Local

Zoido culpa a la constructora de Fibes del nuevo parón

El Gobierno recuerda que "están esperando" a que la constructora entregue los informes para tomar decisiones y que le adeudan cinco y no ocho millones.

el 09 sep 2011 / 10:30 h.

TAGS:

La ampliación de Fibes, paralizada por el desacuerdo entre la constructora y el Ayuntamiento por el coste de los trabajos , es crucial para la economía de la ciudad y, sobre todo, para el sector turístico y el propio negocio del Palacio de Congresos, como así lo han remarcado infinidad de veces los empresarios. Por eso el nuevo Gobierno local intenta, según sostiene, inaugurarlo cuánto antes. "Es una obra estratégica para Sevilla", sentenció ayer el alcalde, Juan Ignacio Zoido.

No obstante, el desbloqueo del proyecto, reclamado por los agentes económicos y sociales de la ciudad, no parece inminente y, por ahora, el equipo de Zoido sólo apunta que "la pelota está en el tejado de la constructora", según el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez.

Zoido y el delegado insistieron ayer en que están "esperando a que la constructora -la UTE Acciona-Heliopol-Inabensa- entregue los informes para tomar decisiones", en alusión a los tres estudios que le han reclamado: uno que detalle "exhaustivamente" los 12 millones de euros del último sobrecoste, otro sobre las partidas que se pueden recortar y un tercero para explicar por qué se han desprendido lamas del aluminio que reviste el techo y las paredes del nuevo auditorio.

Además, Vílchez quiso corregir a la constructora e indicó que el Consistorio le adeuda cinco, y no ocho, millones por los trabajos ya certificados. "El dinero está disponible y las cantidades reconocidas, pero no se pagará hasta que no tengamos todos los informes", apostilló.

Lo que sí confirmó Vílchez es que están negociando otros doce millones de euros, en los que se incluyen partidas ejecutadas y otras no ejecutadas. "En las que no están ejecutadas hay que ver cómo y dónde se puede recortar y en las otras hay que negociar los precios a aplicar", explicó el delegado. "La UTE reconoce que esos doce millones pueden quedar en menos", aseguró tras recordar que las últimas lluvias provocaron desperfectos. El presupuesto inicial era de 66 millones, pero rondará los 100.

  • 1