lunes, 18 marzo 2019
10:22
, última actualización
Local

Altadis, más cerca de Los Remedios

Un preacuerdo entre Ayuntamiento y Altadis prevé en los suelos de la antigua tabaquera dependencias del distrito, un centro de mayores, guardería y un museo. La empresa se queda con terreno para hotel y comercios.

el 14 mar 2014 / 13:00 h.

altadis-los-remedios El 31 de diciembre de 2007 cerró la fábrica de tabacos más antigua del mundo, acabando con 388 años de tradición cigarrera en Sevilla. Ya en 2003 se deslocalizó su producción, comenzó una lucha de sus trabajadores que acabó con el cerrojazo y se abandonó un edificio en unos terrenos privilegiados junto al río. Ayer, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, anunció un preacuerdo con Altadis para recalificar el terreno y abrir donde está el edificio principal (en 18.000 metros cuadrados) un centro de mayores, una guardería, dependencias del distrito y un museo, que podría estar relacionado con el arte contemporáneo y las artes aplicadas a las nuevas tecnologías atendiendo al programa electoral del PP. Altadis obtendrá 29.000 metros cuadrados de edificabilidad con uso terciario (hotelero y comercial) en la zona más próxima a Los Remedios. No habrá compensación económica. Sólo un reparto de suelo, según anunció el alcalde. La capilla será del Ayuntamiento, que cederá su uso a la Hermandad de las Cigarreras para que mantenga su sede. «Habrá equipamiento comercial, un amplio aparcamiento (500 plazas) y restauración», detalló Zoido. Según el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), este suelo es industrial singular. Esto es, que en ellos solo caben factorías, talleres artesanales, servicios avanzados, viviendas adscritas al edificio industrial, garaje y equipamientos públicos. Por lo que el proyecto pactado con Altadis requiere una recalificación del suelo y, por ende, el visto bueno de la Junta. Altadis echó el telón del mito de Carmen después de haber intentado negociar plusvalías para el valioso terreno junto al río. Ante estas maniobras, el Consistorio del socialista Sánchez Monteseirín optó por blindar el suelo, calificándolo de industrial singular. Bloqueó, así, la operación bajo la máxima de que la recalificación debía estar vinculada al mantenimiento de la actividad industrial. Sin embargo, desde hace años es evidente que ya es imposible que esos suelos vuelvan a albergar una actividad industrial. Así lo reconoció ayer Zoido, quien anunció este principio de acuerdo, después de tres años de negociaciones, antes de mantener una reunión con el alcalde de la ciudad alemana de Friburgo para establecer acuerdos en materia turística. Además, afirmó que remitió una carta a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para pedirle una reunión y hacerle partícipe de esta iniciativa en la que espera que la Administración andaluza «se sume». Incluso le ofreció la cesión de espacios en esta parcela para la instalación de equipamientos públicos. El alcalde indicó que este proyecto supone «una gran oportunidad» para Sevilla y para Los Remedios por los equipamientos públicos, a lo que añadió su influencia en la recuperación de las riberas abandonadas. «Hay que tener en cuenta que esta parcela en Sevilla era la única de Altadis que no estaba puesta en valor», advirtió, dejando claro su apuesta por que sea un proyecto «de todos». Zoido recordó que «aún queda camino por recorrer» y pidió la colaboración de la Junta para la aprobación del cambio en el PGOU. El primer edil explicó que es un proyecto con el que el Consistorio estaba «comprometido» y matizó que es «similar» al que llevaba el PSOE en su programa electoral, por lo que espera que se impulse de forma conjunta, tras recordar que el gobierno anterior trató este asunto, pero que «el pacto con IU impidió que viera la luz». Tras el rechazo del anterior Gobierno de PSOE e IU al primer proyecto que presentó Altadis en 2008 (un centro comercial, lofts, oficinas y espacio cultural), el diálogo se rompió durante años y buscar uso al terreno fue una de las promesas electorales de PSOE y PP. Ya en octubre de 2012, tras llegar Zoido a la Alcaldía, trascendía que el Ayuntamiento y Altadis negociaban dividir los terrenos entre una franja de usos socioculturales para el Ayuntamiento y una zona para la multinacional con usos terciarios.

  • 1