domingo, 15 septiembre 2019
11:45
, última actualización
Romería del Rocío 2019

Comienza una romería del Rocío jubilar y de aniversario

Los actos oficiales de la romería incluyen este sábado la apertura de la Puerta Santa del Jubileo concedido por el Centenario de la Coronación y la Venida de la Virgen a Almonte del próximo agosto

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
07 jun 2019 / 15:33 h - Actualizado: 08 jun 2019 / 17:11 h.
  • Comienza una romería del Rocío jubilar y de aniversario
  • Momento de la presentación del Simpecado visueño ante la Virgen del Rocío en la tarde de este viernes.
    Momento de la presentación del Simpecado visueño ante la Virgen del Rocío en la tarde de este viernes.
  • Comienza una romería del Rocío jubilar y de aniversario
  • Juan Ignacio Reales se prepara para vivir su última romería como presidente de la hermandad Matriz de Almonte. Foto: J.R.
    Juan Ignacio Reales se prepara para vivir su última romería como presidente de la hermandad Matriz de Almonte. Foto: J.R.

Arranca el segundo Año Jubilar Mariano de la historia del Rocío, que ha concedido el Papa Francisco con motivo del Centenario de la Coronación y la Venida de la Virgen a Almonte. Se hace su apertura el día 8 de junio para celebrar el centenario de la Coronación Canónica de la Virgen del Rocío.

Este sábado 8 de junio se cumplen 100 años del histórico momento en el que el cardenal de Sevilla Enrique Almaraz y Santos cumplió con la bula pontificia de coronar canónicamente a la Virgen del Rocío en una solemne ceremonia que se desarrolló al aire libre en el real de la aldea almonteña. Este «momento trascendental» promovido desde las páginas de El Correo de Andalucía por el canónigo Muñoz y Pabón (“La pelota está en el tejado”, 25 de mayo de 1918), y que supuso un «punto de inflexión» de la devoción rociera como «manifestación de religiosidad popular» se recordará en esta romería con la apertura del Año Mariano Jubilar del Rocío, concedido por el Papa Francisco con motivo de esta efemérides y también por la Venida de la Virgen del próximo mes de agosto.

La ceremonia comenzará a las diez de la mañana con el rito de la apertura de la Puerta Santa (la principal donde horas después se presentarán las hermandades más antiguas), en la que estarán el obispo de Huelva, José Vilaplana, así como todos los obispos del Sur, entre los que se incluye también el de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo. De hecho, Asenjo será el encargado de oficiar, junto con el resto de prelados, la misa posterior de Centenario de la Coronación de la Blanca Paloma, donde se dará lectura a la concesión a Almonte por parte de la Santa Sede del Jubileo perpetuo para cada siete años, coincidiendo con la Venida de la Virgen. Así, «la presencia de Asenjo es un guiño que hemos querido tener con la ceremonia de hace cien años. Entonces fue un obispo sevillano, el cardenal Almaraz, el que tuvo el honor de coronar a la Virgen», ha explicado el presidente de la hermandad Matriz de Almonte, Juan Ignacio Reales, que ha mostrado su satisfacción porque este aniversario que ha coincidido con la celebración de la Romería de Pentecostés.

«Este nuevo Año Jubilar es un regalo muy importante que hace la Iglesia y, en concreto, desde las más altas instancias de Roma, a la gran familia rociera; por considerar a la Romería del Rocío como una gran manifestación de piedad popular y de manifestación mariana. Es muy importante para todos nosotros, y también tiene el precedente de la visita del ya santo papa Juan Pablo II al Rocío», asegura Reales, que recuerda que desde este sábado «todos los peregrinos [que debidamente cumplan con las indicaciones] podrán alcanzar el Jubileo» del Centenario de la Coronación Canónica. Este tiempo de gracia se prolongará «hasta una semana después de la romería de 2020» y se trasladará con la Virgen a Almonte durante los nueve meses que esté en la parroquia del pueblo.

