sábado, 17 noviembre 2018
23:09
, última actualización

José Valencia: «Es el momento de dar rienda suelta a mis inquietudes»

El cantaor lebrijano presenta hoy en el Real Alcázar el espectáculo ‘Bashavel’, un concierto con músicos heterogéneos que reivindica a los gitanos europeos

11 sep 2018 / 10:04 h - Actualizado: 11 sep 2018 / 10:04 h.
  • El guitarrista Juan Requena acompaña al protagonista de ‘Bashavel’, el cantaor José Valencia, en un ensayo de la obra. / Jesús Barrera
    El guitarrista Juan Requena acompaña al protagonista de ‘Bashavel’, el cantaor José Valencia, en un ensayo de la obra. / Jesús Barrera

(Casi) no hay una Bienal (reciente) sin el cante de José Valencia. El Real Alcázar será para él esta noche con motivo de la presentación de su nuevo espectáculo, Bashavel (a las 21.30 horas), un paso adelante en la trayectoria del artista lebrijano por cuanto que, por primera vez, mira abiertamente a otras influencias.

«Esto es flamenco y es fusión. Más lo primero que lo segundo, desde luego. Aunque he buscado otras cosas, me he dejado impregnar por otros sones», dice. Ese otro mundo sonoro –y literario– viene, en este caso, de la poesía gitana del mundo, en romané y en castellano. No por nada el título de la propuesta, Bashavel, es un término en romanés que significa reunión. «Y eso es justamente lo que he pretendido, promover un encuentro entre dos culturas que beben de lo mismo». Porque, a juicio de Valencia, «si no se conoce al gitano de aquí, mucho menos al de fuera». «Uno de los sentidos del espectáculo es transmitir mi amor por la poesía gitana. Recuperar este idioma es fundamental, estamos hablando de un lenguaje milenario que tiene sus raíces en el sánscrito», explica. En su opinión, «queda mucho por hacer en este sentido». Y recuerda a Bronislawa Wajs, la primera poetisa gitana. Conocida como Papusza, la historia vital de esta creadora polaca comenzó a divulgarse recientemente en el ámbito literario y cinematográfico, «pero su obra aguarda todavía ser por fin traducida al castellano».

Acompañado a la guitarra flamenca por Juan Requena y con la participación de artistas como la bailaora Karime Amaya, José Valencia reconoce que es ahora cuando ha sentido que era el momento adecuado para levantar este espectáculo. «Con 43 años estoy en la situación de dar rienda suelta a mis inquietudes y lanzarme a hacer cosas que quizás hace un años no hubiera emprendido. Dice además que en Bashavel «todo suma». Incluido el Millenium Arts Ensemble, un cuarteto de cuerdas integrado por profesores de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla que tiene un papel fundamental en la obra.

«Estamos presentes en cuatro de las piezas, y eso es mucho, especialmente si tenemos en cuenta que somos un poco ‘intrusos’ en el flamenco», explica Vladimir Dmitrienco, violinista del conjunto. Sin embargo, en el fondo, no lo son tanto. Ha participado en decenas de espectáculos tanto con José Valencia como con la bailaora Eva La Yerbabuena, que abrió al conjunto las puertas del arte jondo.

«Y Valencia nos ha permitido adentrarnos en nuevas posibilidades expresivas con su forma de cantar dulce, profunda y sensible», reconoce Dmitrienco. Él mismo, de origen moldavo, ha rastreado «algunos vínculos» existentes entre el flamenco y la música tradicional de su país. «Las músicas populares de buena parte del mundo se alimentan del arte de los gitanos. Y estos han aportado muchísimo al folclore de países en principio ajenos a este arte como Hungría, Rusia o mi propia patria, Moldavia», detalla.

Desde su fundación, el cuarteto Millenium ha sido muy sensible a influencias que van más allá de su ámbito natural de la música clásica. «Aunque nuestro repertorio troncal sea el clásico-romántico; nos hemos sentido muy tocados por el flamenco y también por el jazz». De hecho, uno de sus futuros proyectos es el estreno del Cuarteto nº2 del compositor ucraniano Nikolái Kapustin.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016