jueves, 23 noviembre 2017
17:51
, última actualización
Cofradías

El 13 de octubre de 2018 será coronada la Virgen de las Cigarreras

La hermandad se plantea un traslado a la Catedral en Rosario de la Aurora

16 oct 2017 / 10:12 h - Actualizado: 16 oct 2017 / 22:17 h.
  • Virgen de la Victoria de Las Cigarreras. / El Correo
    Virgen de la Victoria de Las Cigarreras. / El Correo

El 13 de octubre de 2018 a las 11.00 horas. El Arzobispado de Sevilla ha desvelado este lunes la principal incógnita que faltaba por despejar en torno a la coronación canónica de la Virgen de la Victoria de las Cigarreras, la de su fecha. El anuncio se ha producido sólo un día después de que culminaran los fastos de la última coronación acontecida en la capital, la de la Virgen de la Salud de San Gonzalo.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha exhortado a la hermandad a preparar «como se merece» este acontecimiento, y ha subrayado su dimensión «prevalentemente religiosa, pastoral y evangelizadora», cuidando también la obra social, «que en ningún caso subraya el mitrado podrá posponerse para después de la coronación, sino que deberá figurar con claridad y precisión al frente del proyecto que se elabore». «Todo –añade monseñor– para honra y gloria de la Santísima Virgen y la renovación de la vida cristiana de los miembros de la hermandad». Se culminará así un proceso que arrancó de manera oficial el 22 de enero de 2016 –con la celebración de un cabildo de hermanos que autorizó el inicio de los trámites– y cuyo germen se gestó en 2013 durante la celebración del 450 aniversario fundacional de la hermandad, una efeméride que los cofrades de Los Remedios conmemoraron enviando a la Catedral a su mejor embajadora, la Virgen de la Victoria.

En declaraciones a El Correo de Andalucía, el hermano mayor de la corporación del Jueves Santo, Claudio Espejo, se ha mostrado «muy contento» con el anuncio de la fecha de una coronación que, a falta todavía de un año para su celebración, ya cuenta con un lema definido, «María en el corazón», propuesto por el propio arzobispo de Sevilla, y con un logo, ideado por el diseñador Rafael de Rueda.

Para el traslado de la Virgen a la Catedral, la idea la junta de gobierno es repetir el esquema de cultos de las últimas coronaciones acontecidas en la capital, aunque «con pequeños matices diferenciales propios de la idiosincrasia de nuestra hermandad», explica el hermano mayor. «Queremos que todo se parezca a la celebración del 450 aniversario de la fundación de la hermandad», cuando la Virgen de la Victoria presidió el 5 de octubre de 2013 una misa estacional de acción de gracias en la Catedral. La imagen fue trasladada ese mismo día, casi de madrugada, en un hermosísimo y recordado Rosario de la Aurora en el que el palio sólo fue acompañado por los cánticos de un coro.

De todos estos detalles se darán cuenta a los hermanos en un cabildo general extraordinario que se convocará en enero. Si finalmente se opta por el traslado de la dolorosa en Rosario de la Aurora, como parece probable, será necesario solicitar la dispensa de algunos artículos de las reglas de la hermandad, como el que limita el recorrido de este culto de Reglas a los límites de la feligresía o el que establece que las imágenes sólo saldrán en sus pasos en Semana Santa.

Enriquecer la corona

«Siguiendo las instrucciones de nuestro pastor al respecto de evitar cualquier gasto oneroso», explica el hermano mayor, la hermandad ha descartado toda opción de ejecutar una nueva corona para la Virgen de la Victoria con motivo de este acontecimiento. «La que tenemos en la actualidad es de Manuel Seco Velasco de los años 60 y está basada en una corona que tuvo la Virgen con anterioridad y ésta, a su vez, en otra de plata del siglo XIX. Por lo tanto, la Virgen lleva más de cien años con el mismo tipo de corona. Por la solemnidad de este acto, lo que sí haremos es enriquecer con pequeños detalles la corona actual, para lo cual recogeremos oro, plata y joyas entre los hermanos y devotos», señala el hermano mayor.

Entre los regalos que recibirá la dolorosa de Los Remedios con motivo de su coronación se encuentra una nueva saya, que donará un grupo de hermanos, cuyo diseño reproducirá «el de una antigua saya muy buena que tuvo la Virgen y que desapareció en el año 32».

UNA OBRA SOCIAL TANGIBLE

El hermano mayor de las Cigarreras, Claudio Espejo, informará a sus hermanos en el cabildo general extraordinario que se convocará en enero de los pormenores del proyecto de obra social que acometerá la hermandad con motivo de este acontecimiento. El máximo responsable de la corporación de Los Remedios asegura al respecto que «la hermandad no se plantea acometer una obra social propia, sobre todo porque la experiencia nos dice que este tipo de iniciativas luego tienen poca continuidad ya que resulta difícil mantenerlas». De esta forma, en la mente de los miembros de la junta cigarrera está la idea de «apoyar con todos nuestros recursos –materiales y de voluntariado– un proyecto social que ya esté en funcionamiento».

EL ARZOBISPO SIENTE UNA ESPECIAL PREDILECCIÓN

La imagen de la Virgen de la Victoria data del siglo XVII, ejecutada probablemente entre 1611 y 1628. El arzobispo Asenjo siempre ha sentido una especial predilección por la doliente y serena expresión de la talla de esta dolorosa. «Según nos ha confesado el arzobispo en alguna ocasión, es una imagen capaz de llegar al corazón», dice Espejo, quien asegura además que el prelado hispalense ha firmado su ingreso como hermano de las Cigarreras.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016