Local

Zoido vuelve a sembrar dudas sobre la Torre Pelli y señala a Junta y Estado

El alcalde pide a otras administraciones que aclaren su responsabilidad si se para el proyecto.

el 25 sep 2011 / 16:05 h.

TAGS:

Proceso de costrucción de la Torre Pelli.

Sólo un día después de que el delegado de Urbanismo asegurara el pasado miércoles que la licencia de la Torre Pelli es legal y que no existen, por tanto, "grandes dificultades" para el proyecto, el gobierno local volvió a sembrar dudas sobre el rascacielos impulsado por Cajasol. En esta ocasión, a través de un escrito remitido a la Junta de Andalucía y al Gobierno central -y difundido ayer a los medios de comunicación- en el que se pide a las dos administraciones que aclaren su responsabilidad en el proyecto, se advierte de la importancia del último informe del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco -que cuestiona el proyecto- y se abre las puertas a una eventual "revisión o anulación" de la licencias de obras.

Así, al igual que ya hiciera en la campaña electoral, Juan Ignacio Zoido vuelve a sembrar dudas sobre el proyecto de Cajasol y apunta directamente a un elemento clave del debate: el coste de la paralización de un proyecto con un coste de 311 millones de euros y con un avanzado estado de ejecución -se han alcanzado ya las ocho plantas-. "Si ante una eventual revisión o anulación de la licencia concedida se originara una hipotética responsabilidad patrimonial de la administración, ¿quién debería asumir la indemnización y, en su caso, bajo qué criterios se distribuiría la obligación económica entre las administraciones con competencias en la materia?", se pregunta el alcalde. La compensación que reclamaría Cajasol puede ascender a 200 millones.

Zoido no centra esta vez sus dudas, como sí hizo en campaña, en la legalidad de la licencia concedida a Cajasol para el proyecto, sino en la "preocupación reiterada por el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco". Y en este punto enumera los hechos que vinculan a la Junta y al Gobierno central en el proyecto cuyo plan parcial se aprobó el 7 de diciembre de 2005 en Junta de Gobierno Local. Como los informes favorables de la Consejería de Cultura y la Comisión Provincial, la petición de informe remitida en febrero de 2007 a la Delegación Provincial de Obras Públicas que no tuvo respuesta; el escrito de la Dirección General de Costas de marzo de 2007 avalando el diseño; o la remisión en el mes de abril del citado plan especial a la Junta. Fue a raíz de estos hechos cuando se concedieron las licencias. La de movimiento de tierras en julio de 2007 y la de las obras de la torre y los aparcamientos, el 17 de septiembre de 2008.

"Es voluntad del gobierno evitar que pueda llevarse a cabo cualquier actuación que pudiera dar lugar a la pérdida de la calificación de patrimonio de la humanidad de la Catedral, del Archivo de Indias y del Alcázar", subraya Zoido quien reclama a la Junta y al Estado medidas para evitar esta circunstancia y apunta a las responsabilidades de las dos administraciones.

Este informe del comité de patrimonio de la Unesco, que reclama otro estudio sobre la torre antes de febrero de 2012 para decidir sobre la inclusión de Sevilla en una lista negra por no conservar su patrimonio, vuelve a pedir la paralización de los trabajos y alude al "impacto adverso" de la torre sobre los "valores universales del patrimonio".

Estas conclusiones son precisamente uno de los avales de la plataforma Túmbala para criticar lo que denuncian como un cambio de actitud del alcalde que en campaña cuestionó la legalidad de licencia y en el gobierno defiende que no hay irregularidades -después de la elaboración de un "exhaustivo informe"-.

La carta no cuestiona la actuación del Ayuntamiento, sino la de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Cultura por su implicación en varias fases del proyecto. Pero, sobre todo, vuelve a abrir las puertas a la paralización de las obras, que han acelerado en los últimos meses, por su posible impacto visual en un paisaje protegido, cuando quedan apenas unas semanas para que Icomos -el órgano asesor de la Unesco contrario a la torre- visite los trabajos del rascacielos.

 

  • 1