Local

Zoido quiere sanear los 700 millones de deuda en un año

el 16 sep 2011 / 09:46 h.

TAGS:

Juan Ignacio Zoido presentó su balance en un acto convocado en la sala de Fieles Ejecutores del Ayuntamiento

O la situación no es tan mala como la pinta o Juan Ignacio Zoido tiene recetas mágicas para sanear las deficitarias cuentas municipales. El alcalde hizo ayer balance de sus cien primeros días de gobierno y aseguró que saneará el Ayuntamiento en un año pese a que tiene una deuda de, "como mínimo", 700 millones de euros. ¿Y cuál es la clave? Según dijo una "nueva forma de gobernar" basada en la austeridad, una de sus tres prioridades junto con la creación de empleo y la oferta de unos servicios municipales de calidad.


Según el regidor, su equipo de gobierno "va por el buen camino", de ahí que su plan de saneamiento para las empresas públicas y las medidas de austeridad del propio Ayuntamiento conllevarán que en un año la situación esté "ordenada". "En un año se habrá contenido el gasto y saneado las arcas públicas", sentenció Juan Ignacio Zoido, quien descartó un "sistema extraordinario de financiación" o, por ejemplo, aprobar medidas como la Junta, que lanzó 400 millones de los conocidos como "bonos patrióticos".


De bonos nada, Zoido apuesta por "salir adelante con muchas dificultades y apretando el cinturón, empezando por nosotros". El alcalde hizo ayer un extenso repaso de sus cien primeros días de gobierno, recalcando la nefasta situación económica de empresas como Mercasevilla, Giralda TV o Tussam, a las que prometió salvar. Reclamó las deudas que le achaca a la Junta y subrayó la labor de funcionarios y personal de las empresas municipales.


Tras detallar el ahorro realizado en personal de confianza (20,5%) y en altos cargos de empresas municipales (27%), Zoido recordó que encontró una liquidación del presupuesto de 2010 con un saldo negativo de 51 millones, de -1,7 millones en el Instituto de la Cultura y de las Artes (ICAS) y de -15,2 millones en la cuenta a la que van las facturas de obras y servicios sin presupuestar, además de otros 37 millones en facturas sin presupuestar.
¿Y bajará los impuestos? El PP -indicó- ultima estudios previos de exenciones fiscales, así como su repercusión en los próximos presupuestos, que estarán en diciembre. "Habrá que ser muy competitivos y, aunque el margen para bajar los impuestos desde el Ayuntamiento es pequeño, se hará todo lo posible", sostuvo.


Eso sí, admitió que hay que agilizar las tramitaciones y el pago a proveedores para que "no se vayan las inversiones". Para empezar, destacó que la media de licencias resueltas creció un 87% y que se acortaran los plazos. No obstante, admitió que las licencias no se podrán conceder en cuestión de horas, como pide la Confederación de Empresarios de Sevilla.


En cuanto a aspectos más espinosos, Zoido pasó casi de puntillas por la criticada derogación del Plan Centro y sólo dijo que "no ha pasado nada y todo está funcionando correctamente", así como tampoco profundizó en el problema de los afectados por la paralización del plan de aparcamiento, a los que prometió la devolución de las fianzas.


Sí anunció que está "próximo" al desbloqueo de la ampliación de Fibes, "tras muchas deficiencias y diferencias entre la constructora, la dirección de la obra y Emvisesa", pero no concretó más.


En cuanto al empleo, dijo que impulsó la creación de la Mesa por el Empleo y anunció la constitución en los próximos días de otra mesa donde estén representados todos los parques industriales de la ciudad para planificar las mejoras en dichas áreas para los próximos cuatro años. Además, apostó por poner en marcha un proyecto de incubadoras empresariales de barrios en los locales que tiene Emvisesa en las VPO. Otro anuncio más, ya que el balance de Zoido estuvo cuajado de buenas intenciones, planes e impulsos, más que de proyectos ya realizados.


"Tras estos cien días -reconoció- tengo mucho más optimismo, aunque soy consciente de las dificultades y de que vienen tiempos difíciles".


En cuanto a otras políticas, Zoido garantizó que no recortará en asuntos sociales y pidió tiempo para resolver el conflicto de la prostitución, los gorrillas o las chabolas, destacando, eso sí, los operativos puestos en marcha ya y el trabajo de limpieza (con 550 actuaciones especiales) y el incremento del 100% de los baldeos.


El regidor dijo trabajar para, entre otras cosas, abrir una línea de grandes eventos deportivos, lograr la desconcentración de distritos, fomentar la participación ciudadana o desbloquear los proyectos heredados, si bien insistió una y otra vez en que su mayor reto es crear empleo.

  • 1