domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Local

Zoido anuncia un nuevo grupo policial sin haber creado aún los dos primeros

Prevé un servicio de atención al turismo con sede en el Patio de Banderas y coordinado con la Policía Nacional. Hace un año presentó una unidad de antidisturbios y otra de investigación, que no han llegado a constituirse.

el 18 jul 2013 / 23:52 h.

TAGS:

El anuncio actual es similar al que Zoido hizo en 2011, cuando presentó una unidad antidisturbios con puesta en marcha inminente. / Javier Díaz El anuncio actual es similar al que Zoido hizo en 2011, cuando presentó una unidad antidisturbios con puesta en marcha inminente. / Javier Díaz El Ayuntamiento anunció ayer la creación de un grupo policial turístico, con funciones específicas y sede en el Patio de Banderas compartida con la Policía Nacional, que debería ser la tercera unidad policial del Gobierno de Juan Ignacio Zoido si no fuera porque las dos anunciadas antes no han llegado a crearse –antidisturbios y Policía Judicial–. Tampoco esta vez se ha concretado qué policías locales asumirían las nuevas funciones, como ayudar a los extranjeros que sufran un delito a llamar a sus consulados o a cancelar sus tarjetas si les roban. El alcalde describió las nuevas funciones al anunciar un plan especial de seguridad turística en colaboración con la Policía Nacional. El Ayuntamiento lo alimentaría básicamente con el grupo Giralda, los policías que desde hace diez años vigilan el centro de la ciudad dedicados al comercio y al turismo, que ahora cuenta con 22 efectivos. Pero no está previsto que reciba refuerzos a pesar de aumentar sus atribuciones: el Consistorio explicó ayer que si hiciera falta más personal, colaborarían policías de barrio y otras unidades. El plan consistirá básicamente en una “mejor coordinación” de la Policía Local con la Nacional, un cuerpo que sí pone en marcha cada verano un dispositivo específico para atender los delitos relacionados con el turismo, que incluye la reorganización de su plantilla. Este año, como novedad, está prevista una campaña de información y concienciación para prevenir la delincuencia, con consejos a los ciudadanos y reparto de dípticos en varios idiomas. El alcalde se refirió a los grupos de Caballería y de Motos de la Policía Nacional, y en concreto al grupo Hércules, que se ha ido ampliando y a cuyos agentes se les pide que hablen idiomas. El programa anunciado por el alcalde también contará con “personal voluntario y contratado del Consorcio de Turismo” para asesorar a los turistas. Juan Ignacio Zoido anunció la fecha en la que se abriría la nueva oficina del Patio de Banderas que acogerá este proyecto –curiosamente será después del verano, en septiembre– y enumeró las nuevas competencias: se informará a los extranjeros para prevenirlos ante delitos típicos de la ciudad, como los hurtos o los tirones, y se les ayudará en las gestiones necesarias si los han sufrido. Se establecerá un servicio de vigilancia para la llegada de cruceros, un sector en auge en la ciudad. Se cruzará información con hoteles y otros agentes turísticos para detectar a tiempo focos delictivos. Y todo ello se coordinará en reuniones con todos los sectores implicados, que se celebrarán cada lunes en la comisaría de la Policía Nacional de la Alameda hasta que esté lista la sede conjunta. Toda esta planificación, sin embargo, no se ha acompañado de datos sobre cómo prevé el Ayuntamiento que el grupo Giralda cubra nuevos servicios sin ampliar su plantilla. De hecho sus funciones ya aumentaron el año pasado: antes vigilaban el Centro, y ahora llegan hasta la Plaza de España y el parque de María Luisa. El anuncio es similar al que Zoido hizo en noviembre de 2011, cuando presentó una unidad antidisturbios en la Policía Local y señaló que su puesta en marcha era inminente, porque ya estaba incluso comprado el material. Sin embargo, nunca se ha creado. Ese mismo día mencionó la firma de un convenio con el Ministerio del Interior para que la Policía Local asumiese labores de Policía Judicial, es decir, de investigación. Pero tampoco se hizo, y un año después, el alcalde volvió a insistir en el mismo compromiso. Una compromiso que, de hecho, se lleva arrastrando desde hace una década, desde los primeros años de Gobierno del anterior alcalde, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, que tras varios anuncios tampoco llegó a firmar nunca el protocolo con Interior. El sindicato Sppme acusa al alcalde de "vender humo" El sindicato Sppme, mayoritario en la Policía, fue muy crítico con el anuncio del alcalde, acusándolo de haberse sumado sin más al plan contra la delincuencia del Gobierno de la nación en vez de liderar la iniciativa. En su web, recuerda que “la idea de crear una policía turística es muy buena, es más, fue este sindicato el que aportó la idea”, al proponer que el Grupo Giralda ocupase la sede del Patio de Banderas para estar en una zona más turística. Sin embargo, el sindicato considera que “de esa pionera idea se pasó al desmantelamiento del Giralda, que se ha vaciado de contenido”. El sindicato y el Consistorio mantienen una larga polémica sobre este grupo, que nació como una policía de paisano y hace un año se convirtió en mixto, mezclando uniformes y agentes de paisano, tras lo que ha visto caer en picado sus resultados. Una vez más se comienza la casa por el tejado, la idea es buena y necesaria pero se vende una falsa realidad, porque ni existe coordinación con la Policía Nacional ni el grupo Giralda tiene recursos materiales ni humanos para formar parte de una policía turística de verdad y seria”, censura el Sppme.

  • 1