miércoles, 22 noviembre 2017
05:02
, última actualización

Macron logra una clara mayoría absoluta en la Asamblea francesa

El presidente culmina con la victoria en las legislativas la transformación

18 jun 2017 / 21:58 h - Actualizado: 18 jun 2017 / 22:04 h.
  • Emmanuel Macron votando en Le Touquet, en el norte de Francia. / Efe
    Emmanuel Macron votando en Le Touquet, en el norte de Francia. / Efe

La República En Marcha (LREM), el partido del presidente francés, Emmanuel Macron, confirmó ayer su victoria en la segunda vuelta de las elecciones legislativas y tendrá una abrumadora mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, según las proyecciones de voto difundidas por los medios franceses.

La formación macronista tendrá de 355 a 425 escaños en la Cámara Baja, muy por encima en cualquier caso de los 289 que marcan la mayoría absoluta, mientras que el partido conservador Los Republicanos queda como segunda fuerza a gran distancia, con entre 95 y 133 diputados. Las proyecciones muestran así un amplio triunfo de LREM, aunque algo inferior a lo previsto en las encuestas a lo largo de la última semana.

También se confirma la debacle esperada para el Partido Socialista, que hasta ahora controlaba la mayoría en la Asamblea Nacional, que se quedaría ahora con entre 27 y 49 diputados junto a sus socios ecologistas.

Mientras, La Francia Insumisa del izquierdista Jean-Luc Mélénchon parece cerca de conseguir su objetivo de formar grupo parlamentario propio, para lo que se necesitan 15 escaños, ya que los institutos demoscópicos le dan entre 15 y 30 diputados. Por el contrario, el ultraderechista Frente Nacional se quedaría de nuevo sin alcanzar su meta de tener grupo propio, aunque puede haber obtenido un mejor resultado del que apuntaban los sondeos, con entre 4 y 8 actas.

La segunda vuelta de las legislativas aparece marcada por la altísima abstención, que ha situado la participación, a falta de confirmarse, en torno al 42%, lo que marca un récord histórico en la V República, fundada en 1958.

Ante estos resultados, el líder del Partido Socialista (PS) francés, Jean-Christophe Cambadélis, anunció su dimisión minutos después de que las estimaciones mostraran una derrota histórica de su partido. «Hay que construir una nueva oferta política de izquierdas para contrarrestar el neoliberalismo y el nacionalismo», indicó Cambadélis, quien señaló que una dirección colectiva se hará cargo del partido.

Según las proyecciones de voto difundidas por los medios franceses, el Partido Socialista, que hasta ahora controlaba la mayoría en la Asamblea Nacional, se quedaría ahora con entre 27 y 49 diputados junto a sus socios ecologistas. «La izquierda tiene que cambiar forma y fondo, ideas y organizaciones, abrir un nuevo ciclo. Hay que volver a pensar las raíces del progresismo, que son el estado del bienestar y la extensión constante de los derechos», aseguró.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016