Local

Zoido es elegido por unanimidad el líder estatal de los alcaldes

El presidente de la FEMP pide aplazar la deuda con el Estado que en Sevilla llega a 105 millones.

el 24 sep 2011 / 15:03 h.

TAGS:

Juan Ignacio Zoido (i) es felicitado por el presidente saliente, Pedro Castro (d).

Juan Ignacio Zoido es desde ayer y por unanimidad el nuevo presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, el nuevo líder de los alcaldes y presidentes de diputaciones del país. El regidor tomó posesión en Madrid de este puesto, al que ha sido aupado por el propio Mariano Rajoy, en un acto en el que estuvo arropado por la dirección regional del partido y en el que contó con los votos afirmativos de los municipios del resto de formaciones políticas. Y lo hizo con un mensaje reivindicativo: la reforma del sistema de financiación de las administraciones locales es una "urgencia" que pasa por un nuevo marco legal, por una redefinición de las competencias y los recursos de los ayuntamiento y, a corto plazo, por una moratoria en los pagos que todos los ayuntamientos tienen pendientes con el Gobierno central. En Sevilla, la cuenta asciende a más de 105 millones de euros.


El mensaje de Zoido se produjo un día después de que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá -quien también ocupó la presidencia de la FEMP-, hiciera un llamamiento a "inundar" el Ministerio de Hacienda de cartas para no afrontar las deudas de los ayuntamientos con el Estado provocadas por el error en los cálculos realizados por el Gobierno en 2008 y 2009. En estos dos años se pagó más dinero a los consistorios del que le correspondía según el nivel de ingresos del Estado y, posteriormente, tienen que ser reembolsados.

Este mensaje de Barberá le costó una advertencia del vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves - "Llamar a la insumisión al Estado no es constitucional", le respondió-, pero a cambio recibió el apoyo del nuevo presidente de la FEMP: "Comparto las reflexiones de Rita Barberá". El alcalde de Sevilla le puso incluso fecha: "Tenemos que conseguir el aplazamiento a diez años de la devolución de las liquidaciones negativas de los años 2008 y 2009". Sólo en Sevilla la deuda asciende a más de 105 millones. De 2008 quedaron pendientes de devolver 25 millones que se pagan en cinco plazos -uno al año- y en 2009 la cifra se disparó hasta los 85 millones.

No es la única medida "irrenunciable" a corto plazo. Zoido pide una línea de crédito para pagar las facturas pendientes, que en el caso de Sevilla superan los 52 millones de euros, según los últimos cálculos difundidos por la Intervención municipal, y que se permita la refinanciación de la deuda municipal para reducir los intereses a corto plazo.

Pero, sobre todo, el objetivo de Zoido, al igual que el de sus predecesores en el cargo pasa por resolver el "problema estructural" de las corporaciones locales. "Necesitamos una financiación justa (...) El porcentaje de participación en el gasto público ha pasado del 11% en 1979 al 13,4 hoy, un ínfimo porcentaje, y paralelamente las competencias impropias se han incrementado a un ritmo muy superior (...) Es el momento de una reforma profunda de las administraciones y de la Ley de las Haciendas Locales".

Zoido aseguró que mantendrá estas reivindicaciones "gobierne quien gobierne" y que defenderá a todos los municipios por igual.

 

  • 1