Local

‘Zoidomanía’ versus los incumplimientos

El alcalde defiende sus planes de austeridad, transparencia y diálogo, mientras que la oposición pone la lupa en sus promesas “olvidadas”

el 18 sep 2011 / 18:29 h.

TAGS:

Todo depende del cristal con el que se mire, pero en este caso, los dos partidos de la oposición (PSOE e IU) coinciden en su balance de los cien primeros días de gestión del equipo de Juan Ignacio Zoido (PP), mientras que -como no podía ser de otra manera- los populares eligen el color más optimista para hacer su propia valoración. El nuevo modelo de gestión, austero, transparente y eficaz, según el PP, se enfrenta a los incumplimientos y la falta de decisiones y medidas que destaca la oposición.


El primer dirigente del PP capaz de atraerse el voto socialista y situarse con 20 concejales tras un histórico vuelco en las urnas, sigue haciendo gala y explotando en su gestión del día a día sus puntos fuertes: la imagen, el gesto, la proximidad. Quiere hacerse con la simpatía de funcionarios y trabajadores de las empresas municipales, al tiempo que intenta encontrar la varita mágica para resolver los conflictos enquistados y no resueltos por el anterior gobierno (de PSOE e IU), casi todos por los problemas financieros. Ahí están Mercasevilla, Tussam, Giralda TV... y las obras por terminar: Fibes, los túneles, la Ranilla... De otros asuntos, como Tablada, ya ni se habla, aunque Zoido sostuvo que era un conflicto que se podía desatascar "en quince días".


Con todo, la cercanía de las próximas elecciones generales -20 de noviembre- y el hecho de que Zoido se ha convertido en el símbolo del vuelco electoral para el PP-A de Javier Arenas, han provocado que el alcalde se haya enzarzado en una dura pugna con la Junta de Andalucía, a la que le reclama 9 millones por el ERE de Mercasevilla de 2007, 8,6 millones de deuda tributaria con el Ayuntamiento, otro proyecto del Metro, más dinero para asuntos sociales... Una actitud reivindicativa que la oposición considera una estrategia de distracción para ocultar la "falta de medidas" del nuevo gobierno local.
Según el PSOE, sólo una de las 714 promesas recogidas en el programa electoral del PP o realizadas de viva voz se ha cumplido (la derogación del Plan Centro) y una veintena han superado la fecha en la que tendrían que haber sido puestas en marcha.


Por su parte, Izquierda Unida puntúa estos cien días con un cero por no tomar medidas de calado que generen empleo, por "vender humo" y acumular una lista de promesas incumplidas, por abrir la puerta a la especulación urbanística con los cambios en el PGOU, por colapsar de tráfico el Centro y por mentir en su discurso de austeridad, transparencia y consenso.


Tanto Espadas como Torrijos subrayan que Zoido no haya tomado ninguna medida encaminada a crear empleo; que no se haya desbloqueado el proyecto de Ikea ni se haya ejecutado la descentralización de distritos o devuelto las fianzas de 1.000 euros de los aparcamientos de Equipark. Sobre estos asuntos PSOE e IU ironizan con que hay cosas que "no se resuelven en diez minutos" como parecía creer Juan Ignacio Zoido cuando estaba en la oposición. El alcalde, en cambio, sostiene que no le sorprendió la dificultad para gobernar.

  • 1