lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

«La procesión del 15 de agosto está consolidada en su formato y en su tiempo»

Fernando Yuste vive su primer agosto como presidente de la Asociación de fieles de la Virgen de los Reyes, una corporación singular que agrupa a unos 1.400 hermanos y que colabora con el Cabildo Catedral en el fomento de la devoción a la Patrona

12 ago 2018 / 21:35 h - Actualizado: 12 ago 2018 / 21:58 h.
  • Fernando Yuste accedió al cargo de presidente de la Asociación el pasado diciembre. / Manuel Gómez
    Fernando Yuste accedió al cargo de presidente de la Asociación el pasado diciembre. / Manuel Gómez

{El próximo 15 de agosto cumplirá 56 años. «Según mi madre, yo estaba naciendo mientras sonaban las campanas de las ocho en punto de la mañana». Podría decirse que su rumbo estaba predestinado al nacer. Fernando Yuste (Sevilla, 1962) es desde el pasado mes de diciembre el nuevo presidente de la Asociación de fieles de la Virgen de los Reyes, cuyo palio de tumbilla ayudaba a montar ya «desde niño». Allí aterrizó de la mano de quien considera «como mi segundo padre», el director del Grupo Escolar Portaceli y también expresidente de la Asociación de la Patrona, José Almoguera del Río. Este funcionario judicial es de los fieles de las sabatinas ante la Virgen durante todo el año y nunca se planteó como una meta la de ser el máximo guardián de la devoción a la Patrona. «La Virgen me ha puesto ahí y no he podido decir que no». Le gusta la Virgen con cualquiera de los mantos de salida que posee, aunque siente predilección por el de «color rojo», el que ha vestido la imagen fernandina durante su primer besamanos y los días de novena en la Catedral.

—La caridad es una de las señas de identidad de la Asociación, especialmente visible en la colecta extraordinaria de la novena...

—La caridad se realiza durante todo el año. De los ingresos de la Asociación se dedica entre un 45 y un 50 por ciento a obras de caridad y en la novena se dedica un día de la colecta extraordinaria para obras de caridad. Especialmente este año será para la Casa Sacerdotal de Santa Clara por expreso deseo del señor arzobispo.

—Un año más se han vuelto a repetir durante el besamanos esas estampas de largas colas de fieles a las puertas de la Catedral... El tirón devocional de la Virgen de los Reyes sigue siendo indiscutible. ¿Debe ser una alegría para quienes, como ustedes, se encargan de expandir su devoción?

—Es verdad que la devoción a la Virgen de los Reyes está muy extendida, no solamente en Sevilla, sino en toda su Archidiócesis lo que hace que acudan muchas personas durante el primer besamanos y el segundo besamanos, que se celebrará los días 20 de agosto por la tarde y el día 21 por la mañana.

—Su besamanos, la novena, la procesión... ¿Cuál es, a su juicio, el momento más bello de los cultos anuales en honor a la Patrona?

—Todos los cultos a la Santísima Virgen de los Reyes son momentos bellos, pero para mí el momento más bello es la asistencia a la sabatina de la mañana durante todo el año, algo que me ayuda a vivir estos cultos de agosto de manera más plena.

—¿Por qué cree usted que la Virgen de los Reyes despierta tal unanimidad devocional entre los sevillanos?

—Debe usted tener en cuenta que esta bendita imagen de la Virgen de los Reyes entra en Sevilla inmediatamente después de su reconquista por Fernando III, incluso antes que él mismo, que le deja este privilegio a la Virgen, así que es normal que en la ciudad se tenga gran cariño y respeto, y los sevillanos queramos regalarle, además de con nuestra devoción, con este tipo de títulos y honores.

—¿Qué opinión le merece que en los últimos años se recurra a suprimir la festividad de San Fernando en beneficio de un festivo en la Feria?

—Los verdaderos fieles, de todas formas, acuden a los actos de cultos de la urna de San Fernando tanto si es festividad local como si no lo es.

—Hay a quienes se les hace demasiado corta la procesión... ¿Retocaría usted algún detalle de la salida procesional de la Virgen de los Reyes?

—No tiene nada que retocar puesto que ya en 1958 se amplió la procesión. Hasta ese año entraba por la Puerta de San Miguel y a partir de ese año se extendió su recorrido para entrar por la Puerta de los Palos.

—Las manos de la Virgen siguen siendo una de las zonas más delicadas de esta talla gótica debido al desgaste producido por los besamanos. ¿Deberían atenuarse de algún modo los efectos de este acto de culto público?

—En absoluto. Sí se debe ser cauto, por contra, con los fieles a la hora del besamanos.

—¿Se espera alguna novedad en el cortejo para este año?

—No se espera ninguna novedad puesto que ya está bastante consolidada en su forma y en su tiempo. ~


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016