jueves, 23 noviembre 2017
21:05
, última actualización

El luto en las dolorosas sevillanas

La Macarena luce la toca de las rosas y la Esperanza de Triana estrena nueva corona

02 nov 2017 / 17:59 h - Actualizado: 02 nov 2017 / 20:25 h.
  • La Macarena (izda.) y la Esperanza de Triana. / El Correo
    La Macarena (izda.) y la Esperanza de Triana. / El Correo
  • La Esperanza de Triana. / El Correo
    La Esperanza de Triana. / El Correo
  • La Macarena. / El Correo
    La Macarena. / El Correo
  • Virgen de las Angustias de la hermandad de Los Gitanos
    Virgen de las Angustias de la hermandad de Los Gitanos
  • Virgen de La Estrella.
    Virgen de La Estrella.
  • Virgen de la O.
    Virgen de la O.
  • Virgen de la Palma Buen Fin.
    Virgen de la Palma Buen Fin.
  • Virgen de la Salud de San Gonzalo.
    Virgen de la Salud de San Gonzalo.
  • Esta es la Virgen del Rosario de la hermandad de Monte-Sión.
    Esta es la Virgen del Rosario de la hermandad de Monte-Sión.
  • Virgen de las Lágrimas.
    Virgen de las Lágrimas.
  • Virgen del Socorro.
    Virgen del Socorro.

Con la llegada del mes de noviembre, las dolorosas sevillanas mudan su atuendo para vestir de luto en un gesto de sobriedad y recogimiento hacia los hermanos difuntos.

Vestida por José Manuel Lozano, la Virgen de la Esperanza Macarena ha amanecido el día de la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos ataviada con la saya y el manto de terciopelo de color negro, cuyos bordados fueron extraídos del antiguo manto de Juan Manuel Rodríguez Ojeda. Luce además la toca de las rosas, recientemente restaurada por Francisco Carrera Iglesias Paquili.

La Esperanza de Triana, por su parte, recupera este mes de noviembre una estampa que no se producía desde hace unos ochenta años. Gracias a la donación de un hermano, la dolorosa trianera luce una corona similar a que confeccionó Justino de Guzmán a finales del XIX y que terminó perdiéndose de su ajuar al reutilizarse en 1937 su canasto en la nueva que le realizara Gabriel Medina, perdiendo definitivamente la ráfaga. “Esta nueva presea, que desde hoy pasa a engrosar su rico ajuar, es una antigua pieza de plata de ley de hechura anónima, que por su estilo puede datarse en el primer tercio del siglo XIX y que nos retrotrae en casi cien años la estética de la Virgen”, comenta Ignacio Sánchez Rico, director del proyecto de museo Tesoro devocional de la Esperanza de Triana. La Virgen completa su vestimenta con su antigua saya de cardos negra de Rodríguez Ojeda y su manto a juego.

Por su parte, la Virgen de las Angustias de la hermandad de Los Gitanos ha sido ataviada con saya y manto negro de terciopelo bordado en oro por Fernández y Enríquez en 2002. Gracias a las manos de su vestidor, Antonio Bejarano, la dolorosa luce un tocado de encaje del siglo XIX de tul bordado. El pecherín representa una Custodia rodeada de espigas y uvas, un simbolismo que anuncia la celebración, concretamente del 17 al 19 de noviembre, del Jubileo Circular del Santísimo Sacramento en el santuario calé. Estrena también unos puños de guipur dorado de principios del siglo XX donados por José Manuel García y realizados por María del Carmen Barrero. Lleva pañuelo dorado de encaje francés y rosario antiguo de plata y azabache. Ciñe la saya un cíngulo del Señor de la Salud con la Rosa de pasión, porta la medalla de Cayetano y estrena una preciosa cruz, magnífico ejemplo de joyería del siglo XVIII donada por un grupo de jóvenes devotos de la Virgen: Aida, María, Francisco Manuel, Iván y José Manuel.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016