Local

Zoido auditará las empresas y áreas municipales para cifrar la deuda

El alcalde electo asegura que le preocupa el déficit no reconocido por PSOE e IU y garantiza que pagará ya a los proveedores.

el 24 may 2011 / 10:41 h.

TAGS:

El alcalde electo de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP ), quiere saber antes de nada cómo han dejado PSOE e IU las arcas municipales. Así que ayer, en plena calle -siendo fiel a su estilo- anunció que va a encargar auditorías de cada una de las áreas y empresas municipales para conocer en qué estado se encuentran. Y es que, como ya había manifestado desde la oposición , a Zoido le "preocupa" la deuda "no reconocida", por eso pondrá en manos del interventor municipal todas las facturas que encuentre.

El ganador del 22-M aseguró en Reina Mercedes que lo primero que hará será liquidar la deuda con los proveedores, para que éstos paguen a sus trabajadores "y no pasen problemas económicos".

En el Pleno extraordinario de marzo en el que se aprobó el presupuesto de 2011 salió a la luz un informe del interventor municipal que calcula que el Consistorio tiene una deuda de 633,6 millones de euros, una cifra que difiere de la que aportó la delegación de Hacienda y el Banco de España, que sostienen que la deuda es de 527 millones. ¿Y a qué se debe esa diferencia de más de cien millones? Básicamente a que Intervención computa como deuda conceptos que el Ayuntamiento y el Banco de España no incluyen , como una operación de tesorería de 20 millones, el aval concedido a Fibes de 58,7 millones y los 25 millones que deben devolver al Estado por los fallos de las previsiones de la participación de los municipios en los tributos estatales.

El hasta ahora gobierno local defendió que el endeudamiento había bajado de 524 millones a 454 durante 2010 y que seguía muy por debajo del resto de las grandes capitales, como Madrid, Málaga o Valencia, según el Banco de España . Sin embargo, el PP ya acusó a PSOE e IU de dejar una ciudad "entrampada durante 30 años", de desarrollar una política de "despilfarro" durante los últimos mandatos y de ocultar las cifras reales de deuda. Ahora Zoido podrá comprobar si es así.

El alcalde electo tomará posesión de su cargo el próximo día 11, para después emitir un decreto de alcaldía con la nueva estructuración de las delegaciones (habrá sólo siete) y los nombramientos, que tendrán que aprobarse en un Pleno extraordinario que aún no tiene fecha. Mientras, Zoido ya comienza a mover ficha y quiere empezar "con buen pie".
El popular encargó a su equipo que contacten ya con los delegados y funcionarios del Ayuntamiento y apuntó que se reunirá "pronto" con el alcalde en funciones, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), y el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), para llevar a cabo el traspaso de competencias y preparar lo que él denomina el "cambio tranquilo". "Lo haremos de forma modélica", recalcó Zoido.

"No vamos a defraudar a los militantes y simpatizantes y mucho menos a los que nos han prestado su voto porque estaban cansados y hartos de la política que se estaba ejerciendo en la ciudad", insistió el nuevo alcalde tras señalar que "la prepotencia y la arrogancia pasarán a la historia".

De hecho, Zoido pretende poner en marcha una gestión más "participativa y transparente" y, tal y como prometió, dará entrada a los grupos de la oposición, ahora PSOE e IU, en los consejos de administración de todas las empresas públicas de donde se había "expulsado al PP en el último mandato", indicó en alusión a Mercasevilla y otras empresas como Tussam y Lipasam.

Además, el ganador de las elecciones por una abrumadora mayoría señaló que arbitrará medidas para que los ciudadanos puedan participar en la gestión del Ayuntamiento a través de herramientas como las redes sociales, "cauces my importantes de comunicación", y de la administración electrónica. Todo ello al servicio del ciudadano para una mejor interlocución, según Zoido, que admitió que asume una "gran responsabilidad" y que está "obsesionado" con recuperar la confianza de los sevillanos en su Ayuntamiento.

El PP afirma que, pese a sus 20 concejales, no usará el rodillo

Juan Ignacio Zoido volvió a destacar ayer que ganó las elecciones con la mayoría absoluta más amplia que se ha registrado en la ciudad de Sevilla, 20 concejales, pero se mostró dispuesto a administrarla como si fuera una "mayoría simple". Ante los vecinos de Reina Mercedes, sostuvo que actuará como si hubiera logrado un voto más que los demás partidos, "con buen criterio, con juicio, desde la transparencia, desde la honradez y desde la austeridad", apostilló el líder del PP.

Durante su intervención ante el Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular, el alcalde electo de Sevilla afirmó que gobernará en la ciudad "escuchando y respetando a todos", acabando con la "prepotencia y la soberbia" del mandato de PSOE e IU. Por eso reiteró que dejará entrar a la oposición en los órganos de dirección de las empresas municipales y organismos autónomos.

Tras agradecer el apoyo de militantes y simpatizantes del PP, subrayó que se ha roto un tópico, el que en Sevilla hay distritos socialistas y distritos del PP. "Hemos ganado en nueve y hemos subido mucho en los dos restantes", sentenció recordando los aplastantes resultados electorales que dan la victoria al PP en la ciudad.

 

  • 1