Salud

Cinco recetas perfectas para cuidar tu línea en verano

Come bien, come sano y, además, refréscate con estos platos perfectos para los meses de calor.

  • Cinco recetas perfectas para cuidar tu línea en verano

Seguramente estés acudiendo a páginas web como Delicista para dar con recetas que te ayuden a llevar una dieta más saludable. Ahora, que el verano comienza a llamar a la puerta con unas subidas de las temperaturas que son realmente molestas, es el momento ideal para echar un vistazo a los recetarios en busca de platos tan refrescantes como sanos.

Y lo cierto es que hay muchas opciones, de hecho, no vas a tener que buscar mucho más para dar con las más adecuadas, porque aquí te traemos las mejores. No exageramos, el recopilatorio de platos que hacemos aquí es ideal para cuidar tu línea en verano, además de para disfrutar de unas mezclas de sabores que no vas a encontrar en ninguna parte.

Nos acercamos a la gastronomía de la tierra y miramos también un poco a la zona mediterránea para dar con ellas. Seguro que muchas te serán familiares, y es normal. A veces lo familiar es lo mejor.

Las cinco recetas perfectas para el verano

Aquí vamos a presentarte cinco platos idóneos para combatir el calor del verano de la forma más saludable posible. Recetas que combinan la salud con la frescura para frenar el efecto de las altas temperaturas, muchas de las cuales han sido reconocidas por webs como Grep-Aedn por los nutrientes de sus ingredientes.

Porra/Salmorejo

En Andalucía sabemos muy bien cómo se debe comer cuando aprieta el calor. Nuestra comunidad es una de las más calurosas de todo el país cuando llega el verano, por eso no hay nada como acudir a los platos típicos de la tierra para poder combatirlo mientras degustamos algo delicioso.

La porra y el salmorejo son dos platos muy parecidos, pero a la vez distintos. Una mezcla de tomate, pimiento, cebolla y pan que se come como una sopa y que se puede acompañar con atún, huevos cocidos o hasta patatas fritas. Es refrescante, es saludable y, además, está para chuparse los dedos.

Cóctel de gambas con aguacate

La verdad es que el cóctel de gambas con aguacate no tiene por qué comerse solo en verano, pero también hay que decir que sus ingredientes invitan a tomarlo fresco, sin ninguna clase de cocinado ni nada que lo caliente.

Ya sabes qué tiene el cóctel de gambas. Con un poco de lechuga, salsa rosa y gambas lo tienes más que listo; pero, el toque extra del aguacate le otorga un valor nutritivo mucho más contundente y lo hace más saludable. Vas a poder comerlo muchas veces, porque su sabor es casi tan bueno como lo sano que es.

Gazpacho andaluz

El gazpacho andaluz es un plato que deriva del salmorejo y la porra de los que hablábamos antes. La gran diferencia está en el uso del pan, que aquí se reduce hasta ser casi nada, lo que permite tomarlo como una bebida normal.

Nuestro consejos es que lo prepares en grandes cantidades y lo tengas siempre en el frigorífico, o que incluso le eches un poco de hielo para conservar su frescura. No hay nada como un buen cuenco o vaso de gazpacho a la hora de comer para combatir el horrible calor que llega en los meses más duros del verano.

Brochetas de frutas

Las frutas son otro de esos aliados que no debes mantener lejos si quieres sobrevivir al calor de la mejor forma posible. De hecho, ¿por qué no combinar varias de ellas en un mismo plato? No es necesario que hagas una macedonia, solo necesitas un palo como el de los pinchitos y montar unas pocas brochetas de lo más naturales y sanas.

Manzana, piña, sandía, melón, fresa, uvas, kiwi, melocotón... Tienes muchas combinaciones con las que probar para conseguir una mezcla de sabores que de verdad te apasione. De hecho, no es mala idea que de vez en cuando le eches un pequeño chorro de chocolate para rematar.

Ensalada mediterránea

Lechugas, tomates, aceitunas negras, atún o anchoas en aceite, alcaparras, queso, aceite, vinagre y sal. Si mezclas todos estos ingredientes de la forma adecuada, tienes uno de los platos más tradicionales de toda la zona mediterránea, la ensalada mediterránea.

Ideal como acompañamiento para otros platos más contundentes, o incluso para ser una cena de lo más completa y sana. Refresca gracias a todos los alimentos que tiene, a la vez que nutre como pocos platos y ayuda a combatir ese calor abrasador que recuerdas cada vez que miras el termómetro.

¿Las has anotado? Pues ya sabes a qué recurrir cuando el termómetro empiece a subir de forma alarmante. Lo bueno de estos platos es que se pueden hacer con ingredientes 100% naturales y que, por supuesto, son ideales para refrescarte. Justo lo que vas a necesitar.

Comparte