Local

Zoido promete mejorar la aportación del Estado para el Metro

Afirma que lo prioritario es toda la red y que, igual que a Pino Montano, debe llegar a Sevilla Este

el 20 dic 2011 / 10:34 h.

TAGS:

Las catas arqueológicas en el trazado de la línea 3 comenzaron hace ya un año.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y la consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz Villalón, no conectan casi ni por teléfono. Discrepan en los proyectos de las líneas 2, 3 y 4 , en cómo hacerlas (por fases o de forma simultánea) y por dónde hacerlas, pero sí comparten un objetivo: sacarle al Gobierno de Mariano Rajoy el mejor pacto posible sobre la financiación de la red del Metro. El alcalde aseguró ayer que intentará "mejorar" el acuerdo que hubo para la línea 1 y que el Gobierno de la Nación, al menos, debe darle el mismo trato que le dio Rodríguez Zapatero.

Gracias a la ley del Metro de Sevilla de 1975, el Gobierno central está obligado a pagar, al menos, el 50% del coste estimado del suburbano (en Málaga paga un tercio). En la línea 1 el Estado, en base a dicha ley que aún sigue en vigor, firmó financiar 218 millones de euros en 30 años, la mitad del coste estimado, pero el coste real se disparó hasta los 658 millones de euros.

En su día, el Partido Popular criticó que la Junta pactara con el Ejecutivo de la Nación el pago en 30 años, por eso Zoido asegura ahora que intentará rebajar estos plazos.

En cuanto a la presentación de los proyectos "definitivos" de las líneas 2, 3 y 4 y el anuncio de la consejera de que el tramo norte de la línea 3 (entre Pino Montano y el Prado) podría estar acabado en 2017 si la obra de la línea sale a concurso en 2012, el regidor hispalense aseguró que le parece bien que se priorice la línea 3 (Pino Montano-Los Bermejales) porque "da servicio a muchas personas", pero añadió que también es necesario que el Metro llegue a Sevilla Este a través de la línea 2. Y es que para Zoido, la prioridad es "toda la red, todas las líneas, y no sólo la 3".

Eso sí, la Junta, que es la administración que promueve y paga la mayor parte de los gastos, no tiene dinero para hacer frente a tres proyectos con un coste de más de 3.700 millones. Sí pretende iniciar la línea 3, con un presupuesto de 1.179 millones, gracias a la colaboración público-privada (el sector privado pondría un 20%) y del Estado, al que reclama la mitad del presupuesto estimado (589,5 millones).

"¿Por qué no me recibe la consejera para que yo le exija que también empiece la línea 2 en Sevilla Este?", planteó el alcalde de Sevilla, quien exigió conocer el plan económico y financiero y los plazos de la línea 3 porque, según dijo, "no consentiré que se abra la ciudad y no se termine la obra". De hecho, advirtió que no consentirá que se hagan obras en la ciudad sin que el alcalde esté en la mesa donde se tomen las decisiones. De hecho, recriminó al anterior regidor, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, que se desentendiese de la línea 1.

Zoido pidió y ofreció "lealtad institucional" a la Junta, a la que también le reclamó "responsabilidad y seriedad" en un proyecto que es "el más importante para Sevilla en los próximos años". "Es importantísimo -añadió- que no se use electoralmente, que se aparte de la contienda política".

Eso sí, no desaprovechó la ocasión ante los periodistas para criticar que Cruz Villalón haya presentado los proyectos 24 horas después de que el PSOE designase a Griñán candidato a la presidencia de la Junta y que le llamara media ahora antes de la rueda de prensa de presentación de los proyectos. "Si me lo hubiera dicho no habría cogido el AVE para ir al discurso de investidura de Rajoy", aseguró. En la mañana de ayer, el alcalde le devolvió la llamada a la consejera, pero ésta estaba en el Consejo de Gobierno, según Zoido, quien se mostró "dispuesto" a reunirse con ella "cuando quiera". Más tarde, por fin hablaron y quedaron en fijar "en breve" una reunión. Zoido irá dispuesto a poner "de todo", "aportaciones para mejorar los proyectos, coordinación, planificación de las obras...". Todo, menos dinero.

  • 1