Local

Zoido ofrecerá a la Universidad otra ubicación para la biblioteca de Zaha Hadid

El PP defendió antes de las obras que se hiciera en Los Gordales, en el parking de la Feria

el 23 jun 2011 / 15:01 h.

TAGS:

Una vez ratificada por parte del Tribunal Supremo la paralización de las obras de la biblioteca del Prado diseñada por Zaha Hadid, el alcalde de Sevilla anunció ayer cuál será su planteamiento ante un proyecto en el que la Universidad ha invertido ya cuatro millones de euros y en el que se pueden perder otros 4,8 millones. Juan Ignacio Zoido subrayó que la resolución "está para cumplirse" pero que abrirá un cauce de comunicación con el rector de la Hispalense para tratar de encontrar una "salida" a este grave problema. Ý ésta pasa por dar otra ubicación al diseño de la arquitecta iraní, que ayer no quiso concretar: "No es un bueno aventurarse aún. Ya hemos sugerido otras veces varios espacios para ubicarla. El proyecto me gusta y buscaremos otros sitios".

Zoido no lo planteó expresamente, pero un repaso a su programa de 2007 y a varias de sus intervenciones públicas a lo largo de los últimos cuatro años sitúa una ubicación clara en el mapa: Los Gordales. El actual alcalde señaló como candidato en repetidas ocasiones la parcela situada junto al Club Mercantil, donde en estos momentos se ubica el aparcamiento de la Feria. "Es el lugar ideal para un proyecto moderno. Beneficiará a Los Remedios y servirá para que los vecinos puedan disfrutar de su ocio. Contribuirá a rehabilitar y mejorar el margen del río", apuntó Zoido en una intervención pública en diciembre de 2007, cuando aún las obras no habían comenzado. En aquel momento desde el Recortado se cuestionó este emplazamiento porque podía quedar aislado del resto de centros académicos. Más aún desde la paralización del traslado de la Universidad Politécnica -ya descartado- y de la Facultad de Bellas Artes a esta zona de la ciudad.

El alcalde, en cualquier caso, no concretó si mantendrá esa propuesta o si optará por una ubicación alternativa. Pero sí anunció que mantendrá una reunión de forma inmediata con el Rectorado en busca de un acuerdo: "Es un asunto enquistado, que lleva mucho tiempo sin ver la luz, por el que me voy a ver inmediatamente con el rector para darle una salida". Pese a esta llamada al consenso, Zoido dio dos advertencias que sonaron más bien a reproches. "Ya avisamos de que el proyecto debía esperar hasta que el tribunal se pronuncia. Ya lo advertimos", señaló en referencia al rector para, a continuación, dejar clara la responsabilidad del dinero que se pueda perder: "No soy el culpable".

El alcalde del PP se alineó durante años con los vecinos del Prado que denunciaron el proyecto, especialmente cuando se produjo la tala de árboles que fueron posteriormente trasladados, y reclamó la paralización de las obras. Hace sólo unas semanas, poco antes de que se conociera la sentencia del Supremo, subrayó que se acataría dijera lo que dijera. Dado el resultado, el gobierno tiene clara su postura: la biblioteca no se hará en ningún caso en los jardines del Prado.

La Universidad aún dejaba el miércoles las puertas abiertas a distintas soluciones para desbloquear el conflicto.

 

  • 1