Local

Zoido abandera un frente por el dragado tras el varapalo de Doñana

Pide al presidente de la Junta ir "juntos" y "de la mano" en la defensa del dragado como uno de los proyectos que más "oportunidades" de empleo puede generar en Sevilla.

el 28 may 2013 / 19:16 h.

TAGS:

dragado_portada El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, dio ayer un paso al frente para abanderar en primera persona la defensa de un proyecto que consideró crucial para la economía sevillana y que solo acumula reacciones y pronunciamientos en contra, sobre todo, por su impacto directo en una de las joyas medioambientales del país: el Parque Nacional de Doñana. Zoido aprovechó un acto con alcaldes del PP de la provincia de Sevilla para elevar la voz a favor de este proyecto un día después de que el Consejo de Participación de Doñana rechazara por mayoría el dragado del Guadalquivir. La iniciativa, que promueve el Puerto de Sevilla y que supone la profundización del río, tendría un impacto directo sobre Doñana, además de sobre los cultivos de la zona, el más importante el del arroz. El Ministerio de Medio Ambiente también ha informado de que ha pedido a los servicios jurídicos del Estado que revise la declaración de impacto ambiental (DIA) emitida en 2003 de forma favorable para el proyecto. El Ministerio de Miguel Arias Cañete (PP) expresó “dudas” sobre si esa evaluación sigue vigente. Otro misil en la línea de flotación de un proyecto que acumula años de retraso y que desde el Ayuntamiento consideran clave para remontar la economía sevillana, hundida en plena crisis y sin apenas latido industrial. En este escenario, Zoido anunció que se digirá al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, para ir “juntos” y “de la mano” en defensa del dragado del río, que calificó como uno de los proyectos que más “oportunidades” económicas y de empleo puede generar en Sevilla. El también presidente del PP andaluz reclamó dejar este asunto al margen de las peleas partidistas y políticas. Zoido se refirió solo a la Junta de Andalucía pero en ningún momento se pronunció sobre las “dudas” del Ministerio del Gobierno del PP sobre el proyecto. La última palabra en el dragado corresponde a Madrid. En su discurso ante los alcaldes sevillanos de su partido, el líder popular reclamó al Gobierno andaluz que “no ceda ante las presiones de Izquierda Unida” –socios en en la Junta y detractores del proyecto– y reclamó a Griñán una entrevista “otra vez” para poder llegar a un acuerdo “por los andaluces”. El alcalde subrayó que respeta el pronunciamiento en contra del Consejo de Doñana, aunque recordó que “no es vinculante”. Su propuesta, agregó, aboga por un plan de mejora y recuperación de las riberas del río, por modernizar los regadíos, garantizar “uno de los cultivos más rentables de Andalucía” (el arroz) y por proteger medioambientalmente todo el entorno del Guadalquivir. Desde la Junta de Andalucía, el portavoz Miguel Ángel Vázquez replicó a la solicitud de entrevista de Zoido a Griñán pidiendo que primero se aclaren las posturas internas en el Partido Popular. Vázquez subrayó las diferencias de criterio entre el PP de Sevilla frente al de Huelva o Cádiz (en contra del proyecto) y en contraposición de la postura del Ministerio, también reticente al dragado. “Cuando tengan una misma posición dentro del PP podremos abrir el diálogo”, aseguró el portavoz del Gobierno andaluz. La Junta apoyó también la iniciativa del Ministerio de revisar la declaración de impacto ambiental aprobada en 2003. Vázquez subrayó que ésa es una posición “coincidente” con lo que viene defendiendo el Gobierno andaluz. Sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo que saque del enfrentamiento partidista este proyecto, aseguró que la posición de la Junta “no es política sino técnica y jurídica”. Vázquez fue claro sobre cuál es la prioridad: “Lo que está en juego es Doñana”. En esa línea, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Luis Planas, también respondió a Zoido al que aclaró que “no es cuestión” de pactos, sino de cumplir la ley y que cada organismo asuma su responsabilidad, antes de intervenir en comisión parlamentaria. Planas, que insistió en que no hay “ningún enfrentamiento entre administraciones” por este asunto, instó a cada una a asumir las responsabilidades que le son propias. Ante la reunión de la semana pasada en el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente para tratar este tema, el consejero precisó que ni los que habían sido crítico con el dragado “fueron convencidos” ni tampoco lo fue el Ministerio, concluyó.

  • 1