Local

Zoido instrumentaliza la huelga de Lipasam para atacar a Griñán

Acusa al presidente de la Junta de Andalucía de dar la espalda a Sevilla en vez de defender sus intereses.

el 09 feb 2013 / 20:59 h.

TAGS:

La huelga de 11 días de los trabajadores de la empresa de limpieza de Sevilla, Lipasam, le ha servido de excusa al alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), para atacar fuerte y duro al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán (PSOE). Al regidor hispalense no le ha gustado nada que Griñán diese su opinión sobre este conflicto laboral y menos que dijese que la plantilla de Lipasam tenía razones para protestar. Por ello le exigió ayer en el acto de elección de los presidentes de distrito del PP que “deje de alentar huelgas” y le reclamó que, en vez de dar “la espalda a Sevilla”, comience a defender los intereses de la ciudad.
Asimismo, Zoido dijo no entender que el presidente de la Junta justificase el conflicto de Lipasam y, sin embargo, haya afirmado que la huelga de basura de más de un mes que sufre El Coronil, un municipio gobernado por el socialista Jerónimo Guerrero, se deba a que se están produciendo coacciones.
El alcalde también aprovechó el acto para censurar la actitud de los dos portavoces de la oposición municipal: Juan Espadas (PSOE) y Antonio Rodrigo Torrijos (IU). Les reprochó que en vez de haber defendido los intereses de la ciudad  y de sus ciudadanos “se pusieron detrás de la pancarta”. Recordó que en el Gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) hubo una huelga de Tussam “y yo como portavoz del PP me puse del lado del Gobierno y cuando fue desautorizado también estuvimos con él”. Recalcó que el PP no les dejó tirados y les tendió la mano, “pero ellos, en cambio, nos han dado la espalda”.
El alcalde confesó que estos días de huelga, con Sevilla llena de basura, “me proporcionaba gran dolor” y “lo he pasado mal”. Pero remarcó que no podía “ceder al chantaje”, porque, según enfatizó, ya había un acuerdo firmado y “mi deber es buscar el interés general y la viabilidad de Lipasam”. Aclaró, además, que si el inicio de las negociaciones con el comité de empresa se iniciaron a los ocho días de comenzar la huelga, se debió a que se estaban produciendo actos vandálicos. “Hemos actuado con firmeza y humildad y hemos llegado a un acuerdo para que gane Sevilla”, indicó. En este sentido, dijo sentirse con fuerza moral para pedir esfuerzos a los trabajadores de Lipasam, porque se han rebajado los sueldos de los altos cargos y se han eliminado las dietas de los concejales por asistencia a los consejos de administración, algo que existía con el PSOE e IU. Con estas medidas aseguró que lo que se busca es que la empresa sea más eficaz y eficiente, “porque lo que queremos es garantizar los servicios públicos más básicos”.
En su alocución avisó que su estrategia con Mercasevilla “espoliada por el PSOE e IU”, será la misma que la que se ha seguido con Lipasam, porque repitió en varias ocasiones que su intención es mantener los servicios públicos y eliminar lo que no vale como las fundaciones, “que sólo servían para contratar a amigos”.
Tras la mala imagen que ha dado la ciudad en los últimos días pidió a sus compañeros de partido que se empleen a fondo para fortalecer la marca de Sevilla.

esfuerzo y dedicación // Ante sus compañeros de partido, entregados en cuerpo y alma a su causa, hizo un somero balance sobre el tiempo que lleva al frente de la Alcaldía de Sevilla. Con mucho optimismo dijo que ya se han conseguido cosas, aunque admitió que queda mucho por hacer, pero que se logrará “con trabajo, sacrificio y dedicación”. Admitió que nadie se podía imaginar que el PP pudiese obtener 20 concejales en el Ayuntamiento de Sevilla. “Hemos llegado en el peor momento para gobernar y nos encontramos con los cajones vacíos, asuntos envenenados y con obras sin acabar y con problemas”, pero recalcó que con el apoyo de todos y la unión del partido se saldrá adelante, “Sevilla está mejorando”, remarcó.
En esta critica a la herencia recibida no se olvidó de reprochar al PSOE de haber mentido sobre la deuda que tenía el Ayuntamiento de Sevilla: “Dijeron que era de 340 millones de euros, pero realmente es de 760 millones”.
Zoido, como lo están haciendo en estos días todos los líderes del PP, defendió la honradez de los miembros de su formación en más de una ocasión y de forma muy especial al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de quien dijo  que es una personas con “fortaleza, entereza y aguante”.
El presidente del PP de Sevilla y portavoz popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno, también tomó la palabra en el acto y tuvo numerosas palabras de elogio para los militantes de su formación a los que dijo que se les necesita para que el partido siga creciendo y renovándose. Bueno, al igual que el alcalde, fue muy crítico con la oposición municipal a la que acusó de haber despilfarrado mucho dinero de los sevillanos: “Se acabaron las fiestas y las mariscadas” y prometió devolver a Sevilla el lugar que se merece, “recuperando una gestión transparente.

  • 1