jueves, 22 noviembre 2018
02:12
, última actualización

Guía cofrade: San Gregorio (480)

12 jun 2018 / 10:09 h - Actualizado: 12 jun 2018 / 10:11 h.
  • Una de los múltiples retratos de San Gregorio. / El Correo
    Una de los múltiples retratos de San Gregorio. / El Correo

Otra vez se asoma a esta procelosa Guía Cofrade una palabra polisémica. Bueno, no exactamente. En todo caso, San Gregorio es más bien el nombre de un santo que, al cofrade, le debe caer estupendamente, pues en torno a él giran algunos elementos nada anecdóticos de nuestra Semana Santa. Gregorio I o también San Gregorio, fue el sexagésimo cuarto papa de la Iglesia católica, allá en la lontananza entre los años 540 y 604. También fue el primer monje en alcanzar la «dignidad pontificia», y seguramente la figura fundamental de la posición medieval del papado como poder separado del Imperio romano. Hombre profundamente místico, la Iglesia romana adquirió gracias a él un gran prestigio en todo Occidente, y después de él los papas quisieron en general titularse como él lo hizo: «Siervo de los siervos de Dios». Figura, como vemos, emblemática en la historia de la Iglesia, suya es la advocación que toma el templo de la hermandad del Santo Entierro, que cada Sábado Santo, pone su cortejo en la calle desde la iglesia de San Gregorio. Un lugar cuyo origen se remonta a 1592, cuando a instancias de Felipe II, se instituyó en Sevilla el colegio de San Gregorio, para jóvenes ingleses. Cerrada al culto en 1810 fueron las muy posteriores restauraciones (la última, en 1959) las que le dieron el aspecto actual que hoy contemplamos. Muy cerca de allí, en el número 26 de la calle San Gregorio, tiene su sede el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, donde se toman todas las decisiones más relevantes que afectan al buen funcionamiento de la Semana Santa. Así, San Gregorio, el Papa, la iglesia de San Gregorio y la calle San Gregorio tienen, como vemos, una importancia fundamental en la vida piadosa de Sevilla.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016