domingo, 21 abril 2019
17:49
, última actualización

La Virgen del Rocío completa la mitad de su recorrido en cinco horas

El retraso en media hora del tradicional salto de la reja sólo explica en parte que la procesión vaya tan retrasada respecto al año pasado

05 jun 2017 / 08:54 h - Actualizado: 05 jun 2017 / 13:25 h.
  • La Virgen en procesión por la aldea. / Manuel Gómez
    La Virgen en procesión por la aldea. / Manuel Gómez
  • Un momento del recorrido de la Virgen por las calles de la aldea almonteña. /Manuel Gómez
    Un momento del recorrido de la Virgen por las calles de la aldea almonteña. /Manuel Gómez

A punto de llegar a la hermandad de Huelva, la Virgen del Rocío recorre desde las 3.28 horas el Real de la aldea almonteña para saludar a todas las filiales. El retraso en media hora del tradicional salto de la reja sólo explica en parte que la procesión vaya tan retrasada respecto al año pasado. La cantidad de gente, al principio de la madrugada de este Lunes de Pentecostés -después fue bajando para repuntar a estas horas con los rocieros que se acercan a verla expresamente por la mañana-, y la presión sobre los almonteños que la llevan explican, según las mujeres que colaboran en la organización de la procesión, que las andas hayan caído continuamente durante la noche pese a haber efectuado una salida perfecta, que llevó a la Virgen del presbiterio de la ermita a la explanada en apenas 4 minutos.


Contenido relacionado:

FOTOS | Procesión de la Virgen del Rocío 2017


La Guardia Civil estableció un cordón que limitaba el acceso de público durante el Rosario de las Hermandades a la explanada y la puerta principal del santuario, lo que facilitó esta salida.

Desde la azotea de la casa de Huévar, repleta de niños, la Virgen recibió la primera petalada de la noche. En Villamanrique, ante la imposibilidad de abrir un pasillo en el momento de llegar la Virgen, la petalada se quedó a medias y el párroco apenas pudo comenzar el rezo de la Salve. En Hinojos, que volvió a adelantar su Simpecado hasta la esquina del Real, todo transcurrió con normalidad entre los temores de algunos hermanos a que se repitieran los sucesos del año pasado y la esperanza de que los almonteños volvieran a llevar a su Patrona hasta la puerta de su casa hermandad, como ocurría hasta el año pasado.

Triana disfrutó de una de los ratos más intensos y prolongados con la Virgen, que se acercó hasta dos veces a su Simpecado. En la casa de las camareras, Carmen Rocío Morales, subida en el paso, rezó la Salve varias veces y, sobre todo, alentó con sus vítores a los almonteños. En estos momentos, la Reina de las Marismas se aproxima a Huelva, el ecuador se su recorrido. Le falta pasar por las calles La romería, el Eucaliptal, las calles Almonte y Moguer y el saludo a la Matriz antes de regresar a su ermita, de la que volverá a salir para la procesión de Pentecostés el 21 de mayo de 2018.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016