Local

Zoido apela a la rebaja fiscal para salvar unas cuentas sin apenas inversión

La oposición pide la retirada de los presupuestos y los tilda de“austericidio”. Fley carga contra la Junta, mientras que Juan Espadas hurga en el déficit.

el 27 dic 2013 / 12:06 h.

TAGS:

El presupuesto del Ayuntamiento para 2014 superó ayer su primer trámite. El PP lo hizo valiéndose de la holgada mayoría que ostenta en el pleno y con la rebaja fiscal “más importante de la historia” y la “estabilidad presupuestaria” como estrategia para tratar de convencer a la oposición. No lo logró ni con PSOE ni con IU, que coincidieron en valorar el plan económico del Gobierno de “austericidio” por no apostar, como solicitó el Consejo Económico y Social (CESS), por políticas de empleo, asuntos sociales y vivienda. Espadas muestra las hojas con las que el PP quiso resolver la petición de un plan de saneamiento. / MANU R. R. (ATESE) Espadas muestra las hojas con las que el PP quiso resolver la petición de un plan de saneamiento. / MANU R. R. (ATESE) No en vano, pidieron su retirada. Incluso los socialistas acusaron de irreal la pregonada estabilidad al exhibir un informe del interventor que prevé un déficit de 9,9 millones en 2014, cuestión desmentida en pleno por la delegada de Hacienda,Asunción Fley, que advirtió que, con el dinero que no se desembolsará por las plazas vacantes, se alcanzaría un balance positivo de 12 millones. Al fin y al cabo, son números que bailan de un presupuesto que no será oficial hasta que no se someta a su aprobación definitiva, previsiblemente en enero. Pero la impronta de los mismos quedó reflejada ayer. La primera máxima la marcó al inicio del debate AsunciónFley: “No hay proyectos mastodónticos, sino que se centra en facilitar la vida diaria a la gente y que la ciudad funcione”, indicó. Y es que, pasando de puntillas por la inversión, focalizó su discurso en dos argumentos: criticar a la Junta por su menor aportación a las cuentas y señalar que la contención del gasto se produce por “una bajada radical de impuestos”, que cifró en 33,7 millones. Así comenzó un debate que cerró el alcalde, Juan Ignacio Zoido, sin variar el discurso: defendió el rigor del presupuesto, puesto en duda por el portavoz socialista, Juan Espadas –que acusó al PP de presen- tar unas cuentas “incompletas”–, y blandió que aplicará “la mayor rebaja de impuestos de la democracia”. “¿No es bueno un presupuesto que permite a los sevillanos disponer de 34 millones más de euros por la bajada tributaria?”, indicó el alcalde, que prefirió cargar una vez más contra la Administración autonómica a la que reclamó “20 millones de euros” que, según sus cálculos, le adeudan. Incluso volvió a condicionar la aplicación de un plan de empleo propio –reclamado por la oposición una vez más– a que la Junta de Andalucía pague “todo lo que debe”. Zoido apenas se ensució del debate anterior, donde la oposición halló resquicios para poner en entredicho los números de Fley. El PSOE lo hizo por una doble vía. Espadas urgó primero en las críticas del interventor: desde la necesidad del plan de saneamiento para salvar el déficit de 13,7 millones de 2012, que el Consistorio “ventila en unas hojas citando el ahorro delplan de ajuste” hasta la posibilidad de que se dispare la deuda viva por la subrogación del préstamos de Fibes, cifrado en 55 millones. Hasta cuestionó la escasa ejecución del presupuesto actual (38%) para tildar de “falsos” los presupuestos. La segunda parte, más ciudadana, reprochó unas cuentas de “sota, caballo y rey”, donde no hay apuestas en asuntos sociales, empleo, vivienda o distritos. “Díganos su apuesta y no pida más autos de fe”, manifestó Espadas.   El portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, no estaba para debates de estabilidad. “Habla de ahorro como un mantra religioso, de matemáticas que funcionan, pero ¿qué le vale eso a parados y desahuciados?, dijo. Habló de “repaso” del CESS, cuya petición hizo suya y se ofreció a constituir una mesa con agentes sociales y económicos, Gobierno y la oposición para fijar prioridades para otro presupuesto que “responda a la demanda social” y no se siga con “el austericidio”. “El dinero está al servicio de la gente, no la gente al servicio del dinero”, manifestó. El presupuesto cuenta con gastos exclusivos de la Corporación  municipal que en el capítulo de personal cae de 283,35 millones de  euros a 278,67 millones de euros. Los gastos corrientes, en paralelo,  pasan de 122,4 millones de euros a 111,8 millones y los gastos  financieros y pasivos financieros, es decir el dinero destinado a  intereses y amortizaciones de deuda, bajan de aproximadamente 88,1  millones de euros a 66,4 millones de euros principalmente al caer los  pasivos. Las inversiones reales, de otro lado, bajan de 17,84  millones de euros a 15,9 millones de euros. Hacienda valida las ordenanzas y estima sólo siete alegaciones La piedra angular de los presupuestos está en la bajada de impuestos que ayer se aprobó de forma definitiva tras superar el periodo de alegaciones. Las ordenanzas fijan una bajada media del 13,41% en el impuesto sobre bienes e inmuebles (IBI) al prescindir del incremento del 10% planteado desde el Estado  central y una reducción del tipo impositivo, además de rebajas en el IAE, el ICIO y la Plusvalía. No varía ni el sello del coche ni la mayoría de tasas, salvo las referidas a la la Feria de Abril y la tasa por visitas al Real Alcázar. De las 77 alegaciones se han estimado siete. Al hilo de ello, la delegada de Hacienda, AsunciónFley, precisó que la mayoría no se atienden porque  “la ley no lo permite”. Susana López (PSOE) alertó de la “gran presión fiscal a la que durante dos años se ha sometido a los sevillanos” y pide que se apoye a sectores que “sufren más problemas”. Mientras, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), puso en valor la alegación que le aprobaron –la gratuidad en las categorías cadete, juvenil e infantil en algunas ligas de fútbol–, pero subrayó que las ordenanzas son de una “profunda insensibilidad para atender la realidad social” de la capital.

  • 1