Local

Zoido ahorrará un 20% en personal de confianza pese al sobrecoste en los altos cargos

El PP compensará el sobrecoste de los 14 directivos que cobrarán más que un consejero eliminando 23 nombramientos ‘a dedo’.

el 27 jun 2011 / 12:39 h.

TAGS:

La oposición le reprochó en el Pleno lo caros que le iban a salir sus directores generales pero el PP respondió: "Esperen a ver las cuentas, se van a quedar asombrados". Porque a pesar de haber incrementado de 12 a 14 los directores generales , y de hacerlo de la forma más cara -por la paradoja de que al ser funcionarios existe la posibilidad de asignarles un sueldo más alto, y el PP ha decidido que así sea-, el Gobierno municipal ha logrado reducir un 20,6% el coste de su personal de confianza.

El alcalde, Juan Ignacio Zoido , anunció ayer que los puestos designados a dedo este mandato pasarán de 81 a 58, contando con los directores generales y los directores y coordinadores de distrito, y el ahorro para las arcas municipales será de 1,3 millones de euros al año . "Hemos adelgazado todas las estructuras e incluso se han bajado algunos sueldos", explicó el alcalde tras consultar con la delegada de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, que lo escoltó en su comparecencia junto al portavoz del Gobierno, Curro Pérez.

Zoido explicó que el gasto de personal destinado a cargos de confianza pasará de 6.147.264 a 4.881.484 euros, en línea con los "criterios de austeridad en la gestión" anunciados en la campaña electoral, cuando también avanzó que primaría a los funcionarios para puestos de responsabilidad evitando recolocar a políticos en cargos de confianza. Una filosofía que se extenderá a las empresas municipales y organismos autónomos -cuyos directivos aún no han sido nombrados-, según recordó el alcalde, contrario a "colocar a amigos o a compañeros de agrupación".

La paradoja, ampliamente debatida ayer, es que nombrar a funcionarios para estos cargos no resulta más barato que contratar a personas ajenas al Consistorio, aunque pudiera parecerlo a priori. Más bien lo contrario: su sueldo supera ampliamente al del alcalde desde un acuerdo alcanzado en el anterior mandato PSOE-IU, que el PP ha decidido mantener pese a que en su día se opuso enérgicamente, como consta en las actas de aquel Pleno.

De esta forma, los siete funcionarios municipales que han sido nombrados directores generales cobrarán entre 10.000 y 15.000 euros anuales más que el alcalde, y la misma cantidad más que los que no son funcionarios. De hecho, cobrarán más que un consejero de la Junta de Andalucía y sólo su sueldo sumará más de un millón de euros al año. Así lo aprobó ayer el Pleno de Organización del Ayuntamiento, que también ratificó los salarios del alcalde, los concejales y demás miembros de la corporación.

El sueldo de estos altos cargos que ya eran funcionarios municipales será de 70.324 euros al año, repartidos en 14 pagas, y podrán percibir además un premio anual de 4.876 euros adicionales si cumplen las condiciones requeridas (nivel 29 con 21 años de antigüedad), con lo que llegarían a los 75.200 euros de retribución.

El mismo importe cobrarán los funcionarios procedentes de otras administraciones (sin opción al premio anual), mientras que un director general que no sea funcionario de carrera tendrá un salario de 60.221 euros.

El Gobierno de Zoido ha nombrado directores generales a siete funcionarios municipales, a uno procedente de otra administración -el exedil Joaquín Peña, que ha renunciado a cobrar ese sueldo- y a cuatro profesionales ajenos a la política.

El portavoz del PSOE, Juan Espadas , propuso ayer una modificación en el punto que regula los salarios para fijar como tope el sueldo del alcalde, casi 60.000 euros (a lo que se sumaría la antigüedad). En su propuesta, Espadas recordaba al PP que en su día, cuando PSOE e IU subieron el sueldo a estos altos cargos, los populares se opusieron considerando que no era "ético ni estético, ni tampoco moral". "El grupo popular rechaza estas prácticas alejadas de la moralidad y del tener un poco de sentido de la medida y del dinero público que sale de los contribuyentes", manifestó el 16 de mayo de 2008 el concejal Gregorio Serrano, hoy de nuevo en el Gobierno.

El PP rechazó ayer la sugerencia del PSOE y entregó un informe del interventor municipal que acredita que la decisión de mantener esos sueldos es legal.

Eso sí, el interventor también añade que las condiciones que se establecieron en 2008 no lo así de por sí, sino que se dictan "al amparo de la potestad que asiste al Pleno". Es decir, por expresa voluntad del Gobierno.

A preguntas de los periodistas, Zoido dijo ayer que ese incremento del sueldo es "el reconocimiento de unos derechos sociales que tienen los funcionarios y que hemos entendido razonable, porque nosotros apostamos por nombrar a profesionales para la gestión, y no a compañeros de agrupación o a amigos". El alcalde insistió en que el PP se limitará a "mantener el régimen retributivo que tenían hasta ahora" porque "el funcionario tiene ese derecho, es injusto quitárselo".

Sobre lo que no se pronunció fue sobre el motivo del cambio de opinión de su grupo al respecto. Ante la insistencia en la pregunta, aseveró: "A mí me ha tocado decidir qué Gobierno queríamos y he decidido que primaría a los funcionarios". "Si hay quien va a ganar más que el alcalde en beneficio de la ciudad, que lo gane", insistió.


-->-->-->

  • 1