Local

Zoido tensa su pulso con la Junta y le reclama "sus deudas" pendientes con Sevilla

El alcalde reclama en un escrito al presidente de la Junta que cumpla con sus compromisos con la ciudad y enumera un listado de reclamaciones del Ayuntamiento

el 05 sep 2011 / 12:09 h.

TAGS:

El alcalde de Sevilla inició ayer el curso político mostrando la que será una de sus principales estrategias durante todo el mandato: la confrontación con la Junta de Andalucía. Juan Ignacio Zoido presentó ayer un escrito en el que se solicita una reunión inmediata con el presidente del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán, y se ponen encima de la mesa hasta 17 reclamaciones. Son las que el regidor considera “las deudas” pendientes con la ciudad  por parte de un presidente de la Junta que, según apunta el regidor en la carta, “ha frustrado las esperanzas” que se pusieron en él y por parte de un Gobierno andaluz que “no ha atendido a la ciudad como se merece”.

Si en su toma de posesión, Zoido ya centró parte de sus mensajes en una Junta de Andalucía a la que pidió “lealtad” , ahora en el inicio de su primer curso político vuelve a dirigir su primera gran intervención –por escrito eso sí– al Gobierno autonómico. El alcalde cuestiona el funcionamiento de algunos de los proyectos claves de la administración socialista, como la Ley de Dependencia, los planes de rehabilitación, la política educativa, los programas sociales o las políticas activas de empleo; y denuncia una batería de “proyectos pendientes” entre los que subraya la red completa de Metro, la capitalidad, la Ciudad de la Justicia y la conexión por Ave con el aeropuerto de Sevilla. Incluso llega el regidor del PP a acusar a la Junta de morosa por “la deuda tributaria” que la Junta mantiene con el Consistorio que, pese a todo, no se llega a cuantificar.

“La esperanza que puse en usted ha sido frustrada, y me veo en la obligación de dirigirme a usted para que como presidente reconsidere su postura y dé los pasos necesarios para el impulso político y el compromiso”, argumenta Zoido quien recuerda el escrito que ya le presentó a Griñán en mayo de 2009 –durante la primera visita al Ayuntamiento entonces dirigido por Alfredo Sánchez Monteseirín–, cuando estaba en la oposición en el que se recogían sus principales demandas. Ahora, en el gobierno, el alcalde retoma el mismo discurso de oposición y defiende reclamaciones similares a entonces.

Zoido aprovecha para cargar duramente contra la gestión de políticas sociales de la Junta de Andalucía. En primer lugar, contra la Ley de Dependencia, para la que se hace una “errónea cuantificación del precio de la hora” y en la que, según el PP, hay una “falta de compromiso de la Junta”. Según el regidor la aplicación de la ley –cuyo contenido sí considera positivo– costó al Consistorio cinco millones en 2011 y se elevará a 7,5 en 2012.  

Zoido reprocha además el retraso en la convocatoria del programa de subvenciones para las zonas necesitadas de transformación social que lleva semanas de retraso y que aún tiene fecha para su resolución. Este retraso pone en peligro los programas de El Vacie, Torreblanca, Tres Barrios-Amate y Polígono Sur. De momento, el Consistorio adelanta el dinero para conservar medio centenar de puestos de trabajo. Un desajuste –entre las convocatoria de ayudas y los programas– similar al que se ha producido en Andalucía Orienta –servicios de asesoramiento y formación al empleo–. A estas quejas añade Zoido los incumplimientos en políticas de rehabilitación en barrios como Amate, en las viviendas de Neblí –que han estado siempre presentes en el discurso de Zoido en la oposición– o la instalación de los ascensores en San Pablo.

A este relato de los incumplimientos de la Junta añade Zoido un listado de proyectos “irrenunciables” en los que el alcalde del PP denuncia la actuación del Gobierno andaluz con un tono especialmente duro en algunos temas. Es el caso del Metro –“Ustedes han defraudado a los sevillanos zanjando la posibilidad de construir una red completa en simultáneo y subterráneo que solucione a largo plazo los problemas de tráfico de la ciudad” –,  de la conexión por AVE con el aeropuerto de Sevilla paralizada por falta de fondos – “Ustedes prometieron su puesta en funcionamiento en 2013 y volvieron a frustrar las expectativas ante sus incumplimientos con la paralización del proyecto”– o de la Ciudad de la Justicia – “Han sido muchos los cambios de opinión y pocos los pasos en firme”–.

Ni siquiera El Vacie se escapa de las acusaciones del alcalde hacia la Administración andaluza: “Hay niños viviendo entre ratas y sociedad y no pueden seguir así más tiempo (...) El gobierno que presido ya ha procedido al desbroce y limpieza de urgencia del poblado pero la situación del asentamiento requiere de una apuesta decidida con soluciones a largo plazo para cumplir el objetivo de erradicar el poblado”.

A estas demandas concretas añade Zoido una mucho más imprecisa. Ante la delicada situación de las arcas municipales, agravada por la liquidación negativa de 2010, por las facturas pendientes de abonar y por los anticipos a cuenta del Estado de 2008 y 2009 que deben devolverse parcialmente, el alcalde mira hacia la Junta a la que acusa de morosa. “Existe una deuda tributaria por parte de la Junta. Debería haber sido abonada y la administración de la que usted es responsable ha incumplido con su deber como contribuyente”.

La carta, con fecha de registro de ayer, concluye advirtiendo que habrá una “actitud reivindicativa” con la Junta de Andalucía. Ésa es de momento la hoja de ruta de un curso político clave para Zoido ante las expectativas generadas durante los últimos años. Y, sobre todo, ante las elecciones generales del 20-N y las autonómicas de principios de 2012. 

  • 1