domingo, 19 mayo 2019
16:27
, última actualización
Semana Santa 2019

Bullas en la mañana de Pascua en Sevilla

La cofradía de La Resurrección ha protagonizado un multitudinario epílogo de la Semana Santa de 2019, afianzando su nuevo horario matinal y con la Virgen de la Aurora bajo un palio trianero

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
21 abr 2019 / 11:48 h - Actualizado: 21 abr 2019 / 16:38 h.
  • El palio de la Virgen de la Aurora transita por una abarrotada plaza de la Campana. Foto: Jesús Barrera.
    El palio de la Virgen de la Aurora transita por una abarrotada plaza de la Campana. Foto: Jesús Barrera.

La hermandad de La Resurrección pone este domingo el broche de oro a la Semana Santa de 2019. Las puertas de la iglesia de Santa Marina se han abierto puntualmente a las 8.30 horas, manteniendo así el nuevo horario matinal que permite un mayor lucimiento de la cofradía y un mayor acompañamiento de público a lo largo de todo su recorrido. Poco antes del mediodía, el cortejo alcanzaba el arranque de la Carrera Oficial, con una plaza de la Campana abarrotada de público.

Uno de los momentos más emotivos de la mañana se ha vivido en la calle Sierpes. Antonio Santiago ha dedicado una levantá al capataz Miguel Loreto, justo en el mismo lugar donde hace dos años llamaba por última vez al martillo. “Ustedes no lo han visto, pero se acaba de poner un ramo de rosas rojas a los pies del Señor Resucitado. Un ramo que viene con la entrega de una cuadrilla de costaleros a su capataz. A la última llamá al martillo de ese angelito moreno, gitano, capataz del Señor de la Sentencia, Miguel Loreto. Está aquí su hermana, su hermano y un grupo de aquella cuadrilla de costaleros que quiere testimoniar la última llamá de este hombre a este paso. Las cosas de la vida: se llevó más de 30 años llevando el Señor de la Sentencia, pero se presentó delante del Señor Resucitado hasta llamar a su paso. Vaaa... por Miguel Loreto”.

La estación de penitencia de este año se está viviendo de manera especial por diferentes motivos. Uno de ellos es la celebración del cincuentenario fundacional de la cofradía, al que hay que sumar la celebración Jubilar del Año Lasaliano, por lo que en este templo de la calle San Luis se pueden alcanzar las indulgencias plenarias. Y, de otro lado, la estampa insólita que ofrece la Virgen de la Aurora: procesiona bajo el palio de Garduño cedido por la hermandad de la Estrella, ya que el taller de José Ramón Paleteiro no ha concluido a tiempo el nuevo que se está bordando. Igualmente, la imagen porta en su salida procesional una nueva saya en terciopelo tornasol en tonalidad rosa. En agradecimiento a la cofradía trianera, el paso de palio ha hecho su entrada en la Campana a los sones de la marcha ‘Corona de Estrella’. Igualmente ha tenido un guiño a la inminente coronación pontificia de la Virgen de los Ángeles al interpretarse la composición ‘Virgen de los Ángeles’ en su discurrir por los palcos de la plaza de San Francisco.

Como anécdota de esta mañana de júbilo y bullas con La Resurrección, cabe destacar la ‘petalá’ con la que ha sido despedida la Virgen de la Campana. Ha sido un regalo de la juventud de La O después de haber visto frustrada la salida de su hermandad por la lluvia en la tarde del Viernes Santo.

La entrada del palio de la Aurora en Santa Marina a los sones de la centenaria marcha ‘Amarguras’ se convertirá en el cierre oficial de una Semana Santa agridulce y llena de contrastes por la lluvia. El Domingo de Ramos de 2020 será el 5 de abril.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016