sábado, 23 febrero 2019
18:44
, última actualización

Los argumentos de las hermandades del Martes Santo al rechazo del plan del Consejo

Una de las cosas que más sorprenden del estudio es el tono empleado por las hermandades para rechazar la propuesta del Consejo.

Juanmi Vega @Juanmivegar /
12 feb 2019 / 16:02 h - Actualizado: 12 feb 2019 / 16:44 h.
  • Las hermandades del Martes Santo rechazan el plan del Consejo
    Las hermandades del Martes Santo rechazan el plan del Consejo

Las hermandades del Martes Santo han hablado y han dejado claro que el plan del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla es «inviable».

Hay algunos puntos del informe que deja en mal lugar a los rectores de la calle San Gregorio: cruces complicados, velocidades imposibles, parones, horarios utópicos.... Además, se han utilizado los tiempos de paso del año pasado en lugar de usar los de 2017, que sería lo más lógico al volver la jornada a su sentido natural.

Sorprende el tono empleado en el estudio. Las Hermandades usan terminos como “inviable, arbitrario, discriminatoria, interesada, forzado, distorsión...

Las hermandades piden tres cosas al Consejo: que iguale o mejore la situación en comparación al año pasado y que ésta no sea un parche de un año, que respete el criterio de unanimidad y voluntariedad de las corporaciones y que ninguna de ellas resulte significativamente perjudicada.

El plan del Consejo echa por tierra las tres condiciones de las hermandades. Primero porque no mejora ni iguala la situación respecto al año pasado. Además, los horarios estarían tan cogidos con pinza (algunos, otros son un imposible) que esta solución sólo serviría para un año o dos. Segundo porque las hermandades han manifestado por activa y por pasiva su negativa a este plan. Y tercero porque casi todas salen significativamente perjudicadas, siendo los Estudiantes o San Esteban las que más, con parones o velocidades que no tienen sentido.

La propuesta de Martes Santo hecha por el Consejo, que como ya contamos en El Correo de Andalucía, no es nueva y así lo explican las hermandades, crea puntos conflictivos.

Uno de los puntos negros de la jornada antes de la prueba del año pasado era el eje Francos-Cuesta del Rosario-Alfalfa. El plan del Consejo lo que hace es «trasladar» ese punto a la zona Puerta de Jerez-Plaza del Triunfo-Postigo. Las Hermandades tendrían que cruzar entre sí por ese punto y que cualquier retraso o incidente en ese sector causa mucho «temor» a las hermandades.

Las cofradías seguirían entrando tarde. Eso de que con este plan las hermandades no iban a estar más tarde de las 2:30 se convierte en falacia cuando la Hermandad de la Bofetá dice que su palio no entraría antes de 3:20 horas, los Estudiantes harían el traslado de sus titulares a la capilla del rectorado por encima de las 2:30 y Los Javieres lo haría a las 2.50.

Los argumentos de las hermandades del Martes Santo al rechazo del plan del Consejo
Los argumentos de las hermandades del Martes Santo al rechazo del plan del Consejo

Las hermandades acusan al Consejo de «forzar» los horarios con la única intención de hacer viable algo que es «imposible» y que se ha intentado «vender como factible».

El primer problema al que se enfrentarían las hermandades, sobre todo Los Estudiantes, es un parón en la Plaza Nueva hasta la plaza de la Campana. Siguiendo los horarios habituales e históricos de la Hermandad de la Universidad y siguiendo el recorrido propuesto por el delegado, la hermandad tendría que salir 45 minutos más tarde de lo que el Consejo ha propuesto para que así no tenga que sufrir ese parón. El problema resulta que al salir a esa hora, la Hermandad del Cerro del Águila tendría que estar parada en la calle San Gregorio más de una hora, con el bloque que conllevaría a la jornada, pues «la Candelaria no saldría de la Catedral y por ende, Santa Cruz no podría atravesar la plaza del Triunfo».

Los argumentos de las hermandades del Martes Santo al rechazo del plan del Consejo
Los argumentos de las hermandades del Martes Santo al rechazo del plan del Consejo

Cada hermandad explica detalladamente cuales son sus objeciones al plan y que vamos a detallar a continuación:

El Cerro del Águila

La Hermandad critica que el tiempo de paso que le da el Consejo es sólo 9 minutos superior al que tuvo en 2017. La diferencia es que en estos dos años, la hermandad ha crecido en cortejo y lleva un paso más, extremo este último que el consejo no ha tenido en cuenta para la realización del plan.

Para poder transitar por el Arenal, el Cerro necesitaría más tiempo, ya que las calles son más estrechas, con lo cual necesitarían salir 15 minutos antes de lo que el Consejo estima.

Los Javieres

La Hermandad de Omnium Sanctorum explica que el horario de entrada que da el Consejo no se ajusta a la realidad. Desde San Gregorio estiman que la hora de entrada del palio sea las 2:15 de la madrugada pero la hora real serían las 2:50.

