Local

El Ayuntamiento cancela el plan de ajuste

Ha traspasado a los bancos seis millones del préstamo por el pago a proveedores.

el 18 sep 2014 / 15:58 h.

TAGS:

Zoido FleyEl alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este  jueves su decisión de cancelar el préstamo suscrito con el Instituto  de Crédito Oficial (ICO) merced al real decreto Ley 4/2012, mediante  el que el Gobierno central habilitaba vías de endeudamiento para saldar deudas con proveedores y empresarios. El préstamo, valorado en  más de 59 millones de euros cuando fue concertado, será traspasado a  entidades financieras para ahorrar 6.240.461,71 millones de euros en  costes financieros, aunque mantiene el mismo periodo de amortización,  hasta 2022. En rueda de prensa, el alcalde ha asegurado que Sevilla será la  "primera capital española en solicitar al Estado la cancelación de  los préstamos para el pago a proveedores y, por tanto, la  autorización para salir del plan de ajuste", con lo que el  Ayuntamiento tendrá "más flexibilidad de gestión en los asuntos  públicos y recuperará toda su autonomía en las decisiones". Cabe  recordar que al someterse a este plan de ajuste, el Ayuntamiento  accedió a préstamos por valor de más de 59 millones de euros, con  intereses por valor de casi 22 millones de euros, para saldar con 624  empresas acreedoras una deuda global de más casi 59,7 millones de  euros. La eliminación del plan de ajuste permitirá al Consistorio, según  explica, la bajada de tasas municipales o precios públicos sin tener  que tener medidas compensatorias, formar parte de la fundación que se  promueve para el Museo de Bellas Artes o recibir la Participación de  Ingresos del Estado (PIE) "sin tener que estar acreditando el  cumplimiento financiero permanentemente. Sin embargo, se mantendrá la  tasa de reposición cero al ser algo recogido en la ley y no en este  plan, según aclara Zoido. De este modo, la Junta de Gobierno Local aprobará este viernes un   acuerdo para la cancelación de los préstamos suscritos en 2012, con  la solicitud al Ministerio de Hacienda de que autorice la  formalización de las nuevas operaciones bancarias, gracias a la  aplicación de "medidas correctoras de austeridad y de contención del  gasto desde 2011, haciendo frente a la deuda heredada", por lo que se  ha conseguido, según afirma Zoido, cumplir "todos los requisitos  exigidos" por el Gobierno para salir del plan de ajuste, de acuerdo  al Real Decreto Ley 8/2014. Ese nuevo préstamo tendrá un interés de entre el 1,2 y el 1,3 por ciento, frente al cuatro por ciento que  paga actualmente o el seis por ciento que se pagaba en un inicio con  el crédito estatal. "El gobierno local ha hecho los deberes en un tiempo récord. Ha  cumplido con el límite de la deuda, la estabilidad presupuestaria, la  regla de gasto y el cumplimiento del período medio de pago a  proveedores establecido en la normativa de morosidad con  sobresaliente, con un plazo medio de 22 días, y ha conseguido ser  autosuficiente", sentencia. Zoido recuerda que se ha pasado de tener "más del cien por cien de  endeudamiento en 2011 al 60,25 por ciento en la actualidad"; se ha  reducido la deuda total en 240 millones, de los 704 millones de mayo  de 2011 a 464 millones, un 35 por ciento menos; mientras que la  liquidación del presupuesto de 2013 se ha cerrado con un superávit de  61,2 millones de euros y un remanente positivo de tesorería de 4,44  millones. Por tanto, deja claro que "todos los informes del  Interventor avalan el crecimiento, así como el cumplimiento de los  principios de estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera y  regla de gasto". UN PLAN DE AJUSTE "NECESARIO EN AQUEL MOMENTO" Tras poner en valor las "condiciones más ventajosas" dadas por las  entidades financieras, insiste en que la disminución en seis millones  de la carga financiera contribuirá al "avance en el saneamiento de la  hacienda local" y permitirá una "mejora" en la prestación de los  servicios públicos. A esto, suma que "quedará sin efecto" el plan de ajuste,  "necesario en aquel momento ante la situación económico financiera  que tenía entonces el Ayuntamiento", añadiendo que hasta junio de  2011 "existía la costumbre de no tramitar las facturas recibidas si  no había consignación presupuestaria, con lo que o se guardaba en los  cajones hasta el año siguiente o se facturaba al entrar en vigor el  presupuesto siguiente". Considera así que el citado plan de ajuste  "ayudó a sanear la hacienda municipal en el menor tiempo posible". "Este anuncio supone una magnífica noticia para este Ayuntamiento,  para Sevilla y para los sevillanos, porque sólo tiene ventajas",  sentencia, detallando que, además del ahorro de seis millones,  implica "una mayor flexibilidad a la hora de gestionar los asuntos  públicos y la constatación de que el gran esfuerzo realizado durante  estos tres años para sanear las cuentas municipales y poner orden en  la casa ha dado sus frutos". "CUIDAR CADA EURO COMO LO HACEN LAS FAMILIAS" El alcalde afirma que "en sólo tres años" se ha logrado "cambiar  la tendencia deficitaria, reducir espectacularmente la deuda,  superávit y remanente positivo de tesorería, y cumplir los principios  de estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera y regla de  gasto", aunque "todo ello manteniendo y reforzando unos servicios  públicos de calidad y con recursos propios, y pagando a los  proveedores muy por debajo del plazo marcado por la ley". "Esto demuestra que es posible gobernar con una política  responsable tanto en la gestión del gasto como en la previsión de  ingresos, eliminando gastos superfluos y con racionalidad, porque  este gobierno cuida cada euro con el mismo celo que lo hacen las  familias sevillanas", subraya.

  • 1