Local

Zoido envía in extremis a la Unesco un informe incompleto de la torre Pelli

No se incluyeron datos del estado de conservación del Archivo de Indias ni del avance del rascacielos, según fuentes municipales

el 01 feb 2012 / 22:16 h.

TAGS:

A última hora e incompleto. Así envió ayer el Ayuntamiento al Ministerio de Cultura el informe que el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco pidió el verano pasado al Estado español. La fecha tope era ayer, 1 de febrero, y el Consistorio remitió su documento al Ministerio, el único interlocutor con la Unesco, in extremis. Pese a que los responsables del ministerio lo esperaban desde el día anterior, fuentes de Cultura indicaron a las 21.30 horas, cuando se marchaban de estas dependencias, que todavía no lo habían recibido. El Consistorio, por su parte, sólo informó de que fue enviado "por la tarde", sin precisar la hora.

Según fuentes del Ministerio, en la mañana de ayer el propio alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), telefoneó al secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, para mostrarle personalmente su compromiso de que tal informe llegaría a lo largo del día, si bien el pasado martes fuentes municipales aseguraron que ellos no eran los responsables de redactar tal informe. Algo que desmintió rotundamente el Gobierno de Mariano Rajoy, desde el que indicaron que el "gestor" de este informe era exclusivamente el Ayuntamiento.

Con todo, el informe enviado por el Ayuntamiento, elaborado por las áreas de Urbanismo y Cultura, está incompleto. Según fuentes municipales, se limita a detallar el estado de conservación de la Catedral y el Alcázar, pero no del Archivo de Indias "porque es competencia estatal" y tampoco se habla del desarrollo del proyecto de la torre Pelli, pese a que la Unesco pidió expresamente que el informe incluyera un análisis del avance de los trabajos del rascacielos.

El Comité de Patrimonio Mundial reunido el pasado verano en París no incluyó a Sevilla en la lista de ciudades con Patrimonio Mundial en Peligro, pero dictó una resolución muy parecida a la del año anterior en la que expresaba "su preocupación por los posibles efectos adversos de la Torre Pelli-Cajasol", reiteró en el punto cinco su petición al Estado español de "parar las obras de construcción y reconsiderar el actual proyecto de gran altura con el fin de evitar cualquier posible efecto negativo sobre el valor universal excepcional" de los monumentos y solicitó que el Estado informase a la mayor brevedad posible de cualquier novedad relacionada con el proyecto. En el punto séptimo, además, solicitaba a España que presentase al Centro del Patrimonio Mundial, el 1 de febrero 2012, "un informe sobre el estado de conservación de la propiedad, incluyendo un informe del progreso de la torre para su examen por el Comité de Patrimonio Mundial en su 36 reunión de 2012".

Tanto en 2009 como en 2010, la Unesco pidió otros informes al Estado español sobre el posible impacto de la torre en los monumentos con el título de Patrimonio de la Humanidad y todos los realizó el Ayuntamiento, quien los envió al Ministerio y éste los trasladó al organismo internacional. Es el procedimiento habitual. De ahí que extrañase que el pasado martes, a un día de la fecha tope, el Ayuntamiento admitiera que no tenía el informe.

Las palabras del alcalde que admitía ahora que Cajasol tendría que ser indemnizada por el Consistorio si se parase la obra, y que las arcas municipales no tienen dinero para ello, provocaron ayer la reacción de la plataforma Túmbala, que consideró que no hay tal problema económico. Para ellos, la paralización de los trabajos no entraña, necesariamente, una obligación de indemnizar a Cajasol porque la limitación en altura no implica, por sí, causa de indemnización, pues no hay lucro cesante. De hecho, entienden que la parcela sobre la que se levanta el rascacielos tiene espacio suficiente para compensar la edificabilidad que perdería la torre al limitar la altura. Además, recuerdan que la vía judicial aún está abierta.

El concejal de Empleo y Economía, Gregorio Serrano,
tampoco arrojó ayer luz en todo este embrollo. En la mañana de ayer indicó que él "desconocía", por no corresponderle, quién tenía que emitir el informe para la Unesco, si el Consistorio o el Ministerio. No obstante, dejó claro que desde Urbanismo y Cultura se haría "todo lo que se tenga que hacer para trasladar la información que se requiere desde el Ministerio o la Unesco".

  • 1