jueves, 24 mayo 2018
23:38
, última actualización

Los comerciantes también se quejan del plan de seguridad de Semana Santa

El Ayuntamiento matiza que las medidas prevén evitar el consumo de alcohol en la vía pública, una medida idéntica a la que ya se aplica sobre negocios hosteleros

14 mar 2018 / 17:04 h - Actualizado: 14 mar 2018 / 23:04 h.
  • Agentes de la Policía Local ante el misterio de las Tres Caídas de Triana en la pasada Madrugá. / Manuel Gómez
    Agentes de la Policía Local ante el misterio de las Tres Caídas de Triana en la pasada Madrugá. / Manuel Gómez

Los establecimientos comerciales convencionales tampoco podrán favorecer el consumo de alcohol en la vía pública durante el paso de las procesiones. Los comerciantes han conocido a través de una carta remitida por el Servicio de Protección Ambiental del Ayuntamiento de Sevilla que tendrán prohibido vender «bebidas susceptibles de ser consumidas en la vía pública» desde una hora antes de la llegada de la cruz de guía. Una medida idéntica a la ya existente para negocios de hostelería y que será de aplicación en los locales situados entre las 49 calles afectadas por el cierre de bares durante la Madrugá.

La restricción ha causado cierto revuelo en el sector al considerar que la medida impide siquiera la venta de una lata de refresco o una botella de agua. Los comerciantes aseguraron que esta limitación es «un riesgo para la población» y, además, supondría «una caída de la facturación» en una semana crucial para este tipo de negocios. Además, los comerciantes criticaron que la Policía Local les advirtió de que las medidas «se cumplirían a rajatabla», pudiendo llegar al precinto del local.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento aseguraron que no es ese «el concepto» de la norma. En este sentido, fuentes del Gobierno local reconocieron que la redacción de la carta que se le ha hecho llegar a los comerciantes «puede ser algo confusa», si bien indicaron que solo se busca un respaldo jurídico para poder actuar contra los comercios que favorezcan el consumo de alcohol en la vía pública durante el discurrir de las procesiones y que el año pasado se detectaron algunos establecimientos de este tipo.

Las 49 calles afectadas

El presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla, Pablo Arenas, manifestó el pasado martes que el Ayuntamiento hispalense redujo de 62 a 49 el número de calles afectadas por el cierre adelantado de los bares durante la Madrugá y que también afectará a los negocios de la zona durante el resto de la Semana Santa tal y como se indica más arriba.

Las calles que se verán especialmente afectadas por el plan de seguridad impulsado por el Gobierno local están divididas en un total de seis sectores que son los siguientes:

Sector 1: Alfalfa, Pescadería, Huelva, Jesús de la Pasión, Villegas, Boteros, Péres Galdós (desde Alcaicería a Golfo), Ángel María Camacho, Odreros, Jesús de las Tres Caídas, Cuesta del Rosario, Entrecárceles y Francisco Bruna.

Sector 2: Almirantazgo, Arfe (desde Dos de Mayo a García de Vinuesa), Toneleros, San Diego, Adriano (desde Antonia Díaz a Valdés Leal) y Francisco López Borda.

Sector 3: Encarnación, Regina, José Luis Luque, Laraña, Martín Villa, José Gestoso, Orfila, Javier Lasso de la Vega, Villasís, Duque y Alfonso XII (desde Duque hasta El Silencio).

Sector 4: Alemanes, Hernando Colón, Argote de Molina, Placentines y Mateos Gago.

Sector 5: Reyes Católicos, San Pablo, Magdalena, Pastor y Landero, Zaragoza (desde Reyes Católicos a Doña Guiomar), Canalejas (desde Marqués de Paradas hasta Bailén), Murillo, Gravina, Julio César y Paseo Colón (desde Almansa a Reyes Católicos).

Sector 6: Puerta de Jerez, Méndez Núñez, Bilbao y Plaza Nueva.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016