Local

Zoido, en el centro del mapa político

Los principales dirigentes de PP y PSOE, incluido Rajoy, acudirán a la investidura del sexto alcalde de la democracia.

el 10 jun 2011 / 19:21 h.

TAGS:

Juan Ignacio Zoido estuvo ayer en el Ayuntamiento, en el día antes de su investidura.

Si Sevilla fue el principal escenario del pulso electoral durante la campaña, hoy lo será también en la jornada de constitución de las corporaciones municipales. El sexto alcalde de la democracia, Juan Ignacio Zoido, tomará hoy el bastón de mando de la ciudad ante los principales dirigentes del PP que, con la asistencia de Mariano Rajoy y Javier Arenas, sitúan a la capital andaluza como un nuevo bastión especialmente ante las autonómicas y generales de 2012. Pero Zoido tendrá enfrente también a los máximos responsables del PSOE, que estará representado por José Antonio Griñán, Susana Díaz y José Antonio Viera, en un gesto de apoyo al que fue su candidato en unas elecciones que acabaron con el peor resultado para los socialistas de los últimos años. Entre diputados, exalcaldes, secretarios generales de las agrupaciones socialistas e invitados personales sólo se prevé una gran ausencia socialista: la del alcalde más longevo de la democracia, Alfredo Sánchez Monteseirín, el primer regidor que no presenciará la toma de posesión de su sucesor en la Alcaldía.

Tras el despliegue que realizará el PP a partir de las seis de la tarde de hoy en el Ayuntamiento hay un mensaje claro: Sevilla será uno de los referentes del nuevo mapa político nacional derivado del pasado 22 de mayo y una de las claves ante el gran pulso político de los próximos meses. El alcalde electo refleja el movimiento electoral que acerca al PP hacia uno de sus grandes retos pendientes: el Gobierno andaluz. En los barrios de la capital se ha producido un trasvase de más de 30.000 votos socialistas y ante las victorias populares en Mairena del Aljarafe y Tomares, la Gran Sevilla pasa ahora a tener sus grandes núcleos urbanos en manos de los populares. No es anecdótico que en esta ocasión el alcalde de Sevilla esté presente en otras dos tomas de posesión de la provincia. Ambas en el área metropolitana: las de José Luis Sanz (Tomares) y Ricardo Tarno (Mairena del Aljarafe).

Tras cinco años en la oposición se enfrenta hoy a su primer discurso como alcalde, después de recibir el bastón de mando del edil socialista Joaquín Díaz -el de mayor edad de la Corporación-. Su portavoz, Juan Bueno, avanzaba ayer las líneas estratégicas, el principal reto del mandato: el desempleo. Pero además, Zoido concentrará previsiblemente en su intervención los que han sido los ejes de su larga campaña electoral: la austeridad en la administración local, la confianza y el consenso con todos los sectores ciudadanos y una política de barrios que derive además en un arraigo de los populares en las zonas que hasta el pasado 22 de mayo le retiraban el voto.

En el otro extremo, un PSOE en el que se ha impuesto el discurso de "dar la cara" en la que es probablemente la toma de posesión más complicada de la comunidad autónoma. José Antonio Viera, Susana Díaz y José Antonio Griñán, entre otros muchos dirigentes socialistas, asumirán la derrota de su candidato. "Queremos demostrar que Sevilla no se va a abandonar", resumía un dirigente socialista. De hecho, habrá más cargos de peso en esta toma de posesión que en la tercera de Alfredo Sánchez Monteseirín en 2007.

Aquel año fue IU la que hizo bandera del gobierno de Sevilla. Su coordinador regional, Diego Valderas, acudió al salón de plenos al que estaba llamado a ser uno de sus símbolos. Hoy no habrá dirigente alguno de la federación, más allá de los cuatro invitados por concejal que el protocolo concede a los dos miembros del grupo municipal. Antonio Rodrigo Torrijos mantiene el respaldo de su formación que sigue responsabilizando al PSOE y a la dura campaña contra IU de su salida de gobierno. Pero Sevilla ya no es prioridad.

Entre dirigentes políticos e institucionales, el salón de plenos del Consistorio se quedará más pequeño que nunca para recibir al alcalde de Sevilla con la mayoría absoluta más amplía.

El movimiento 15-M se traslada al Ayuntamiento

"Nada ha cambiado, seguimos indignados". Con ese lema, el movimiento ciudadano del 15-M dejará hoy las setas de la Encarnación para trasladarse por unas horas a la Plaza Nueva. Al igual que en el resto del país, protagonizarán un acto de protesta contra la nueva Corporación municipal de Sevilla, presidida por Juan Ignacio Zoido. Las protestas arrancarán mucho antes de su toma de posesión. Será al mediodía cuando en una macroasamblea simbólica se quiera escenificar un "pleno ciudadano" en contraste con el del Consistorio. Horas después habrá una comida popular y se sucederán los tallares de autodefensa o asamblearismo. La concentración, que en otras ocasiones ha llegado a atraer a 10.000 personas, empezará a las cinco. Durará hasta que acabe el acto en el Consistorio.

 

  • 1