Local

Zelaya regresa a Honduras y se ofrece para iniciar el diálogo

Fue expulsado del país el pasado 28 de junio por los militares y ahora está refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

el 21 sep 2009 / 20:30 h.

TAGS:

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya -expulsado del país el 28 de junio por un golpe de Estado- consiguió regresar ayer al país. Refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa "y está dispuesto a iniciar el diálogo".

El propio Zelaya aclaró que regresó al país centroamericano para "dialogar" y "diseñar un camino para retornar a la paz y la tranquilidad". Su mujer, Xiomara Castro, también declaró tras visitarlo en la embajada brasileña que el depuesto presidente está "en perfectas condiciones" y se encuentra dispuesto a resolver la crisis política causada por su derrocamiento por parte de los militares el 28 de junio, declaró Castro los periodistas tras la visita. También agradeció "al presidente de Brasil, Lula da Silva, por permitir que el presidente Zelaya se encuentre en esta embajada", en cuyas afueras se agolpaba una multitud de seguidores del depuesto mandatario.

Castro subrayó que vio "muy bien" a su esposo y expresó "alegría" por su retorno al país, aunque también preocupación, porque, dijo: "Temíamos un poco cuándo iba a ser la llegada". La esposa de Zelaya confirmó el regreso al país del presidente derrocado poco después de que lo negara el presidente de facto, Roberto Micheletti -designado por el Parlamento también el 28 de junio- altos cargos de su Gobierno, de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Además, la oficina de las Naciones Unidas en Tegucigalpa había negado que Zelaya estuviera en esas instalaciones, como habían indicado colaboradores del depuesto mandatario y dirigentes del movimiento popular de resistencia que exige su restitución en el poder. Los simpatizantes de Zelaya se trasladaron de las Naciones Unidas a la embajada de Brasil con la esperanza de verlo. Castro explicó que su esposo volvió a Honduras con el "propósito de iniciar una conciliación familiar, de las familias hondureñas, una concertación con todos los sectores del país para que vuelva la paz, para que vuelva la tranquilidad". Zelaya ha regresado a Honduras "con el respaldo de todos los presidentes" del mundo, sostuvo. Además, hizo un llamamiento a los miembros de la resistencia "para que haya paz" porque "esta es una fiesta de hondureños".

Aunque las noticias a lo largo de la tarde era difusas sobre el paradero de Zelaya, Estados Unidos confirmó también que el presidente depuesto había regresado a su país, y pidió a las partes en conflicto que mantengan la calma para evitar incidentes violentos.

El portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, confirmó la vuelta de Zelaya tras dos meses y medio fuera del país y pidió que "las dos partes hagan un ejercicio de comedimiento y eviten cualquier acción que pueda derivar en un brote de violencia". Kelly aseguró que, de momento, no dispone de información sobre la ubicación exacta del presidente depuesto, [antes de que Zelaya confirmara que estaba en la embajada brasileña] aunque señaló que la embajada estadounidense en Tegucigalpa está recabando detalles e información sobre "lo que pretende (Zelaya) con esta acción y cuáles van a ser sus siguientes pasos". El portavoz de Estados Unidos no se pronunció sobre la situación legal de Zelaya en Honduras, y según dijo, esto depende del "régimen de facto en Tegucigalpa". "Por supuesto", afirmó Kelly, "nosotros creemos que Zelaya es el líder constitucional y democrático de Honduras".

Horas antes de que se confirmará el regreso de Zelaya, el presidente de facto, Robeto Micheletti aseguró que Zelaya estaba "tranquilo en una suite de un hotel de Nicaragua".

  • 1