Local

Zapatero viaja hoy a EEUU tras el debate por el retraso de la cumbre

España buscará impulsar las relaciones transatlánticas pese al ‘plantón’ de Obama, que ha provocado que la cita bilateral se celebre fuera de la presidencia española de la UE.

el 02 feb 2010 / 21:03 h.

TAGS:

Obama y Zapatero, en la cumbre entre EEUU y UE celebrada en Praga el año pasado.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se reunirá mañana en Washington con la élite política y económica estadounidense, en un viaje que tendrá como plato fuerte el Desayuno Nacional de Oración y en el que, como presidente de turno de la UE, buscará impulsar las relaciones transatlánticas.

La visita tendrá lugar en medio de la polémica creada tras el anuncio de que el presidente estadounidense, Barack Obama, no viajará a España para participar en la cumbre UE-EEUU que estaba programada en mayo en Madrid. Washington informó el lunes a España de la decisión del presidente Obama de no acudir, aunque lo hizo después de que la noticia fuera filtrada al diario norteamericano The Wall Street Journal. El Gobierno español confirmó ayer a Europa Press que la cumbre se aplazará a otra fecha fuera ya del semestre español. La Casa Blanca, de hecho, ha propuesto que la cita pase a noviembre, para hacerla coincidir con la cumbre de la OTAN convocada los días 19 y 20 en Lisboa.

Desde el Gobierno español, no contribuyen a la polémica. El Ejecutivo entiende los problemas de agenda de Obama y la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, confirma que no están "especialmente preocupados por el tema". Tampoco en EEUU observan problemas en las relaciones bilaterales. Así, el embajador de EEUU en España, Alan Solomont, aseguró ayer que el presidente de su país tiene "una agenda doméstica muy llena ahora", pero que la relación de su Administración con España es "fuerte". En la misma línea habló el subsecretario de Estado norteamericano para América Latina, Arturo Valenzuela, quien aseguró que EEUU "valora enormemente" la relación con España y la UE.

Pero, mientras los dos países tratan de quitar hierro al asunto, la polémica sigue viva tanto en España como en la escena internacional. La prensa europea ha interpretado la cancelación de la cumbre como un golpe al prestigio internacional de la UE. Para el rotativo británico Financial Times, el aplazamiento de la reunión no debe interpretarse como un "desaire" a la presidencia española sino como una "señal" al conjunto de la UE de que Obama no quiere cruzar el Atlántico para participar en encuentros "carentes de sustancia".

Por su parte, el diario estadounidense The Wall Street Journal subraya que "las cosas no han ido bien recientemente para la posición de Europa en la escena mundial", mientras que para el rotativo francés Le Figaro, la Casa Blanca "humilla a Zapatero y devuelve a Europa a sus inquietudes existenciales".

En España, en la misma línea, varios partidos, entre ellos ERC e IU, ven un "fracaso diplomático" en la ausencia de Obama. Una vez más, la noticia ha servido al PP para cargar contra el partido en el Gobierno, en este caso porque -según ellos- la gestión económica de Zapatero ha llevado a España a ser un país de segunda.

"Quizá es que, a pesar de haber sido invitado al Desayuno, no consideran a España en este momento, con este Gobierno, un país de primera", señaló el dirigente del PP Gustavo de Arístegui.

  • 1