jueves, 21 marzo 2019
13:26
, última actualización
Local

Zapatero y Rajoy cierran el año del paro sin reunirse en Moncloa

Los dos líderes dejan asuntos sin resolver: como la crisis o el pacto por la educación.

el 27 dic 2009 / 20:53 h.

TAGS:

Zapatero y Rajoy, en su última reunión en La Moncloa el 14 de octubre de 2008.

El Rey reclamó a los partidos políticos en su tradicional mensaje de Nochebuena la suma de voluntades para asuntos de Estado y un esfuerzo especial para que las diferencias ideológicas no resten energías al necesario consenso que requiere la sociedad para salir de la crisis económica -en un año que terminará con casi cuatro millones de parados-. Pero Zapatero y Rajoy no se reúnen en el Palacio de la Moncloa desde el 14 de octubre de 2008. Y a cuatro días para que termine el año, todo indica que habrá que esperar a 2010 para que dicho encuentro se produzca. Entendimiento y solidaridad fueron las peticiones de don Juan Carlos a los políticos, pero en estos momentos no existe diálogo alguno entre el Gobierno y el PP.

La esperada entrevista entre el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, anunciada ya antes del verano, tendrá que esperar a 2010 a pesar de que han sido numerosas las ocasiones en las que se ha asegurado que esa cita se iba a celebrar en breve. Ya sea por la apretada agenda de Zapatero preparando la presidencia española de la UE o por el tenso clima político de los últimos meses, con el PSOE y el PP enfrentados en prácticamente todos los debates posibles -especialmente a raíz del caso Gürtel- la reunión no ha llegado a concretarse. No obstante, destacan en el Ejecutivo que los puentes no están rotos y que la voluntad de diálogo es absoluta.

Relación telefónica. Durante los últimos meses, Zapatero ha llamado por teléfono en varias ocasiones a Rajoy para mantenerle informado de diversos asuntos, como el secuestro de los tres cooperantes en Mauritania o la liberación del Alakrana en aguas de Somalia. Fue el propio presidente el que anunció en junio su intención de convocar a Rajoy y subrayó su interés de que el PP se sumara al diálogo para lograr dos pactos claves: en educación y planificación energética.

El 9 de septiembre el pleno del Congreso dedicó una sesión monográfica a la crisis económica y el jefe del Ejecutivo insistió en su idea de convocar a Rajoy para estudiar la situación de las cuentas públicas. Reconocía ya entonces que sería "muy difícil" alcanzar un pacto global para atajar la crisis dadas las divergencias ideológicas, pero invitó públicamente al líder de la oposición a discutir "las horas que haga falta" sobre las partidas en las que el Partido Popular proponía reducir el gasto público.

Después, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, añadió un nuevo asunto para el encuentro al insinuar que Zapatero y Rajoy hablarían de la paralizada renovación del Tribunal Constitucional, un tribunal que tiene que resolver el recurso sobre el Estatut presentado por los populares hace más de tres años.

El líder del PP se ha mostrado en todo momento dispuesto a este encuentro con el objetivo, ha avanzado, de hacer que el Gobierno rectifique su política económica; el pasado Día de la Constitución incluso bromeaba con la posible fecha de la cita: "Espero que no sea en Nochebuena". Y no fue en Nochebuena y difícilmente será antes de fin de año.

El último encuentro de ambos en el Palacio de la Moncloa fue el 14 de octubre de 2008, cuando analizaron las medidas excepcionales tomadas por el Gobierno para ayudar al funcionamiento del sistema financiero, sobre las que alcanzaron un entendimiento "bastante amplio". Después mantuvieron un encuentro en el Congreso antes de que Zapatero viajara a Washington para participar en su primera cumbre del G-20.

  • 1