viernes, 16 noviembre 2018
01:51
, última actualización
Local

Zoido renuncia al proyecto de un parque público en Tablada

El Consistorio confirma que expropiar la dehesa no está entre sus prioridades “por falta de dinero”

el 27 ene 2012 / 21:26 h.

TAGS:

La expropiación de Tablada, tan debatida en campaña -cuando el actual alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, prometió que se resolvería en 15 días- ya "no es una prioridad". El Ayuntamiento ha aparcado sine die el proyecto de parque periurbano para Tablada y tomó como argumento la falta de liquidez. "No hay dinero para expropiar dehesas", dijo el portavoz del PP, Juan Bueno, que culpó de ello, una vez más, a "la deuda dejada por el anterior gobierno" de PSOE e IU. Su decisión, además, llega en un momento delicado, ya que después de 14 años de espera la Justicia ha dado por buena la venta por subasta de los terrenos por parte del Estado.

Tras la sentencia había dos salidas: iniciar un tercer intento de expropiación o negociar con los dueños. La primera alternativa fue la que defendió en el Pleno IU, cuyo portavoz, Antonio Rodrigo Torrijos, apeló a que "es la hora de Tablada" y pidió expropiar los suelos para cederlos a la Junta, que los explotaría como parque periurbano. Al hilo de esa moción se sumó el edil Eugenio Suárez, cuyo partido, el PSOE, ya exigió, nada más conocer el fallo a principios de año, que el PP tomara "una decisión política" urgente.

El Gobierno enterró la vía de la expropiación, porque "no se va a jugar con el dinero de Sevilla" en "litigios inútiles y estériles", en alusión a los dos intentos fallidos por vía judicial y recalcó que "la prioridad son los 85.000 parados de la ciudad". "Tablada se quedará como un erial", contestó Torrijos.

De acusaciones por promesas incumplidas se llenó una sesión en la que el PP tumbó la moción presentada por el portavoz del PSOE, Juan Espadas, en la que se pidió compensar la subida del IBI promovida por el Estado (o dedicar esa partida extra a políticas sociales como pidió IU) u otra de la coalición de izquierdas, en la que pedía por tercera vez al Pleno en dos meses promover la creación de empleo a través del desarrollo de los suelos del PGOU. El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vilchez, se agarró esta vez a que el plan ha quedado "desfasado" y está "repleto de errores" que, a su juicio, han abierto debates como el de la Torre Pelli. Un asunto, por cierto, que el Gobierno local esquivó pese a la insistencia del PSOE por debatirlo ayer, al preferir convocar un Pleno específico para analizar su posible impacto negativo en tres monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: el Alcázar, la Catedral y el Archivo de Indias.

Sí se debatió -y se aprobó-, en cambio, la reclamación a la Junta para que abra este año el hospital Vigil de Quiñones, algo que fue apoyado por IU y presentado por el PP, que sí se quedó solo en reprobar a la Consejería de Salud por la tardanza en las obras. Por último, se formalizó la marcha de PSOE e IU de la Oficina del Defensor del Ciudadano por la presencia de José Barranca. Su marcha deja a la institución en una situación compleja, ya que su reglamento sólo contempla su existencia con la presencia de representantes de los grupos políticos.

  • 1