sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Deportes

Zarpazo del Cajasol en Vistalegre

el 20 may 2010 / 20:57 h.

El Cajasol provocó un terremoto en la apertura de los play off. Joan Plaza dio una lección a su Real Madrid y a su sustituto en el banquillo blanco, Ettore Messina, para colocarse a un paso de dar continuidad a una mágica historia que cuenta que el conjunto sevillano siempre elimina al poderoso equipo blanco en la carrera por el título. Las similitudes son tremendas con el último precedente, porque aquella extraordinaria e histórica defensa que exhibió el Caja San Fernando de Javier Imbroda se paseó ayer de nuevo por Vistalegre once años después. Mañana, (18.00) San Pablo se convertirá en el gran teatro de los sueños cajistas.

Como en 1996, como en 1999, el Madrid no se tomó muy en serio al Caja, ni el madridismo, que apenas reunió a 6.000 de los suyos, una de las peores entradas del año. En cambio, las huestes de Plaza creyerondesde el primer minuto, con la idea clara de recuperar la mejor versión de su defensa, la segunda en rendimiento de la ACB, la que les ha llevado a estos pagos del play off. De inicio se parapetó en zona y la estrategia logró relentizar el partido como convenía a los azules, que en los duelos ligueros vio cómo el Madrid desestabilizaba muy pronto. Con la lección aprendida, sólo un elemento quedó fuera del control cajista, el rebote defensivo, donde el Madrid cargaba con todo, obteniendo muchos tiros libres que, no obstante, apenas si les dio para obtener rentas cortas (16-14), porque la maraña cajista logró colocar los porcentajes de tiro de campo del Madrid por los suelos.El Caja logró absorber además la complicada situación de tener a sus dos bases, Calloway y Miso, y a su center titular, Triguero, con dos faltas al final del primer cuarto. Dos faltas consecutivas en ataque (rigurosas y protestadas) y alguna pérdida propició el primer tirón blanco (31-25), que Savanovic y Kirksay neutralizaron con sendos triples al paso por vestuarios (34-31).

Los despistes en el manejo del balón continuaron, pero la reacció cajista fue excelente justo al pisar la zona de riesgo (41-33). La actividad defensiva pasó a ser frenética, por fin cerró el rebote y añadió momentos de notable brillantez en ataque con Savanovic y Radenovic, que con esa inteligencia innata multiplicaron sus visitas al tiro libre. El Caja seguía creciendo (47-51) multiplicando ayudas atrás, como un gran pulpo que acabó por agarrar al Madrid hasta dejarlo sin respiración. Los triples de Ellis y Miso cayeron a peso en el incrédulo Vistalegre (54-66), que veía cómo su equipo sólo lograba anotar 5 puntos de tiro libre y tenía perdido el partido. Enorme este Cajasol que en San Pablo puede escribir mañana otra página brillante de su historia.


- Ficha técnica:
60 - Real Madrid (16+18+17+9): Tomic (6), Prigioni (6), Felipe Reyes (9), Velickovic (6), Sergio Llull (10) -cinco inicial- Lavrinovic (5), Jaric (-), Van den Spiegel (3), Garbajosa (2), Sergi Vidal (-), Almond (-) y Bullock (13).
66 - Cajasol (14+17+22+13): Triguero (4), Ellis (9), Calloway (4), Savanovic (19), Kisksay (14) -cinco inicial- Cabañas (-), Douglas (-), Satoransky (-), Sastre (-), Miso (8), Rey (-) y Radenovic (8).
Árbitros: Miguel Pérez, Óscar Perea y Anna Cardús. No hubo eliminados.
Incidencias: primer partido del play-off de cuartos de final de la Liga ACB, disputado en el Palacio de Vistalegre (Madrid), ante 6.200 espectadores.

  • 1