Local

Zoido exige soluciones para que los alumnos del Alfonso Grosso jueguen en condiciones "dignas"

El portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Sevilla ha accedido a mediar, a petición de los padres, para que el Gobierno municipal repare el terreno de juego, ante el peligro de las rejillas de alcantarillas, y de la valla metálica que rodea al colegio, que el consistorio se comprometió a sustituir en 2009.

el 16 ene 2011 / 16:15 h.

TAGS:

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha reclamado este domingo soluciones al equipo de gobierno para que los alumnos del colegio público Alfonso Grosso y los niños del Club del mismo nombre puedan jugar en condiciones "dignas".

 

Así lo ha dicho tras visitar las instalaciones del colegio de las que hacen uso los alumnos matriculados y los miembros del club Alfonso Grosso. El portavoz popular ha comprobado que los niños están jugando en un campo "con rejillas de alcantarillas en el terreno de juego, con una sola portería y con el albero sin extender lo que ocasiona irregularidades en el terreno".

Para los padres de los niños afectados, es "inadmisible" que en un colegio público, cuya conservación depende del Ayuntamiento de Sevilla, "esté en esas condiciones y que ningún miembro del gobierno municipal se haya preocupado por estos niños del Polígono Norte".

Así, han asegurado que "los niños juegan con una sola portería porque el Ayuntamiento la retiró hace un año y medio y nunca la repuso" y que "las irregularidades del terreno se deben a defectos y falta de supervisión a la hora de extender el albero en el terreno de juego".

También se han quejado del peligro que suponen las rejillas de los husillos en el terreno de juego. "Si en una carrera un niño mete un pie y se le engancha, vamos a tener que lamentarnos", le han explicado al portavoz popular los representantes del club Alfonso Grosso.

De esta manera, Zoido se ha comprometido desde el Ayuntamiento a dirigirse al gobierno para tratar de convencer de "la importancia y la urgencia" de resolver este problema, que, a su juicio, "es posible resolver y que no requiere grandes inversiones".

Por otro lado, el portavoz popular ha alertado sobre el peligro de la valla que rodea al colegio de poca altura y metálica así como de las pintadas. Recordó que en 2008 presentó una pregunta al gobierno municipal en la que le respondieron que "es un cerramiento cumple con la normativa" y que "las competencias del Ayuntamiento es mantener lo que existe".

No obstante, en esa misma respuesta decía que tenía previsto sustituirla por otra "más segura y que había un proyecto que se estaba tramitando". El delegado de Conservación de Edificios Municipales se comprometió con su respuesta por escrito a que "salvo imprevistos se ejecutaría durante el segundo trimestre del año 2009". "Estamos en el 2011 y los niños siguen sin una valla segura y los padres siguen pidiendo soluciones", ha lamentado Zoido.

 

  • 1