Local

Zoido pide apoyo a los barrios al margen de "ideologías y carnés"

El PP busca en el movimiento vecinal la«llave»para la«difícilmayoría».

el 02 abr 2011 / 17:43 h.

TAGS:

"Yo no soy del PP, soy zoidiano". La frase de Juan Gallardo, un representante vecinal de Su Eminencia -un área de "con un 80% de sociatas", según sus palabras-, a quien los populares cedieron ayer buena parte del protagonismo, resume el objetivo que Juan Ignacio Zoido persigue desde hace meses, y con más empeño ahora, cuando solo quedan 50 días para las elecciones: movilizar a los barrios con un discurso basado en la "ausencia de ideología" y en la respuesta a los "pequeños grandes problemas" de las zonas tradicionalmente de izquierdas. Del éxito de esta estrategia depende que el PP tenga realmente "la llave" para conseguir una mayoría que el propio presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz, calificó como "difícil, pero posible".

Con esta meta, Zoido, arropado por los máximos dirigentes de su partido a nivel local -todos los presidentes de sus agrupaciones-, regional -Javier Arenas- y provincial -José Luis Sanz-, desvió la atención hacia quienes, como Gallardo, no solo "no tienen el carné y la ideología" del PP, sino que responden a perfiles tradicionalmente alejados del votante popular. "Tengo ojos para Andrés, de El Cerezo, que solo tiene el carné de su barrio, para Ricardo Molinero, afiliado a la CNT, y por supuesto para Gallardo". A ellos, y al resto de entidades vecinales que acudieron al Hotel Al-Andalus les ofreció un discurso sencillo y claro. No hay encima de la mesa obras "megalómanas" ni "planes estratégicos". Solo respuestas a las demandas del día a día: "Hay un alejamiento de la política por parte de muchos ciudadanos por la mala gestión o los escándalos. Tenemos que rebelarnos ante esta situación. Nuestra aspiración es acabar con la burocracia y la desidia.

Un compromiso real. Cumplir la palabra y acabar con la venta de humo (...) Hay muchos frustrados porque el gobierno no ha hecho caso a sus peticiones. Nosotros, sí miraremos a todos los barrios por igual". Y para reforzar este mensaje Zoido escogió a uno de los grandes referentes municipales del PP, que con su presencia en Sevilla volvió a escenificar la relevancia de la ciudad en la campaña a nivel nacional. Alberto Ruiz Gallardón fue presentado como el modelo de alcalde dialogante y participativo. Un regidor, que lucha "contra los desequilibrios" y que tiene un plan para cada barrio.

Pero sobre todo, el dirigente del PP que ha conseguido crearse una imagen compatible con distintas ideologías y que ha aglutinado a su alrededor a votantes de izquierdas y derechas. El entusiasmo de los asistentes revela que para este eje del discurso popular, Gallardón puede ser la persona más idónea. Al igual que para plantear que la mayoría absoluta es posible -el propio alcalde madrileño estuvo en la oposición tras su primera candidatura-. Más difícil encaje tiene en la otra gran línea de trabajo de los populares: las críticas a una ciudad llena de obras y la reducción del gasto. Pese a esto, Zoido se atrevió con una frase arriesgada: "De Madrid copiaremos la austeridad".

Y Arenas fue incluso a más: "Estamos orgullosos de la deuda de Madrid, porque se ha destinado a inversiones que son claves para la ciudad. No en chapuzas y pensiones ilegales". Contrasta con los duros ataques del PP a la situación económica del Consistorio por su deuda. Muy inferior a la de municipios como Madrid o incluso Valencia. Lejos un plan sencillo de gestión, encaminado a resolver los problemas pendientes, Gallardón vaticinó "una transformación" de la ciudad si Zoido llega a la Alcaldía: "Sé que este año empieza el momento de Sevilla para ser el gran referente cultural, histórico y de futuro para liderar el crecimiento de la comunidad autónoma. Va a ser la mayor transformación que se va a producir en el ámbito urbano. Y Zoido será garantía de honradez".
Pero lo que el PP plantea no es un proyecto solo urbano. Sanz se encargó de dejarlo claro: "No toca la Sevilla de derecha o izquierdas, sino recuperar el futuro de la ciudad. Y poner la primera piedra para el cambio político en Andalucía y España".

  • 1