Enciclopedia de criptomonedas (que no son el Bitcoin)

¿Cuáles son las monedas del futuro? Un resumen por el universo del dinero electrónico

  • Enciclopedia de criptomonedas (que no son el Bitcoin)

No todo en el mundo de las criptomonedas es Bitcoin (BTC). Aunque ésta sea la divisa electrónica más comentada, comprada y operada, hay muchos otros proyectos interesantes en este espacio económico. Lo que todos buscan es reemplazar, al fin y al cabo, al BTC de su posición de dominio sobre el sector y, también, aspirar a ser la moneda del futuro.

Algunas de ellas pretenden seguir el camino del BTC y mejorarlo, mientras que otras criptomonedas quieren coger un camino totalmente distinto. A continuación, un pequeño resumen de cada una de ellas:

Ether

De los competidores directos del Bitcoin, el Ether es quizás el que más se parece a la primera moneda electrónica de la historia. Al igual que el BTC, el Ether se basa en un proyecto descentralizado, es un sistema de código abierto y no cuenta con intermediarios en sus operaciones. Sin embargo, a través de una serie de mejoras introducidas en el funcionamiento de su protocolo —conocido como Ethereum— respecto al de Bitcoin, el ether pretende robarle su posición dominante. Actualmente, es la tercera criptomoneda en valoración, solo después del Bitcoin y el Bitcoin Cash.

Bitcoin Cash

La historia del Bitcoin Cash comienza hace relativamente poco, cuando algunos de los usuarios de Bitcoin deciden crear una escisión conocida como fork dentro de un BTC que estaba tomando un camino que ellos no compartían. Aunque en ese momento algunos expertos le auguraban un futuro más bien escaso, lo cierto es que el BCH ha acabado por asentarse en el mercado de las criptomonedas. Tanto es así que, en estos momentos, el hermano del Bitcoin ocupa el segundo puesto del ránking de divisas electrónicas por su valor.

Ripple

El Ripple es una de esas monedas que pretenden destronar al Bitcoin con un enfoque completamente diferente. En este caso, se podría decir que Ripple es la moneda electrónica del establishment financiero. La criptomoneda con la que las élites económicas de toda la vida pretenden seguir manteniendo su dominio sobre las finanzas, evitando que triunfen otros proyectos más peligrosos como el Bitcoin o el Ether, entre otros. Entre los inversores en el proyecto de Ripple se encuentran UniCredit, UBS, BBVA, MUFG y Santander, entre otros. Su precio, sin embargo, ha sufrido serios reveses desde el pasado mes de diciembre, cuando llegó a máximos de casi tres dólares. Ahora, cotiza muy por debajo del dólar.

Dash

El Dash es una de las alternativas al Bitcoin más apetecibles que uno se puede encontrar en los mercados. Aunque es un producto ciertamente similar a la criptomoneda original, el Dash pule algunos de los defectos que el BTC arrastra desde su creación e introduce ciertos cambios significativos. Entre los más destacables, están las transacciones instantáneas, las transacciones privadas y el sistema de gobernanza descentralizada, lo que ha convertido a Dash en la primera Organización Autónoma Descentralizada. El valor del Dash subió como la espuma durante el mes de diciembre del año pasado, llegando a superar los 1.300 dólares norteamericanos.

Litecoin

Aunque con más discreción que otras criptomonedas, el Litecoin se ha ido manteniendo en la clasificación de las monedas electrónicas con mayor valor de mercado gracias a la velocidad de sus procesos, la cantidad de divisas con las que cuenta y la funcionalidad de su algoritmo para los mineros. Actualmente, se encuentra entre las cinco criptomonedas con mayor valoración. Además, algunos analistas afirman que es la criptomoneda con una mejor tendencia para invertir en este año 2018.

XLM

El XLM de la plataforma Stellar es una especie de híbrido entre las criptomonedas al uso y el Ripple. Lo que esto quiere decir es que, ni es una moneda del sistema financiero ni, tampoco, una criptomoneda que pretenda acabar con el sistema monetario tradicional. Más bien, los creadores de Stellar visualizan un futuro en el que ambos sistemas convivan, y ahí es donde entran ellos. Stellar es una plataforma para el intercambio de divisas tradicionales y criptomonedas. Y el XLM es la criptomoneda propia de esta plataforma. Solo viendo a nombres como Keith Rabois —miembro de la Mafia PayPal—, Patrick Collison, Matt Mullenweg, Greg Stein, o Joi Ito tras el proyecto, lo cierto es que tiene un aspecto muy prometedor.

Comparte