miércoles, 21 agosto 2019
23:06
, última actualización
Cofradías

La Estrella regresa a San Jacinto 43 años después

El Señor de las Penas y la dolorosa serán trasladados este miércoles festivo a la que fuera su casa hasta 1976. Allí permanecerán durante el tiempo que duren las obras de ampliación de su actual capilla, hasta la Cuaresma del año que viene

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
29 abr 2019 / 12:14 h - Actualizado: 29 abr 2019 / 14:40 h.
  • La Virgen de la Estrella en su última salida de la parroquia de San Jacinto, el Domingo de Ramos de 1976. Foto: Hdad. Estrella.
    La Virgen de la Estrella en su última salida de la parroquia de San Jacinto, el Domingo de Ramos de 1976. Foto: Hdad. Estrella.

Los hermanos de La Estrella vivirán un primero de mayo histórico. 43 años después sus imágenes titulares volverán a entrar en la parroquia de San Jacinto, templo donde residió la cofradía trianera hasta el 11 de abril de 1976, cuando salieron por última vez de allí para hacer estación de penitencia y posteriormente entrar en la actual capilla. En esta ocasión, el Señor de las Penas y la Virgen de la Estrella residirán en este templo de manera provisional mientras que se acometen las obras de ampliación de su actual sede, programadas desde este mes de mayo hasta la Cuaresma del año que viene.

El cortejo, que saldrá de la capilla de La Estrella a las 12.00 horas, está conformado por un total de 100 hermanos, los más antiguos de la nómina que ha solicitado su puesto en este traslado. La comitiva la abrirá la Cruz de Guía de la hermandad, seguida de medio centenar de hermanos con cirios, así como del cuerpo de acólitos y la presidencia del Señor de las Penas, que al igual que la dolorosa, irá en las andas de traslado empleadas en los cultos cuaresmales a Santa Ana. Le acompañará la Escolanía del Cristo de las Penas; así como el coro de la hermandad que interpretará la plegaria al Señor en su llegada al templo de San Jacinto.

La Cruz Alzada abrirá el cortejo de la Virgen, a quien acompañarán igualmente 50 hermanos con cirios. Le seguirán los estandartes del Rocío de Triana –la otra hermandad de la feligresía y la última en salir de San Jacinto-, y el propio de La Estrella. Como dato curioso, la corporación del Domingo de Ramos ha previsto que sean los antiguos oficiales de junta los que sacarán las andas de la actual capilla. A partir de ahí, serán portadas por hermanos costaleros y demás devotos. Al igual que con el Cristo, el coro de la hermandad entonará la salve de la Estrella a su llegada a San Jacinto.

El traslado, dado el trayecto que dista la capilla de la iglesia de San Jacinto, será breve y concluirá antes de las 13.00 horas. En ese momento, se celebrará una misa de bienvenida, que oficiará el párroco de San Jacinto, Javier Rodríguez Sánchez.

Diez meses de exilio

Las imágenes de La Estrella serán las primeras en salir de la actual capilla, antes de comenzar las obras de ampliación aprobadas por los hermanos. Los trabajos tienen previsto arrancar este mes de mayo y se prolongarán durante diez meses. Los plazos que se manejan es que las imágenes regresen a la nueva capilla en la próxima Cuaresma.

Durante este tiempo, tanto el Señor de las Penas como la Virgen de la Estrella volverán a ocupar el sitio donde estuvieron hasta 1976. Así, ambas imágenes recibirán culto en la nave lateral del Bautismo, en concreto, en los altares más próximos al altar mayor, donde se levantarán sendas estructuras efímeras.

Los retablos de la capilla serán debidamente desmontados y traslados al taller de los Hermanos Caballero, donde serán sometidos a tareas de conservación y de adaptación para albergar camarines protegidos.

El manto de Ojeda, en el tesoro de la Macarena

Igualmente, la hermandad de La Estrella ha diseñado un plan de mudanza para poner su patrimonio a buen recaudo. Así, la corona de oro y el palio de Rodríguez Ojeda pasarán al tesoro de la Macarena; mientras que el manto de salida irá al del Gran Poder, y el palio de Garduño quedará un tiempo guardado en la hermandad de la Resurrección, después de que la pasada Semana Santa haya sido cedido a la Virgen de la Aurora.

El resto, que incluye los pasos, parihuelas y demás enseres, se han repartidos en locales de la cofradía, de hermanos y de otras cofradías hermanas, como la del Baratillo.

Por último, los salones parroquiales de San Jacinto acogerán las dependencias administrativas de la hermandad, como secretaría, tesorería, despacho del hermano mayor o salas de reuniones, entre otras.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016