Local

Zarpazo en Huelva

Sumar seis puntos consecutivos ante Osasuna y Recreativo han puesto al Sevilla a las puertas del tren europeo. En fútbol siempre se ha dicho una verdad de perogrullo que es la única real: nada hay decidido hasta que termina la competición...

el 14 sep 2009 / 23:36 h.

Sumar seis puntos consecutivos ante Osasuna y Recreativo han puesto al Sevilla a las puertas del tren europeo. En fútbol siempre se ha dicho una verdad de perogrullo que es la única real: nada hay decidido hasta que termina la competición, mucho más cuando hay tantos puntos por disputar. El Sevilla necesita puntos y tiene prisas, por ello se antoja que los tres del próximo sábado ante el FC Barcelona pueden ser casi decisivos. Al menos, los logrados en Huelva han sido importantes por cómo ha sabido reaccionar el equipo en momentos claves y decisivos de la competición.

Movido

El partido de Huelva tuvo de todo, tres goles, tres expulsados, muchas ocasiones de gol y al menos un resultado final importantísimo para el Sevilla que es a la postre lo que cuenta en fútbol. Cuando los dos equipos dispusieron del mismo número de jugadores tuvo una mayor posesión de la pelota el equipo de Víctor Muñoz pero quien dispuso de las ocasiones de gol más claras fue el Sevilla. Una de Capel y dos de Luis Fabiano, que a la postre decidiría el partido al marcar los dos goles que le mantienen como pichichi del campeonato y en el gran baluarte ofensivo del Sevilla, que se fue al descanso justo con un gol cuando el tiempo añadido estaba a punto de finalizar.

Expulsiones

El Sevilla, que jugaba con diez por la expulsión de Mosquera en el 40', iba a fortalecerse detrás con la entrada de Fazio por De Mul e iba a esperar a que el Recre se fuera arriba y dejara espacios atrás para el contraataque de los de Jiménez. Llegaron jugadas determinantes, como la lesión de Sinama, la expulsión a renglón seguido del debutante Ersen Martin y la lesión de Javi Guerrero. Marcó Luis Fabiano a seis minutos del final y el gol de Beto en el añadido sólo sirvió para maquillar el resultado.

  • 1