sábado, 15 diciembre 2018
12:51
, última actualización

Un canto a la corona de La Paz

La cofradía del Porvenir inaugura una exposición con enseres de la coronación de su dolorosa

06 sep 2016 / 20:26 h - Actualizado: 07 sep 2016 / 17:28 h.
  • La restauración y enriquecimiento de la corona de la Virgen de la Paz han sido realizados en el taller de los Hermanos Delgado López. / Reportaje gráfico: Manuel Gómez
    La restauración y enriquecimiento de la corona de la Virgen de la Paz han sido realizados en el taller de los Hermanos Delgado López. / Reportaje gráfico: Manuel Gómez
  • Diadema que lucirá la dolorosa en su traslado del 24 de septiembre.
    Diadema que lucirá la dolorosa en su traslado del 24 de septiembre.
  • Lábaro de la coronación de Manuel Solana y diseñado por Fernando Aguado.
    Lábaro de la coronación de Manuel Solana y diseñado por Fernando Aguado.

Han pasado 75 años desde que Juan Fernández cincelara los primeros trazos de esta pieza. Es la misma corona de entonces pero con los matices que le ha dado el tiempo y la intervención de otros orfebres que la han enriquecido. Ahora se enfrenta, seguramente, a uno de los capítulos más relevantes de toda su historia: ser la presea que el arzobispo Asenjo ponga sobre las sienes de la Virgen de la Paz en su coronación canónica del próximo 1 de octubre.

Estos días de gozosa víspera en El Porvenir, la corona sigue siendo la pieza de gran valía artística y sentimental que aúna el amor de los devotos de la dolorosa. Como lo fue en 1974 cuando la restauró el taller de Villarreal o en la intervención de Orfebrería Andaluza en el año 2007. Entonces y, por supuesto, ahora. Una ocasión especial en la que el buen hacer de los Hermanos Delgado López ha permitido enriquecer la pieza, gracias a las generosas donaciones de los vecinos del barrios y los hermanos de la corporación, devolviéndole el diseño y algunos de sus trazos originales.

Una intervención que se ha centrado en la confección de cinco escudos con motivos referentes a la coronación, recuperando además la cruz de remate y el orbe. En cuanto al enriquecimiento, se han sumado nueve esmeraldas ovaladas de Colombia y un diamante natural de talla brillante de Zambia. Finalmente, en las doce estrellas que la enmarcan se han engastado una docena de diamantes sudafricanos. Piezas facilitadas por Riviere Estudio de Joyería.

La remozada corona es la pieza principal de la exposición que la hermandad de La Paz inauguró ayer en el patio central del Círculo de Labradores, en su sede de la calle Pedro Caravaca. Se muestra en el centro de la escena, con una amplia fotografía como fondo y escoltada por varios paneles explicativos en los que se desarrolla su historia y las distintas intervenciones que se le han realizado. Una muestra que inicia la cuenta atrás para el 1 de octubre, y en la que también se pueden contemplar otros enseres.

Entre ellos, el guion o lábaro de la coronación canónica que ha sido diseñado por Fernando Aguado –con claras referencias al particular paso de palio de la dolorosa del Porvenir– y bordado en hilo de plata fina en el taller de Manuel Solano. Junto a él se expone la diadema en plata de ley que ha realizado el taller de orfebrería de los Hermanos Delgado López y que lucirá la Virgen de la Paz en su traslado a la Catedral del 24 de septiembre.

El comisario de la exposición, Antonio López, explicó que se trata de «un canto de amor a la corona de la Virgen» en la que «se recogen fragmentos de vida de los artesanos y orfebres que han contribuido a esta joya de la Semana Santa». Además de estas piezas, la muestra incorpora unos códigos QR en los paneles explicativos en los que es posible escuchar marchas procesionales dedicadas a la dolorosa o ampliar la información en castellano e inglés. Hasta el sábado 10 de septiembre, de 10 a 14 y de 18 a 21 horas, podrá visitarse este pórtico patrimonial a la coronación de la Virgen de la Paz.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016