Con la misma ilusión de 1919

En este sentido, el máximo responsable de la Hermandad Matriz de Almonte ha destacado los frutos espirituales que dejará este Año Mariano Jubilar así como todo lo vivido en estos meses de preparativos del Centenario de la Coronación. «El aniversario se está viviendo con muchísima ilusión, como hace 100 años. Hemos querido mantener lo que significa la propia corona: el amor del pueblo a su Madre en esta advocación de la Virgen del Rocío. Así la nueva corona que han regalado las hermandades se ha hecho con el amor y la devoción de tantas y tantas personas anónimas. Como en 1919, partiendo de lo más simple, como el oro de unas alianzas de casados, unos pendientes de la abuela... Esa es la grandeza y lo que realmente hay de autenticidad en esta devoción de ahora y de hace 100 años». A lo que Reales ha continuado en este paralelismo entre el pasado y el presente más inmediato de una devoción viva y en continuo crecimiento: «Hemos querido traer no sólo el recuerdo de un acontecimiento histórico, sino lo que verdaderamente hemos querido transmitir a este Rocío del siglo XXI son aquellos sentimientos de hace 100 años: que la corona refleje la expresión del amor del pueblo por la Virgen. Y que al coronarla, lo hagamos como Reina y Señora de nuestras vidas, para que la Virgen reine en nuestras vidas y en nuestros corazones, como camino, modelo y espejo a seguir».

«No creo ni veo la necesidad de poner límites»

Ante el constante crecimiento de la devoción, con la incorporación de entre dos y tres nuevas hermandades filiales al año –amén de las que ya están aprobadas por sus respectivas diócesis y aguardan su turno-, Reales se muestra tranquilo después de la reforma que se realizó hace unos años con el adelanto del inicio de la romería a la jornada del viernes por la tarde, donde se presentan los rocieros más noveles. «No creo ni veo la necesidad de poner límites. ¿Cómo se puede poner límites al crecimiento de la devoción? Con las presentaciones ya el viernes se acometió un cambio importante, que se consiguió sin traumas y con la comprensión de todas las partes».

No ha sido el único desafío de un mandato que unas semanas toca su fin después de ocho años de servicio y entrega a la hermandad y a todo el pueblo de Almonte. Reales afronta su despedida como presidente de la hermandad Matriz con «agradecimiento» y «satisfacción» tras reconocer que, con sus oficiales de junta, han tenido que afrontar «los retos que nos planteó la historia».

Entre estos cambios importantes, enumera «la ordenación de los Simpecados en el recorrido de la Virgen» y la actuaciones llevadas a cabo en el paso después de la rotura del varal en la romería de 2011. «Han sido actuaciones muy duras. Antonio Ramírez y su empresa Inespasa han llevado a cabo todos los trabajos del paso, con tareas muy complejas y de gran responsabilidad. Jamás ha pasado una factura». Eso sí, para momento difícil el vivido en 2012 con la Venida de la Virgen. «Esa noche, en ese camino me asusté porque aquello rebasó todas nuestras expectativas».

Frente a ello, Reales también ha vivido muy de cerca otros instantes rocieros que, sin duda, tiene grabados en su retina. «El bicentenario del Rocío Chico, en el que pudimos ver a la Virgen del Rocío como nunca la habíamos visto antes, luciendo todo el ajuar de plata; y el pasado 8 de septiembre en la procesión de apertura del Centenario de la Coronación, con las bambalinas como antaño».

«Nos encantaría que de nuevo un papa pise El Rocío»

No obstante, el presidente de la hermandad Matriz de Almonte confiesa que le han quedado algunas cosas en el tintero. «Nos encantaría que de nuevo un papa pise El Rocío. Aunque hoy por hoy es complicado porque no hay confirmada ninguna visita del Papa a España». Por último, esto sí se ha quedado a las puertas de conseguirlo, es la concesión del título de santuario internacional. «Ha quedado muy poco, tenemos muy avanzadas las gestiones con el Vaticano pero hay que completar una especie de trámites que requiere de tiempo. Ese fruto lo recogerá la junta que venga».

Precisamente a quien le suceda en el cargo tras las elecciones de las próximas semanas a la que concurren dos candidatos, Reales lanza el siguiente mensaje: «Qué seamos todos conscientes de que esto es una hermandad y de que al final saldrá el que tenga que salir y todos nos pondremos a disposición del que salga. Y, muy importante, que todo siga conforme a lo esperando para seguir aportando al Rocío y a la hermandad de manera positiva».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016