinidad Jiménez.
En el acto, el presidente se proclamó además "íntimamente orgulloso" de ser secretario general de un partido con democracia interna: "Un partido donde todos sus miembros, todos, eligen a sus líderes, democráticamente y donde mi voto vale igual que vuestro voto".


En el mitin, celebrado en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, Zapatero también se mostró convencido de que Gómez será "presidente de la Comunidad de Madrid" el 22 de mayo porque el PSOE saca "fuerzas de la democracia para ser más fuertes en democracia". "Lo hacemos siempre y siempre funciona", manifestó ante más de 3.000 personas llegadas de toda la comunidad de Madrid.


"La democracia es lo que más fuertes nos hace, como bien sabe Tomás Gómez", destacó el presidente en su segundo mitin desde que anunció que no competirá por un tercer mandato . Además, Zapatero valoró de Gómez sus convicciones y su sinceridad: "La sinceridad con la que siempre se ha dirigido a todo el mundo, incluido a mí, eso vale más que todo". "En Madrid lo mejor está por venir y lo vas a hacer tú", le dijo el presidente del Gobierno a Gómez, y aseguró que tiene muchas ganas de que el PSM llegue a la presidencia de la Comunidad de Madrid porque así, dado que él piensa gobernar hasta 2012, tendrá "unos meses de esfuerzo y colaboración con el Gobierno de España". "No me puedes privar de esa expectativa", insistió.


Al comenzar el acto, el público le recibió con gritos de "Zapatero" y "presidente", incluida alguna petición: "No te vayas", y con duras críticas al PP y a Esperanza Aguirre: "Dale caña a la bruja", le decían desde el público nada más subir al escenario.


También, los asistentes jalearon especialmente cada mención a la sanidad y a la Ley de Dependencia, y al acabar el mitin se acercaron varias personas a los periodistas para decir cosas como: "Mi hija de 32 años tiene que esperar ocho meses para un resultado de un cáncer de mama". Durante su intervención, Zapatero también agradeció el apoyo de los asistentes y puso su "afecto" a su servicio: "Lo único que me mueve es que a España las cosas le vayan bien y al PSOE aún mejor", manifestó el presidente.


Junto a su apoyo a los candidatos madrileños -en el público estaba la plana mayor del PSM y numerosos aspirantes, entre ellos el de Madrid, Jaime Lisavetzky- el líder del PSOE dedicó buena parte de su discurso a defender sus reformas y sus ajustes como "necesarios" para afrontar la crisis económica.


Referencias a la crisis. De hecho, subrayó que aunque "las elecciones del 22-M son importantes, por supuesto", para que España salga de la crisis "lo decisivo es el compromiso del Gobierno. "Mi compromiso", enfatizó. Es más, advirtió a los ciudadanos de que salir de la crisis aún va a "costar un buen esfuerzo" y "seguir pidiendo comprensión" a la sociedad, pero quiso inyectar esperanza: "Somos un país fuerte que nos vamos a poner en pie".
En la misma línea, aunque defendió que pese a la crisis su Gobierno ha aumentado las becas y agradeció a los empleados públicos su esfuerzo: "No somos todos iguales ante la crisis" y advirtió de que todas sus reformas y todos los "sacrificios" son necesarios.

  • 1