Local

Zoido buscará inversores privados para una red de Metro "irrenunciable"

El alcalde considera "injusto" el parón y acusa a la Junta de dar "una vez más la espalda a Sevilla".

el 14 sep 2012 / 10:20 h.

TAGS:

Hasta en tres ocasiones dijo ayer Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla, que la Junta "da la espalda" a la capital hispalense, en varias ocasiones tildó la decisión de posponer la construcción de las líneas 2, 3 y 4 del Metro de "injusta y arbitraria" y otras tantas veces consideró "irrenunciable" la ampliación de la red del suburbano. Zoido denunció que el Gobierno autonómico les "engañó una vez más, y digo eso, engañar", remarcó. Evidentemente, el alcalde y presidente del PP andaluz pidió también en varias ocasiones que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, rectifique y prometió "que no va a consentir que se entierre el Metro de Sevilla".

¿Cómo? Responder a esto ya es más difícil. Propuso que todas las administraciones trabajen juntas y se comprometió a buscar inversores, lo que no es fácil en plena crisis económica.

En su opinión, "hay empresas que pueden afrontar esa inversión", que sólo en el caso de la línea 3 Pino Montano-Bermejales asciende a 1.179 millones de euros. "Vamos a intentar convencer a alguien para que venga a invertir, aportando seguridad jurídica y buscando la solución entre todos, ya que igual que invirtieron en la línea 1, lo harán en la 2, 3 y 4", sentenció.

Eso sí, explicó que a los empresarios hay que darles confianza, que no puede haber "vaivenes" en el proyecto, y que precisamente el Gobierno autonómico no genera tal confianza "por este bipartido PSOE-IU". De hecho, sostuvo que hay "contradicciones permanentes" en el seno del ejecutivo y puso como ejemplo la "rectificación" que hizo Griñán a la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IU), sobre el futuro de la autovía entre Iznalloz y Darro. Y es que la federación de izquierdas no comparte la fórmula de financiación mixta -la empresa costea las obras y recupera el dinero en 25 años-, un modelo que también se diseñó para las líneas 2, 3 y 4 del Metro de Sevilla.
Pese a las dificultades financieras y los recelos de las constructoras por la falta de créditos bancarios, Zoido subrayó que hay "empresas dispuestas a invertir la cantidad necesaria, sólo hay que darles confianza". Eso sí, mientras haya un proyecto "claro y consensuado". ¿Y lo hay? Ahora Zoido dice que sí.

La Junta invirtió tres años de trabajo y 17 millones de euros en la redacción de los proyectos constructivos de las tres líneas y, según el alcalde, tras admitir alegaciones del PP -"no todas", matizó- con ellos se evitarían las "alteraciones" de trazado y económicas que surgieron durante la construcción de la línea 1. Ahora se cuenta, pues, con proyectos detallados y fiables.

Y ya el PP no habla de hacer todas las obras al mismo tiempo, si no que estaría dispuesto a pactar que los trabajos empiecen, por ejemplo, por Pino Montano para que el Metro una esta zona de Sevilla lo antes posible con el Prado. Un tramo de la línea 3 que el anterior Gobierno andaluz quería priorizar. No en vano anunció que las obras empezarían el próximo año para que se estrenase en 2017. Ahora, los recortes en obras públicas tumbaron este objetivo, como confirmó Cortés. Para el alcalde, en cambio, es irrenunciable que los vecinos de los barrios más alejados del Centro, como Bellavista, Pino Montano, Sevilla Este, Torreblanca, San Jerónimo y Alcosa puedan moverse en Metro.


3 prioridad 3. En una comparecencia convocada para responder a la Junta, Zoido -número 1 del PP-A- se preguntó por qué Griñán sitúa el Metro de Sevilla como "prioridad tres". Una incógnita que él mismo resolvió: "Es obligación de la Junta terminar las obras de los metros de Málaga y Granada, pero no es óbice para que Sevilla tenga el tratamiento que debe tener". "Con este carpetazo -sentenció- da la espalda a Sevilla, a su desarrollo y a la creación de empleo". "No quiero ni pensar que esto sea una avanzadilla de maltrato a la ciudad", añadió el líder el PP en un claro tono de confrontación política.

El PP hasta hace poco se oponía a los planes de la Junta para desarrollar la red del Metro, quería empezar todas las líneas al mismo tiempo y cuestionaba que no fuese 100% subterráneo, cuando en las tres líneas sólo son en superficie la estación junto a las cocheras de Pino Montano Norte y un tramo en la Cartuja.

La línea 2, de Torreblanca a Puerto Triana, tiene un coste de más de 1.200 millones; la circular 4 -que sería la última en hacerse- valdrá más de 1.300 millones y la 3, de Pino Montano a Los Bermejales, costará 1.179 millones. Esta línea generaría 16.169 puestos de trabajo directos e indirectos, según la Junta. En total, las tres suman 3.706 millones.

  • 1