Local

Zoido estudia reclamaciones por los fallos en las cámaras

El Consistorio se basa en un informe político, no técnico, que justifica la derogación del plan

el 20 jul 2011 / 21:23 h.

TAGS:

“Según el Centro de Control de Tráfico desde marzo no se tramitan expedientes sancionadores. Los índices de error, por deficiencias en las lecturas de las matrículas y otras incidencias, pueden ser una de las causas de la paralización del sistema”. Éste es todo el análisis técnico en el que basa el gobierno local para denunciar que los problemas del sistema de control de accesos al casco histórico habían provocado que desde marzo no se pusiera supuestamente ni una multa por acceder de forma irregular al casco histórico. Zoido ayer no concretó más. Simplemente, aludió a que estudiará “a quién hay que reclamarle el dinero” por estos fallos y acusó al gobierno anterior de “mentir por decir que el plan funcionaba y no lo hacía”.


El informe del gobierno, firmado por el director general de Movilidad actual, Enrique Medina, se centra en rechazar los efectos del Plan Centro y sólo alude a fallos técnicos para justificar que desde marzo no se tramite ninguna sanción. Pese a esto, según la bases de adjudicación del concurso, el proyecto se adjudicó por un importe de 956.926 euros en enero de 2010 a la firma Sice. Desde entonces, y por un periodo de dos años, la empresa es responsable de cualquier fallo que se haya podido producir en el sistema y de su conservación y mantenimiento. Es decir, que se le podrían reclamar a la empresa la reparación de los errores del sistema, una medida que Zoido no concretó. “Tendremos que analizar los pliegos de cláusulas”, subrayó.


Pero dejó abierta que hubiera otras causas u otros responsables de que las sanciones no se aplicaran desde marzo. Como una decisión política del anterior gobierno ratificada por el nuevo alcalde, falta de recursos para la aplicación de la normativa que se plantearon en el anterior mandato y continuaron en este, o algún fallo en un proceso de tramitación que empezaba en el centro de control de tráfico y acababa en la Delegación de Hacienda.
En cualquier caso, el anuncio por parte del gobierno local de que no se aplican ya sanciones, pese aún no se ha anulado el Plan Centro supone una derogación de hecho del sistema del anterior gobierno. Una situación que censuró el portavoz socialista, Juan Espadas, quien señaló que hay “responsabilidades” tanto en el anterior gobierno como en el de Juan Ignacio Zoido por el tiempo que ha estado en el Consistorio sin exigir el cumplimiento de la normativa.


De hecho, el informe de Movilidad en el que se basa el gobierno se centra más en justificar los motivos de la derogación que en explicar por qué el sistema no funciona desde marzo. El director general –un cargo de libre confianza para el que Zoido designó a un arquitecto– explica que los comercios se quejan por “la falta de clientela”, que los aparcamientos subterráneos del Centro han perdido ingresos, que “el ciudadano no ha entendido la medida” y que “hay que apostar por potenciar el acceso en los distintos medios de transporte”.

  • 1