martes, 13 noviembre 2018
19:37
, última actualización

"Zoido es un modelo a seguir, en la Junta el PP dará los mismos pasos"

Alicia Martínez, candidata del PP al Parlamento andaluz, asegura que “si el PP pierde en Sevilla no será un fracaso. Nos hemos entregado por completo a un proyecto”.

el 21 mar 2012 / 21:58 h.

-->-->-->

-Son las terceras elecciones en un año, ¿qué cambia en estas para que ahora sí pueda ganar el PP en Sevilla?

-La diferencia está en la situación general y en el PP. Hemos trabajado más intensamente, nos hemos puesto más cerca de las personas, les hemos escuchado y hemos hecho propuestas. Estamos en el partido de las soluciones, los ciudadanos comprueban día a día en muchos pueblos que el proyecto del PP está dando respuestas, y estamos más cerca de que los sevillanos en la provincia nos den la confianza mayoritariamente. 

-Pase lo que pase en Andalucía, si el PP pierde en Sevilla, ¿será un fracaso?

-No lo entiendo como fracaso, trabajamos para que Sevilla sea la provincia capital de Andalucía y lamentablemente es la última y la más castigada por los gobiernos socialistas. Sólo miramos porque el futuro de Sevilla sea el que merecen los sevillanos que haya empleo, y bienestar. Para nosotros no puede ser un fracaso entregarnos completamente con un proyecto y con compromiso a la provincia.   

-Pero volvería a quedar la provincia señalada en el mapa...

-El mapa es discutible. Ayer estuve en Guadalcanal, en un punto azul. Y creo que ese punto azul se va a transformar en una ola azul de cambio y de confianza, que es el que representa el PP . Esa mancha va a ser azul a partir del 25 de marzo. Sevilla será la clave y la llave del cambio en Andalucía.

-El PSOE centra su campaña contra la reforma laboral, ustedes tienen que defenderla, ¿cómo la justifica, les entienden?

-La estamos explicando. El PSOE hace una campaña que no se entiende. Hablan del camino seguro, y el camino seguro en la provincia es que tenemos más de 260.000 parados, y que si no hay cambio y reforma laboral no va a haber modificación de lo que conocemos que es paro y más paro. La reforma laboral es muy importante para generar una oportunidad a los parados. La gente no tiene miedo a las reformas y al cambio si es al cambio positivo y tranquilo, tiene miedo a seguir como estamos. En los pueblos lo que nos piden es un empleo, que dé dignidad para sacar a tu familia adelante, para sacar tu proyecto, desarrollarte con independencia y autonomía.   

-En los pueblos también le piden el PER, y desde otros gobiernos del PP se cuestiona. ¿Seguirá? ¿Debe cambiar?

-El sistema del PER ha sido importantísimo para Andalucía, para garantizar y fijar la población en los pequeños municipios, para garantizar que se mantenga la forma de vida y el empleo. No sólo lo vamos a mantener, sino que lo vamos a garantizar para que en los pueblos se pueda seguir viviendo. Todo eso es lo que vamos a mantener. La apuesta es mantener el proyecto y generar empleo para un despegue de la provincia. 

 -¿Cuál es la prioridad para la provincia?

-Tiene que ser la que es para todos. El empleo. No sólo empleo en general, sino el de los jóvenes. Para nosotros después de la primera medida que será recortar en todo aquello superfluo en la administración, medidas de austeridad, que es lo primero que los ciudadanos nos están demandando, porque no puede ser que las familias vivan asfixiadas y sin ingresos y que sin embargo la administración siga gastando en proyectos de lujo y desbordados. Lo primero será la austeridad para inmediatamente hacer un plan de empleo para la provincia que garantice la accesibilidad al empleo de las personas que hoy están en el paro y con un nivel bajísimo de empleabilidad.

-¿Hacer todas las líneas de Metro a la vez como pide el PP no  puede ser un proyecto desbordado ante la crisis?

-La inversión tiene que tener una planificación global. No se puede hacer lo que se ha hecho hasta ahora, hacer una línea de Metro y olvidar el proyecto. Hemos tenido un lapsus de tiempo en el que no se ha hecho nada. Se han incumplido los plazos de las líneas 2,3 y 4. El proyecto tiene que acometerse de forma global. Y sin prisas, bueno sin prisas no... porque hay mucha demanda, pero sin pausa. No se puede frenar ese proyecto. Cuando se decida cuál es la programación de cuáles son las líneas y los tramos que se van a abordar, debe estar planificado qué otras líneas se van a abordar con qué presupuesto y en qué momento.

-Eso es priorizar, no hacerlo todo a la vez.

-Creo que todas las líneas se hagan a la vez significa que todas estén en la programación. Cuando uno empieza una obra siempre hay que establecer prioridades, porque una ciudad tiene que coordinarse al implantar una obra lo que no quiere decir que no se sepa en qué momento se va a acometer cada línea y cuál es el momento oportuno en el que tienen que coordinarse. Esa planificación puede dar lugar a que se pongan en marcha algunos tramos sin que la red esté terminada. Pero a partir del 25 de marzo el Metro será una prioridad, porque será un proyecto prioritario para Sevilla.

-Si gobierna el PP se suprimirá el decreto de incompatibilidades. Zoido será alcalde, presidente de la FEMP, diputado, tendrá cargos orgánicos... ¿esto no es demasiado?

-Se puede compatibilizar. Creo que la presencia de los alcaldes en el Parlamento garantiza una cercanía y una coordinación de que los problemas que afectan a los ciudadanos se van a ver de primera mano en el sitio dónde se deciden muchas de esas soluciones. Hay ciudadanos que quizá no sepan que muchas de las competencias que reciben en sus ayuntamientos son de la Junta, hay una mezcla importante. Esa labor de cercanía y de respuesta a los problemas de los ciudadanos las hacen los alcaldes. En el Ayuntamiento y en el Parlamento. Zoido que es el alcalde, le van a volver a dar su confianza para que esté en el Parlamento defendiendo los problemas de Sevilla.

-¿Es Zoido el modelo a seguir?

-Sí, es un modelo a seguir. Lo primero que hizo es decir la verdad de la situación que se había encontrado. Y los ciudadanos agradecen un ejercicio de transparencia de los políticos porque no tenemos nada que ocultar. Dijo la verdad. En segundo lugar, hizo un recorte importante de cargos de confianza y directivos que se habían ido acumulando en anteriores gobiernos y que en situación de crisis hay que hacer una medida de austeridad y prescindir y quedarse con lo necesario. Y ha garantizado el empleo de los trabajadores públicos, no sólo no se ha privatizado nada como decía el PSOE, sino que había una situación de graves conflictos laborales, como Tussam, y con el diálogo de Zoido se ha conseguido que los trabajadores cobren sin problemas y sin expectativas de privatización. Son los pasos a seguir en la Junta de Andalucía.

  • 1