Local

Zoido defiende que el tramo de la SE-35 de Ikea es “estratégico”

El alcalde defiende el proyecto del viario frente a las alegaciones presentadas por Ecologistas.

el 03 dic 2013 / 13:44 h.

TAGS:

zoidoEl alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), no ve mal que la SE-35 pueda partir el parque del Tamarguillo, justificándolo en la importante creación de empleo que conllevará. “Es una infraestructura estratégica para la ciudad y de ella dependen miles de puestos de trabajo”, dijo ayer Zoido en respuesta a las alegaciones de Ecologistas en Acción contra el proyecto del tramo entre la avenida Emilio Lemos y la carretera A-8008 (Sevilla-Brenes). Nada dijo de las dudas legales que plantearon los conservacionistas, ni del daño social y medioambiental que pueden causar las obras en el parque. Juan Ignacio Zoido subrayó que dicho tramo de la nueva circunvalación no sólo dará servicio a la futura tienda de Ikea junto al aeropuerto, sino que también será el acceso al Higuerón Norte, “con un desarrollo que promueve Iberdrola, con terrenos en la zona que no están aún desarrollados junto a los de la multinacional sueca”. Mientras que los ecologistas denuncian que la inversión pública (este tramo de tres kilómetros costará 50 millones de euros) sólo tiene beneficios empresariales, el alcalde defendió que está recogido “como venía en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)” y que “conjuga la protección del medio ambiente y la creación de miles de empleos”. Eso sí, no olvidó que la SE-35 fue diseñada por los socialistas: “El proyecto era del anterior gobierno y preserva perfectamente el trazado del parque, de ahí la carestía del proyecto, porque en vez de partir el parque va sobrevolándolo”, advirtió. No valoró el alcalde los interrogantes jurídicos que se plantean con esta carretera, ya que, según Ecologistas en Acción, podría correr la misma suerte que la biblioteca del Prado. Según las alegaciones de los conservacionistas, hay una amplísima jurisprudencia, como la sentencia del Tribunal Supremo sobre la biblioteca del Prado –cuyo esqueleto fue demolido– o la del tanque de tormentas de Sevilla Este, que exige para modificar una zona verde una motivación excepcional, esto es, que debe acreditarse y justificarse que la elección de construir en ese parque no admite alternativa alguna. Algo que, para Ecologistas en Acción, no se ha hecho en ningún momento. Además, las alegaciones indican que hay “contradicciones” entre los planes urbanísticos de la Junta y los municipales, por lo que el planeamiento del Ayuntamiento de Sevilla debe adaptarse al autonómico. Ecologistas en Acción sostiene que no es válida la justificación de que la SE-35 es una vía metropolitana porque no figura en el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía, ni en el Plan de Transporte Metropolitano del Área de Sevilla, ni en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana e incluso municipios como Mairena del Aljarafe y Salteras –que sí se han adaptado a los planes subregionales– han eliminado la SE-35 de sus planeamientos. Se ha convertido, pues, en una vía urbana para “facilitar el acceso a un centro comercial en detrimento de los vecinos”, por lo que no está justificada la inversión pública, según los conservacionistas. Con todo, Juan Ignacio Zoido insistió en que es “muy respetuoso con el medio ambiente, pero también tremendamente respetuoso con las oportunidades que quieren tener de los sevillanos de poder trabajar”.  El regidor añadió que lleva mucho tiempo trabajando para limar todas las dificultades y que el proyecto sea respetuoso con el medio ambiente, pero que no va a renunciar “a crear los puestos de trabajo porque sobrevuela el parque al que afecta ese trazado”. Por ahora, el primer tramo de la SE-35 y la nueva tienda de Ikea en Sevilla, en San Nicolás Oeste, se han convertido en dos de los proyectos más enquistados de la ciudad. En septiembre de 2012 la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el alcalde, Juan Ignacio Zoido, acordaron destinar 50 millones de euros a la obra: 37,5 del Consistorio y 12,5 del Gobierno central. Sin embargo, los Presupuestos Generales del Estado para 2014 incluyen sólo un millón de euros, pese a que la apertura de la tienda depende de la carretera. La intención era arrancar las obras a principios de 2013, siendo el compromiso de Zoido de inaugurar el tramo en otoño de 2014 para que Ikea pudiese inaugurar su tienda en 2015, como plazo más optimista, o 2016, en el escenario más realista. Sin embargo, acaba 2013 y no hay máquinas en la zona.

  • 1