San Esteban

La primera denuncia que hace San Esteban es por la «distorsión total de los horarios del plan en más de 160 minutos». También, alegan desde la calle Águilas, que el plan parte con unas premisas que no se cumplen.

«La propuesta usa referencias y horarios del 2018 para proponer los del 2019, en lugar de aplicar los del 2017 que son los que más se asemejan a las circunstancias del año actual». Otra de las premisas que no se cumplen es la de la cercanía. El Consejo dijo que las que estuviesen más cerca de la carrera oficial serían las que cerrarían el día. San Esteban alega que «esa premisa sólo se cumple para las hermandades de Santa Cruz y los Estudiantes», puesto que San Esteban es la tercera más cercana a la Catedral y es la primera que hace estación de penitencia.

Otro de los inconvenientes es el recorte en los minutos para la ida. «En lugar de las tres horas necesarias para llegar al inicio de la carrera oficial, sólo se nos da 1 hora y 50 minutos para hacer un recorrido aún mayor que el del pasado año». También hay que recordar que la salida del palio de San Esteban, debido a su extrema dificultad, hace que el ritmo se ralentice.

Por último, la hora de entrada que da el consejo es totalmente errónea, ya que en San Gregorio le estiman que entre sobre las 22:40. Para ello, la propuesta del Consejo «invita a la Hermandad a ralentizar el ritmo de la cofradía a conveniencia con el único fin de que el horario de entrada que se nos propone parezca verosímil». La hermandad estima que, con este plan, se recogería a las 21:15.

Los Estudiantes

El primer pero que le pone la hermandad universitaria al plan es que «no es nuevo, siendo así rechazado unánimemente debido a su inviabilidad por razones técnicas».

También rechazan los horarios propuestos ya que «no obedecen en absoluto a la realidad ya que pretende aplicar el mismo tiempo a la salida que a la entrada».

La Hermandad de los Estudiantes argumenta que su velocidad es de 650 metros hora, lo que la convierte en una de las más rápidas de la Semana Santa. El consejo pretende que la salida de la Hermandad hasta la Plaza Nueva se haga en una velocidad de 1.330 metros hora, el doble de la velocidad actual. Después de este acelerón, la hermandad pasaría a recorrer 235 metros por hora, lo que supondría un parón en la zona de O´Donell con la Magdalena de más de una hora, eso sin contar lo acumulado de retraso en la jornada.

La vuelta de la Catedral se haría a 1027 metros por hora. Hay que considerar que los cuerpos, tanto de los nazarenos como sobre todo de los costaleros, ya están cansados. La Hermandad lo tacha de «irrealizable desde todos los puntos de vista, físico, técnico y humano».

Por último, los universitarios ven que la ponderación de los horarios viene motivada «por la necesidad de lograr la viabilidad de un plan imposible».

San Benito

La hermandad de la Calzá, para llegar a la Campana, acumularía un retraso de 20 minutos y se vería obligada a comprimir su cofradía en 130 metros, algo «físicamente imposible». Con los horarios propuestos, el retraso que puede dejar San Benito es «elevado» y luego lo acumularían las demás hermandades.

La Candelaria

El principal problema es «el cruce con la Hermandad de Santa Cruz en la plaza del Triunfo». Su cruz de guía tendría que estar parada entre 20 y 25 minutos. Para evitarlo, y según consta en el escrito de las hermandades, «el propio delegado de día nos indicó que teníamos que salir muy ligeritos, olvidando incluso que la Hermandad del Cerro nos precede».

Esta problemática se agravaría considerablemente y afectaría de lleno a Santa Cruz para llegar en hora a la Campana si la jornada sufriese algún retraso.

Dulce Nombre

La primera gran protesta es por el recorrido, que pasaría a los 2.100 metros de longitud. En 2017 recorrieron 1.630. Los 470 metros adicionales son «de mayor dificultad y exigencia en cuanto a organización y discurrir de los pasos». Este nueva variante lleva a la Hermandad de San Lorenzo a transitar por el Arco del Postigo.

También, el tiempo estimado para recorrer esos 470 metros más es de sólo 12 minutos, algo que obligaría a ir a la Hermandad de la Bofetá a una «velocidad irreal». Por ello, estiman que necesitarían 282 minutos para realizar la estación de penitencia, lo que fijaría la entrada en el templo a las 3:20 horas y no a las 2:30 como estimó el Consejo.

Santa Cruz

La Hermandad estima que habría un parón, como mínimo de la cruz de guía de «20 minutos».

Para ellos, la salida de la Catedral de la Virgen de la Candelaria a las 20:35 y el cruce en la plaza del Triunfo es «considerado imposible y claramente forzado para hacer viable la propuesta».

Por todo ello, las hermandades firmantes del documento piden volver al modelo de 2018 y para ello utilizan unas declaraciones del presidente del Consejo, Francisco Vélez, que comentó «el Martes Santo y toda la Semana Santa de 2019 tendría que ser igual que la última». El debate está servido.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016